eldiario.es

Menú

VÍDEO

La extrema derecha se quita la careta en Valencia

Desde las agresiones protagonizadas por los ultras con motivo de la manifestación nacionalista del 9 d'Octubre del año pasado han sido varios los actos celebrados por organizaciones como España 2000

El objetivo de sus ataques (verbales, hasta el momento) ha sido principalmente Compromís, el partido de Mónica Oltra, y sus dirigentes

59 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Un grupo de ultras increpa a la alcaldesa de Paiporta durante su intervención

Un grupo de ultras increpa a la alcaldesa de Paiporta durante su intervención

Cada vez son más frecuentes las actuaciones públicas de grupos de extrema derecha en Valencia. La última de ellas, hace apenas unos días en Paiporta, cuando un grupo de ultras -entre quienes se encontraban miembros de organizaciones como España 2000 o Defenem Valéncia- se dieron cita en uno de los actos principales de las fiestas de la citada localidad para increpar y silbar a la alcaldesa, la valencianista Isabel Martín, durante su intervención antes del concierto que iba a ofrecer una de las dos sociedades musicales locales, la banda La Primitiva. La razón, una convocatoria realizada por una vecina vinculada a partidos de derechas para protestar por la "nefasta gestión" del equipo de gobierno municipal.

Pero, ¿por qué organizaciones de Valencia acuden a una protesta de carácter estrictamente local? La excusa es que el equipo de gobierno municipal, liderado por Compromís, programara una actuación del grupo Riot Propaganda, cuyas letras contienen una crítica política explícita, durante la programación de las fiestas en Paiporta. Sin embargo, la presencia de estos grupos ultras en esta localidad de la comarca valenciana de L'Horta Sud no es más que otra muestra de que estas organizaciones han decidido hacerse cada vez más visibles.

Un ejemplo de ello es España 2000, el partido que lidera el controvertido José Luis Roberto, que en los últimos tiempos ha pasado de celebrar actos polémicos pero muy concretos -como son los repartos de comida  "solo para españoles" en el barrio de Orriols, en Valencia, con una gran presencia de población inmigrante- a realizar hasta tres concentraciones contra dirigentes de Compromís en los últimos meses.

Así, en octubre del pasado año, un grupo de enmascarado se concentró a las puertas del domicilio de la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra. Allí, megáfono en mano,  acosaron a la líder de Compromís -que se encontraba en su casa con su familia- entonando  canciones "por la unidad de España", como la letra del himno de España que Pemán hizo durante el franquismo, y lanzando consignas contra los "independentistas". Aquel episodio acabó con José Luis Roberto y otros tres miembros de España 2000 absueltos de los delitos leves de amenazas, coacciones y falta de respeto a la autoridad por los que fueron juzgados.

El siguiente episodio de estas características tuvo lugar el pasado 25 de abril, día que se conmemora la derrota de las tropas del archiduque Carlos de Austria en la batalla de Almansa contra el ejército de Felipe V de Borbón (1707) y que supuso la pérdida de los fueros para los valencianos. Ese día, que conmemora el nacionalismo valenciano, un grupo de ultras convocados de nuevo por España 2000 se concentró a las puertas de la sede de Compromís en Valencia, lo que obligó a cerrar y desalojar el local para evitar incidentes. En esta ocasión, los participantes ya no llevaban el rostro cubierto.

El último episodio de este tipo (hasta la fecha) es el que tuvo lugar en Paiporta el pasado miércoles.

Las agresiones del 9 d'Octubre

En el origen de este aumento de actos protagonizados por la extrema derecha encontramos lo sucedido el 9 d'Octubre, Día de la Comunitat Valenciana, de 2017. Entonces, y en el marco de la tensión por el proceso secesionista y el referéndum del 1 de octubre en Catalunya, grupos de la extrema derecha valenciana reventaron la manifestación nacionalista celebrada en Valencia. Los ultras agredieron a algunos participantes en la tradicional marcha 'Per la llengua' convocada por colectivos valencianistas -además de a algún fotoperiodista-. Como relató uno de los agredidos, "no hubo enfrentamientos, fue la extrema derecha de cacería".

Estos ataques se han saldado, hasta el momento, con diecinueve detenciones de individuos relacionados todos con grupos de extrema derecha -como los ultras del Valencia CF, los conocidos Yomus-, algunos de ellos con antecedentes policiales por actuaciones violentas. La actuación policial -o más bien su falta de intervención durante los altercados- también fue objeto de críticas.

Precisamente, a poco menos de dos meses de la festividad del 9 d'Octubre falta por ver si se repetirán nuevos altercados. La extrema derecha parece que está preparando el terreno, aunque nada tienen que ver (por ahora) las actuaciones extremadamente violentas protagonizadas por los ultras en octubre del pasado año con las acciones promovidas por organizaciones como España 2000 o Defenem Valéncia hasta el momento. Veremos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha