Acuerdo entre el Ayuntamiento y el Valencia CF sobre la parte urbanística del convenio del nuevo estadio

Imagen virtual del nuevo Mestalla.

“Nosotros hemos mantenido reuniones durante estas semanas para terminar de cerrar las fichas, entendemos que ya hay un acuerdo y que por lo tanto en breve iniciaremos el expediente para establecer un marco de seguridad jurídica con respecto a cómo se tienen que ir desarrollando las obras del nuevo Mestalla y cómo se pueden ir aprovechando los derechos urbanísticos que es al final lo que hacen las fichas urbanísticas. Hacen una nueva ordenación en el nuevo estadio y en el viejo Mestalla una vez caducada la actuación territorial estratégica (ATE) y luego lo que para nosotros era muy importante condicionar el uso de los aprovechamientos urbanísticos a que se vayan cumpliendo las oobligaciones por parte del club”.

La vicealcaldesa de València y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Urbana, se ha pronunciado así este lunes preguntada por elDiario.es por la situación en la que se encontraba la aprobación de las fichas urbanísticas relacionadas con el nuevo estadio del Valencia CF, tras anunciar hace varios días que si el club no daba una respuesta al convenio presentado, el Ayuntamiento las aprobaría por su cuenta.

Finalmente, Ayuntamiento y club han ido de la mano, tal y como ha comentado Gómez: “Tenemos una posición que hemos querido compartir con el club y hemos querido hacer diversas reuniones para llegar a un texto consensuado, hablado y dialogado, pero sinceramente lo que tiene que ver con el uso de los derechos a medida que se van cumpliendo las obligaciones ahí había poco margen para cambiar”.

Sobre si se podía dar por hecho un acuerdo en la parte urbanística del convenio, Gómez ha insistido en que están teniendo “varias reuniones, sobre todo teniendo en cuenta que hay cuestiones como el diseño de cómo va a quedar la parcela del antiguo Mestalla que se está hablando, que se está terminando de cerrar, pero sí, esta semana se va a cerrar definitivamente todo”.

Gómez estará presente este viernes en la reunión que mantendrán representantes del Valencia CF, a petición del club, con el alcalde Joan Ribó, encuentro al que también asistirá el vicealcalde, Sergi Campillo, y la concejala de Epacio Público, Lucía Beamud.

En este sentido, Gómez se ha mostrado optimista sobre el resultado de la misma: “El Valencia CF tiene una ocasión magnífica para demostrar que tiene voluntad de acabar el nuevo estadio e intentar el viernes finiquitar el eterno debate público al respecto. Nosotros tenemos nuestra posición clara, pública y consensuada entre todos los grupos y yo creo que es una buena ocasión para que el club escenifique públicamente y me imagino que por eso habrán pedido una reunión pública, y entiendo que es porque tienen la intención de escenificar ya su compromiso por acabar el nuevo estadio”.

En cuanto a la parte del convenio relativa al aforo y las condiciones que deberá cumplir el nuevo estadio, la vicealcaldesa ha explicado que “es todo lo que refleja el convenio y en su día ya expusimos, pero no voy a hablar por boca del club porque no sé que van a comunicar públicamente el viernes”.

El borrador de convenio entregado al Valencia CF incluía un aforo de 70.000 espectadores, unas 1.000 plazas de aparcamiento y la solución técnica para poder instalar una pista de atletismo desmontable.

Fichas urbanísticas

Como informó elDiario.es, la primera parte del convenio, la urbanística, mejora las condiciones de la ATE. En concreto, en la parcela del viejo Mestalla se prevé sacar del subsuelo a una zona por determinar los 19.000 metros cuadrados de terciario, con el consiguiente aumento de rentabilidad para el club, mientras la ciudad ganará más zona verde en ese espacio que iba a estar ocupado por los accesos a la zona comercial. Eso sí, para justificar esta medida y el aumento de valor del suelo en superficie, se reducen levemente los metros cuadrados disponibles a 15.000.

Las fichas urbanísticas remitidas al Valencia CF fijan como primer requisito que la comercialización del terreno terciario del estadio de Corts Valencianes está condicionada a garantizar el polideportivo de Benicalap. Es decir, el club debe ingresar al Consistorio el coste actual de la licitación del proyecto (en torno a 9 millones de euros) para poder vender los 41.700 metros cuadrados de suelo terciario junto al nuevo estadio. Así, será la corporación municipal la que lo construya, una vez reciba el dinero.

En cuanto a las condiciones de gestión para la zona A (Antiguo Mestalla), el desarrollo del PAI de Mestalla se supedita a que se solicite y se otorgue la licencia de edificación de obras para la conclusión de la construcción del nuevo estadio y que se acredite por el promotor el efectivo inicio de tales obras.

Además, una vez aprobado dicho PAI y presentado por el urbanizador el Proyecto de Reparcelación, será también requisito necesario para la aprobación e inscripción en el Registro de la Propiedad de dicho Proyecto de Reparcelación (lo que permite empezar a vender las viviendas) “que las obras de construcción del nuevo estadio hayan finalizado y éste se encuentre en condiciones de ser puesto en funcionamiento, así como que se hayan ejecutado y recibido por el Ayuntamiento las obras de urbanización del entorno del Nuevo Estadio y se hayan ejecutado las medidas correctoras indicadas en el Estudio de Movilidad para la zona B ”Corts Valencianes“.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats