La portada de mañana
Acceder
Sanidad pisa el acelerador para ampliar la ley antitabaco a espacios al aire libre
CRÓNICA | Sánchez logra la reconexión emocional y política del PSOE
OPINIÓN | Los jueces Bovril, por Elisa Beni

València prorrogará dos años la contrata del alcantarillado, en el punto de mira del caso Azud

Operarios municipales desatascan el colector norte.

El mantenimiento del alcantarillado de València seguirá siendo responsabilidad de Acciona al menos durante dos años más. Así lo ha confirmado la concejala socialista del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, quien ha explicado que el contrato de la empresa, en el punto de mira de la Justicia durante la primera fase del caso Azud que saltó a la luz en 2019, finaliza en diciembre y por diversos motivos no se ha llegado a tiempo para sacar a licitación la nueva concesión, por lo que se aplicará la prórroga de dos años prevista en el contrato.

Según la edil, "aunque la idea era sacar a concurso la nueva concesión, finalmente no se ha llegado a tiempo por un lado por la pandemia, que ha obligado a centrar todos los esfuerzos en garantizar el buen funcionamiento de un servicio declarado esencial, y por otro por estar en fase de redacción diferentes proyectos de una enorme envergadura que se deben incluir en el contrato como inversiones".

Entre estos proyectos destaca la remodelación integral de todo el colector norte que sufrió un enorme atasco por las toallitas higiénicas, obra valorada en unos 30 millones de euros, y la construcción de seis depósitos de tormentas: "Estos proyectos optarán a financiación europea y hasta que no sepamos si reciben fondos y en qué cuantía, no podemos incluirlos en el nuevo contrato, por lo que ha sido materialmente imposible sacarlo a licitación antes de final de año por una cuestión de eficiencia en la gestión de los fondos públicos".

Valìa ha informado de que la nueva concesión se licitará por un periodo de 15 años a razón de 14 millones de euros al año, es decir, por un total de 210 millones de euros.

Sobre la relación con la empresa la edil ha comentado que es fluida y que siempre se ha mostrado colaborativa y abierta a solucionar los problemas que se van planteando, como fue el mencionado problema con las toallitas que atascaron el colector norte.

Como informó elDiario.es, agentes de la UCO de la Guardia Civil registraron en abril de 2019 la Central Operativa de Saneamiento (COS) ubicada en el Cabanyal y se llevaron contratos y facturas relacionados con la empresa Acciona.

La operación formaba parte de la primera fase del caso Azud por el que se investiga una trama de presuntas mordidas en el Ayuntamiento de València en la época del PP de Rita Barberá al frente del Consistorio, motivo por el que la Guardia Civil detuvo al abogado José María Corbín, cuñado de la exalcaldesa fallecida.

Las pesquisas apuntaban entonces al cobro de comisiones relacionadas con los contratos de alcantarillado de la ciudad y tras la operación, además de Corbín, quedaron como imputadas una docena de personas, entre ellas las tres hijas de Corbín y su mujer, Asunción Barberá, hermana y mano derecha de la ex primer edil de la ciudad durante sus años de mandato.

El Ayuntamiento, con Barberá a la cabeza, aprobó en julio del año 2006 la adjudicación del mantenimiento del alcantarillado a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Acciona Infraestructuras e Infilco SA. También se le adjudicó a Acciona la construcción del COS, que se inauguró en el año 2007.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2021 - 06:30 h

Descubre nuestras apps

stats