El 75% del consumo energético del nuevo estadio del Valencia CF debe ser sostenible para optar al Mundial

Imagen virtual del nuevo estadio.

El Mundial de fútbol del año 2030 que aspiran a organizar España y Portugal será el de la sostenibilidad al coincidir con un año simbólico, un horizonte en el que los líderes mundiales se comprometieron a mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados.

Como ha informado elDiario.es, el Gobierno valenciano anunció este lunes tras reunirse con representantes del Valencia CF, del Ayuntamiento y de Federación Valenciana de Fútbol que presentará la candidatura de València como posible sede para el Mundial al considerar que todas las instituciones están en disposición de garantizar el cumplimiento de todos los requisitos que exigen la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

De esta forma, tanto los responsables políticos como del club se comprometieron de forma implícita a finalizar la construcción del nuevo estadio del Valencia CF cumpliendo los mencionados mínimos que establece el organismo para todos los estadios que vayan a acoger partidos de la competición, entre ellos también en materia de sostenibilidad.

Como afirmó el director general de Deporte, Josep Miquel Moya, el coliseo dispondrá de un aforo mínimo de 60.000 asientos netos que es lo mínimo para poder optar a una semifinal. Teniendo en cuenta que la organización puede restar hasta un 10% del aforo global del estadio por cuestiones de seguridad y organización, el nuevo Mestalla deberá contar con una capacidad mínima de 67.000 espectadores, 1.000 más que el último proyecto presentado por el club al Ayuntamiento que preveía 66.000 ampliables a 70.000.

Además, según ha averiguado este diario, entre los requisitos que establecen la RFEF y la FIFA figura la exigencia de que al menos el 75% del consumo energético de los estadios sea sostenible. En el caso del Valencia CF, está previsto que la cubierta del coliseo de la avenida de las Cortes Valencianas incluya placas fotovoltaicas, para lo que el club ya está buscando una compañía que financie la infraestructura a cambio de quedarse con la explotación durante un plazo de tiempo determinado.

Además, como sede del Mundial, el nuevo Mestalla deberá incluir una iluminación del terreno de juego de un mínimo de 2000 luxes preferentemente en led.

El estadio deberá estar disponible para disputar partidos cada tres días, si fuera necesario, durante el Campeonato del Mundo y deberá estar disponible sin reserva de espacios (sin museos, tiendas, oficinas, palcos VIP) un mes antes del inicio de la competición.

18.000 plazas hoteleras

Por su parte, la ciudad también debe de garantizar una serie de compromisos como sede. Así, el Ayuntamiento se compromete a habilitar 10.000 plazas de aparcamiento en superficie los días de partido y otras 2.000 en aparcamientos públicos cerrados. También se garantizará la existencia de un mínimo de tres espacios de 3.000 metros cuadrados de acceso fácil, céntricos y con garantías de seguridad para las fan zone.

En cuanto al transporte público, se garantizará las 24 horas entre el aeropuerto, el estadio y el centro de la ciudad los días de partido y posteriores a cada partido y se procurará proporcionar transporte publico gratis para espectadores en posesión de entrada y para personal acreditado, incluido voluntarios.

Además, la ciudad se compromete a incluir una oferta mínima de plazas hoteleras en función del aforo del estadio. Para un campo de un mínimo de 60.000 espactadores, se debe habilitar un total de 18.000 plazas: 1.500 de ellas de cinco estrellas gran luxe, 2.000 de cinco estrellas, 4.000 de cuatro estrellas, 4.000 de tres estrellas y 6.000 de alojamientos turísticos. En todos los casos se deben de garantizar unos precios máximos por día y habitación que se actualizará según IPC en el año 2030.

El nuevo estadio, pendiente del convenio Ayuntamiento-Valencia CF

El reinicio de las obras del nuevo estadio del Valencia CF está a expensas del nuevo convenio que deben firmar el club y el Ayuntamiento. El pistoletazo de salida del nuevo convenio se producirá tras la reunión que mantendrán la semana que viene el alcalde de València, Joan Ribó, la vicealcaldesa, Sandra Gómez, y la concejala de Espacio Público responsable de las licencias, Lucía Beamud. La reunión estaba prevista para este viernes pero se ha retrasado por cuestiones de agenda.

Precisamente el Valencia CF se reunió el pasado viernes 16 de septiembre con técnicos de la Concejalía de Urbanismo para poner en común las condiciones que debe cumplir el coliseo para mantener los beneficios urbanísticos que estaban contemplados en la Actuación Territorial Estratégica (ATE) ya caducada, en concreto, los 40.000 metros cuadrados de edificabilidad terciaria en la parcela de Cortes Valencianas y los otros 40.000 metros cuadrados de edificabilidad terciaria en los terrenos de la avenida de Aragón.

Entre esas condiciones figura que el aforo del estadio debe llegar a 70.000 espectadores, aunque finalmente podría haber acuerdo cercano a la última propuesta del club que contemplaba 66.000 ampliables a 70.000, siempre y cuando se garantice un aforo neto de al menos 60.000 para poder acoger las mencionadas semifinales del Mundial.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats