Ximo Puig avanza que valorarán flexibilizar las restricciones la próxima semana, pero advierte de que "no habrá un cambio disruptivo"

Una terraza completa en el barrio de Russafa

"Llevamos un mes en el que la Comunitat Valenciana está por debajo de 50 casos de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes, lo que significa que estamos en una situación de riesgo bajo y eso nos hace fuertes ante la pandemia porque a medida que vamos aumento con la vacunación estamos en disposición de superarla mejor".

Así se ha pronunciado este sábado el presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, durante su visita al punto de vacunación masiva de València, situado en la Ciutat de les Arts i les Ciències, en la que ha estado acompañado por la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló.

Puig ha insistido es que por este motivo "vamos a continuar con la máxima prudencia", pero preguntado sobre la posibilidad de relajar las restricciones en el sector de la hostelería ha avanzado que esta semana se producirá una nueva reunión de la mesa interdepartamental en la que "se pueden flexibilizar en algunas de las cuestiones". Sin embargo, ha advertido de que no se puede pensar "en un cambio disruptivo, no se puede producir porque ha hecho mucho sacrificio toda la sociedad valenciana para que ahora se pueda dilapidar".

El jefe del Consell ha añadido que "el objetivo es llegar al verano en la mejor de las situaciones posibles, eso será lo mejor para la recuperación económica y social de la Comunitat".

Sobre la situación de la hostelería, Puig ha agradecido la resistencia de los sectores más afectados por la crisis sanitaria y ha asegurado que se van a poner en marcha las distintas ayudas, en concreto el Plan Resistir con 420 millones, y el plan Resistir Plus que serán otros 600 millones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps