eldiario.es

Menú

La extrema derecha se envalentona a tres semanas del 9 d'octubre con actos ilegales y pese a la presencia policial

Contramanifestaciones en Paiporta y Bétera -ambos ayuntamientos gobernados por Compromís- no comunicadas a la Delegación del Gobierno lideradas por José Luis Roberto, líder de España 2000, y miembros de Ultras Yomus en el último mes auguran un día de la Comunitat Valenciana peligroso

Delegación de Gobierno asegura que se ha reunido con la alcaldesa de Paiporta y lo hará con el ayuntamiento de Valencia esta semana en la Junta Local de Seguridad previa a la celebración del 9 d'Octubre

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han iniciado una investigación para identificar a los organizadores de la manifestación radical de este viernes y auguran sanciones administrativas y penales

- PUBLICIDAD -
Manifestantes de extrema derecha intentan boicotear l'Aplec del Camp de Túria.

Manifestantes de extrema derecha intentan boicotear l'Aplec del Camp de Túria.

La extrema derecha se prepara para el 9 d'Octubre con una campaña de acoso a las fiestas celebradas en municipios donde gobierna Compromís. Este viernes el líder de España 2000, José Luis Roberto, e imputados en las agresiones del 9O como el cronista Pepe Herrero  junto a un centenar de personas montaron una contramanifestación no comunicada a la Delegación del Gobierno para reventar l'Aplec del Camp de Túria, un pasacalle festivo organizado por la izquierda alternativa e independentista que se lleva organizando hace varios años.

La contramanifestación de los grupúsculos filofascistas no fue comunicada a la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana que montó un dispositivo para evitar altercados al haber detectado en redes sociales mvimientos de sujetos peligrosos. La presencia policial no evitó que los contramanifestantes se acercaran a los participantes en l'Aplec, les insultaran, intetaran boicotear el acto e incluso lanzaran huevos, como ha denunciado la organización de l'Aplec del Camp de Túria. No hubo identificaciones pero, según fuentes de la Delegación, han iniciado una investigación para identificar a los convocantes y aplicarles sanciones administrativas y penales.

La Delegación del Gobierno no puede prohibir este tipo de contramanifestaciones si son comunicadas pero sí evitar la cercanía o modificar itinerarios para evitat el boicot, algo que no ocurrió ayer. Con toda facilidad, los participantes en la convocatoria auspiciada por la extrema derecha camparon sus anchas e insultaron a pocos metros de distancia a los otros manifestantes con gritos como "guarros" o "perros". Tampoco hubo detenidos por parte de la Guardia Civil.

El acto de ayer se enmarca en una campaña de acoso a algunos ayuntamientos de Compromís y a algunos de sus cargos, como la propia vicepresidenta, Mònica Oltra, que tuvo que ir a juicio contra Roberto por una concentración de la extrema derecha frente a su domicilio particular. Uno de los objetivos es ahora la alcaldesa de Paiporta Isabel Martín, que tuvo que sufrir insultos de miembros de la extrema derecha, también liderados por España 2000, en las pasadas fiestas de verano. Ese día, ni policía nacional ni guardia civil hicieron acto de presencia. Sólo acudió la policía local que realizó un trabajo de contención. Tampoc hubo identificaciones.

El 22 de septiembre Roberto ha lanzado a sus seguidores en Facebook a acudir a Paiporta a una manifestación protaurina contra la alcaldesa de Paiporta. A esta concetración se ha sumado el PP local y a título personal su portavoz Vicente Ibor.

Fuentes de la delegación del Gobierno, ahora en manos del socialista Juan Carlos Fulgencio, explicaron que esta semana comenzarán las reuniones preparatorias con el Ayuntamiento de Valencia para garantizar la seguridad el 9 d'Octubre, con la intención de evitar las  agresiones indisciminadas de la extrema derecha que ahora investiga un juzgado por presuntos delitos de odio.

Además, añaden, la pasada semana se reunieron con la alcaldesa de Paiporta para, entre otros temas, abordar el acoso de la extrema derecha.

El mismo día del boicot a l'Aplec del Camp de Túria, un cargo socialista como el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, acudió a un acto donde se galardonaba al líder de la extrema derecha José Luis Roberto. 

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, con el líder de España 2000, José Luis Roberto, en un acto de agradecimiento a su empresa de seguridad.

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, con el líder de España 2000, José Luis Roberto, en un acto de agradecimiento a su empresa de seguridad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha