Vitoria cerrará por segundo año la Virgen Blanca para evitar aglomeraciones con la suspensión del Celedón

Dispositivo policial el 4 de agosto de 2020 en Vitoria

Sin Celedón por segundo año consecutivo por la alta incidencia de la COVID-19, la Ertzaintza y la Policía Local de Vitoria fortificarán en la tarde del 4 de agosto -y posiblemente también en la noche del 9- la plaza de la Virgen Blanca, que en años normales congrega a decenas de miles de personas para el arranque de las fiestas de La Blanca. “No son días para fiestas ni para no fiestas”, han avisado en una comparecencia conjunta para presentar el plan especial de coordinación el vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, y el alcalde de la ciudad, Gorka Urtaran. Toca “priorizar la salud personal y colectiva” por mucho que haya "intensidad" en el "sentimiento gasteiztarra", han incidido después de que en localidades como Hernani, Irún o Markina-Xemein se hayan multiplicado los contagios después de sus supuestas no fiestas.

La Ertzaintza apunta a una "pandilla violenta" que opera en el gran Bilbao como responsable de la paliza de Amorebieta-Etxano

La Ertzaintza apunta a una "pandilla violenta" que opera en el gran Bilbao como responsable de la paliza de Amorebieta-Etxano

El alcalde Urtaran ha insistido en su llamamiento a la “prudencia” y a la “colaboración ciudadana” ya que, aunque habrá dispositivos especiales para evitar aglomeraciones, revisar el correcto uso de las mascarillas y controlar que no haya botellones o consumo de alcohol en la vía pública, no se puede poner un agente detrás de cada vitoriano o visitante del 4 al 9 de agosto, que es el calendario habitual de La Blanca. “Los únicos actos oficiales serán conciertos y actividades realizadas por el Ayuntamiento, los cuales serán controlados por el propio Ayuntamiento en lo referente al aforo y distancia de las personas participantes”, sostienen desde el Gobierno local, que ha ido ajustando su programa conforme ha ido evolucionando la situación epidemiológica.

Lo que está claro es que “no habrá bajada de Celedón”. “Y para evitar incidentes se ha decidido el cierre perimetral de la plaza de la Virgen Blanca con vallado y con persona de la Ertzaintza y de la Policía Local”, han explicado Urtaran y Erkoreka, que se han reunido con sus respectivos equipos políticos y policiales. Concretamente, habrá 54 efectivos de la Policía autonómica y 28 del cuerpo municipal. ¿Qué se hará? Como el año pasado, se vallará entre las 15.00 y las 19.00 horas del 4 de agosto el acceso al que suele ser el corazón de la fiesta. En ese perímetro no podrá haber terrazas de hostelería. En 2020, a pesar del simbolismo del momento y que la incidencia era mucho más baja, no hubo mayores problemas.

Erkoreka ha hecho extensivo el mensaje a Vitoria a todo el territorio. Es un mensaje “conjunto, claro y contundente”. “No podemos bajar la guardia” ante un “virus criminal”, ha dicho el vicelehendakari, que ha subrayado que la variante delta del Sars-Cov-2 “multiplica” la capacidad de contagio del coronavirus. Urtaran, que también es presidente de Eudel, la entidad que aglutina a todos los municipios, ha apostillado que quizás la pandemia está suscitando mayor "irascibilidad" en algunos comportamientos.

Etiquetas
Publicado el
29 de julio de 2021 - 19:04 h

Descubre nuestras apps