Urkullu plantea un posible toque de queda a las 20.00 horas y reuniones de no más de cuatro personas

El lehendakari, Iñigo Urkullu, en una entrevista con la Cadena SER

El lehendakari, Iñigo Urkullu, diagnostica que aunque "comparativamente" haya países o comunidades autónomas con tasas de incidencia de la COVID-19 más altas la situación de Euskadi es de "extrema gravedad" y ha aventurado que la evolución irá "a peor" en los próximos días porque todo parte de una Navidad más "desinhibida" de lo recomendable. En este contexto, de cara a la reunión de este miércoles del consejo interterritorial que sienta al Ministerio de Sanidad con los consejeros autonómicos, Urkullu ha deslizado en la Cadena Ser que su propuesta es retocar el estado de alarma vigente para adelantar el toque de queda a las 20.00 horas. También ha planteado como deseable reducir de seis a cuatro el máximo de integrantes posibles en reuniones en bares o en la calle.

Mueren otras seis personas este fin de semana en las residencias vascas y se detectan 30 nuevos positivos

Mueren otras seis personas este fin de semana en las residencias vascas y se detectan 30 nuevos positivos

Urkullu lo ha hecho a su manera, dando a entender que una solución consensuada con las zonas colindantes será mejor aunque no sea la propuesta exacta que defiende Euskadi. Es más, ha indicado que en Navidad accedieron a flexibilizar medidas más allá de lo que quisieron precisamente por preservar ese acuerdo general. En todo caso, el lehendakari ha insistido en que ya ha pedido en varias ocasiones tener más margen para limitar la movilidad nocturna que el tramo de las 22.00 a las 6.00 horas. También ha demandado exprimir todas las opciones para evitar el "confinamiento total". Éstas son las medidas actualmente en vigor.

Por otra parte, el lehendakari ha negado que vaya a haber trato de favor para Bilbao en caso de que, como parece, en los próximos días entre en alerta roja por alta transmisión comunitaria, es decir, que tenga una tasa de incidencia de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Eso le supondría el cierre de la hostelería, el confinamiento de ámbito municipal y restricciones para la práctica deportiva. Por el momento, son 32 las localidades más pequeñas que ya están en esa situación.

Según ha explicado, la próxima reunión prevista de la mesa de crisis de la emergencia sanitaria (un órgano conocido como Labi, por sus siglas en euskara) está fijada en la agenda para el 27 de enero. En todo caso, el comité técnico que lo asesora se reúne con mayor frecuencia y Urkullu ha garantizado que si los datos requieren adelantar la toma de decisiones así se hará.

Etiquetas
Publicado el
18 de enero de 2021 - 22:57 h

Descubre nuestras apps

stats