La Vall d'Uixó derriba la cruz de los caídos con apoyo de cuatro furgones de antidisturbios

Momento en el que es derribada la cruz de los caídos en la Vall d'Uixó

La retirada de la cruz de los caídos de La Vall d'Uixó (Castellón) se reanudó este miércoles a primera hora. La operación comenzó el martes, pero una multitud convocada por la Plataforma Salvemos la Cruz de la localidad -entre la que estaban representantes municipales y provinciales del PP- obligó al Ayuntamiento a interrumpir la operación.

"Paramos para garantizar la seguridad de las personas concentradas y nos vimos obligados a pedir apoyo a la Subdelegación del Gobierno", explicó Antoni Llorente, teniente de alcalde del municipio. El concejal añadió que las obras han podido reanudarse gracias a la presencia de "cuatro furgones antidisturbios y 45 miembros de la Guardia Civil" que han establecido un perímetro en torno a la cruz.

Llorente previó que la operación habría acabado al finalizar la jornada. El Ayuntamiento está gobernado por PSOE, Compromís y EUPV. A través de un comunicado emitido el martes, explicaron que su objetivo es cumplir la Ley de Memoria Histórica estatal y la Ley de Memoria Democrática autonómica.

La nota añadió que el Consistorio cuenta con el aval de "los informes de los funcionarios municipales", así como del "Comité de Expertos para la Valoración de Retirada de Vestigios Relativos a la Guerra Civil y de la Dictadura en la Comunitat Valenciana, que se reunió con los seis partidos políticos con representación municipal, asociaciones culturales y técnicos antes de emitir su dictamen".

El PP habla de "documentación incompleta"

También destacaron que durante esta legislatura se han eliminado varios símbolos franquistas de la localidad, incluido un escudo en la fachada de una iglesia que fue retirado por el Obispado de Segorbe -Castelló. Por su parte, el PP se mostró en contra de la retirada de la cruz porque es un "símbolo religioso" que fue despojado de su simbología franquista durante la Transición.

Este partido también aseguró que la documentación del expediente está incompleta y que la decisión no ha pasado por el Pleno. Explicaron que la Plataforma Salvemos la Cruz ha recogido 13.000 firmas de vecinos de la localidad. Por su parte, Llorente contradijo esta afirmación y aseguró que sólo entre 4.000 y 5.000 de estas firmas son de habitantes de Vall d'Uixó, porque una mayoría "fueron recogidas de manera electrónica".

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2018 - 10:52 h

Descubre nuestras apps

stats