eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Las consecuencias electorales de Luis Bárcenas

Los datos parecen indicar que el caso Bárcenas está pasando una factura considerable al Gobierno. Sin embargo, la principal causa del retroceso electoral del PP en las encuestas parece seguir siendo el desgaste producido por la gestión de la crisis económica.

Los psicólogos aconsejan que, cuando se trata de malas noticias, es mejor darlas todas juntas y evitar a toda costa la tentación de dosificarlas. Y eso es así porque el efecto que tiene la acumulación de noticias negativas es decreciente: el disgusto que nos genera conocer dos malas noticias juntas no es el doble que la que nos genera una sola. En España, los personajes envueltos en casos de corrupción parecen conocer a la perfección este principio. Primero fue Diego Torres en el caso Urdangarín y ahora Luís Bárcenas en la trama de financiación ilegal del PP. En ambos casos, los protagonistas han sabido que la mejor estrategia para dañar a sus viejos socios es seguir la política de dosificación de malas noticias. Con ello, han conseguido aumentar y prolongar el disgusto ciudadano tanto con la Corona como con el Gobierno de Mariano Rajoy.

La estrategia del gota a gota utilizada por Bárcenas se está convirtiendo en un verdadero quebradero de cabeza para el PP. El hecho de que sea ahora El Mundo el que ofrezca los escándalos por fascículos es particularmente relevante. Como comentábamos en este otro artículo, los ciudadanos se suelen mostrar cínicos con la corrupción porque suelen percibirla como una intoxicación partidista por parte de unos medios sectarios y politizados. Pero cuando los disparos también provienen de fuego amigo, es de esperar que los escándalos ganen credibilidad entre los ciudadanos y, por lo tanto, tengan mayores consecuencias electorales.

¿Quiere decir que el caso Bárcenas se está traduciendo en un fuerte desgaste electoral para el PP? Para efectuar una primera aproximación, disponemos de la última encuesta del GESOP (no nos cansaremos de agradecer su ejercicio de transparencia al dejar en abierto su matriz de datos). En esta encuesta se pregunta a los españoles si consideran que el caso Bárcenas es una trama de financiación ilegal organizada por el PP o sólo responde a actos aislados cometidos exclusivamente por el extesorero del partido.

El PP es consciente de que para minimizar los costes del Caso Bárcenas debe presentarse como una víctima y no como cómplice. Para ello, debe convencer a su electorado de que se trata de irregularidades cometidas por una sola persona al margen (y a costa) del partido. Por ahora parece que el PP ha tenido un éxito más bien modesto. De entre los que votaron al PP en 2011, son de hecho mayoría (un 58%) los que piensan que el caso Bárcenas no consiste en irregularidades cometidas individualmente por el tesorero, sino que estamos ante una trama organizada que afecta a todo el partido.

Se trata de un porcentaje nada desdeñable que nos está indicando que el escándalo puede tener importantes consecuencias electorales. Pero, ¿es así? ¿los que consideran el caso Bárcenas como una trama organizada por el PP están realmente dando la espalda al Gobierno?

En el gráfico, mostramos el efecto que está teniendo el caso Bárcenas sobre la probabilidad de dejar de votar al PP. Fíjense en el gráfico de la izquierda. La línea continua muestra la probabilidad de abandonar al PP entre aquéllos que consideran que existe una trama dentro del partido y la línea discontinua la probabilidad entre los que sólo responsabilizan a Bárcenas o no saben.Calculamos cómo cambia esa probabilidad en función de la ideología de los exvotantes del PP (la gran mayoría de ellos son de centro-derecha y centro).



El gráfico muestra que entre los exvotantes del PP de centro-derecha que creen que existe una trama que afecta a todo el PP, la probabilidad de que hoy no voten al PP es de 0,4. Dicho de otro modo, nuestras estimaciones apuntan a que el 40% de este grupo no votaría al PP si hubiera hoy elecciones. En cambio, las fugas del PP entre los que exoneran al partido y sólo responsabilizan a Bárcenas, es notablemente inferior (en torno a un 20%). En el caso de los votantes de centro la diferencia es aún mayor: en torno a un 60% de los que creen que el caso Bárcenas es una trama organizada dejarían de votar al PP, mientras que lo abandonarían "sólo" un 35% de los que creen que es un caso que afecta exclusivamente al ex-tesorero. 

En este sentido, los datos parecen indicar que existe una clara relación entre responsabilizar al PP de una trama de financiación ilegal y dejar de votar a este partido. Pero ¿es este efecto mayor o menor que el efecto de la evaluación de la gestión económica del PP? ¿Importa el caso Bárcenas más que la economía? Según la encuesta de GESOP, un 42% de los que votaron en 2011 al PP desaprueban la actuación del gobierno para salir de la crisis. El gráfico de la derecha muestra cómo esta valoración afecta a la probabilidad de "abandonar" al PP. 

La comparación de los dos gráficos es muy reveladora: desaprobar la gestión económica del PP tiene unos efectos mucho mayores de los que genera el caso Bárcenas. Si nos centramos en los ciudadanos de centro que votaron al PP en 2011, vemos que alrededor del 25% de los que aprueban la gestión de Rajoy no le volverían a votar en unas futuras elecciones. Sin embargo, esta cifra aumenta a casi el 80% entre los exvotantes del PP que desaprueban la gestión. No hay duda de que la economía tiene unos efectos mucho más nocivos para el Gobierno.

Resumiendo. Las encuestas parecen indicar que el caso Bárcenas está, en efecto, pasando una factura considerable al Gobierno. Los exvotantes del PP que consideran que existe una trama de financiación irregular tienen una mayor tendencia a declarar que no volverían a votar a este partido. Pero si quieren buscar las causas del importante retroceso del PP en las encuestas, no deberían buscar demasiado en la contabilidad B del partido. El desgaste del gobierno se explica muy especialmente por la percepción generalizada de una mala gestión de la crisis. Así lo creen tres de cada cuatro españoles y casi la mitad de los exvotantes del PP. Con el permiso de Bárcenas, cuando se trata de decidir nuestro voto, la economía sigue importando mucho más que la corrupción.


-------

Nota técnica 1. Usamos como indicador de intención de voto el voto más simpatía calculado por GESOP, dada la poca propensión de los encuestados a expresar una intención de voto directa en el contexto actual. De haber usado la intención directa de voto, las probabilidades de abandonar el PP serían aún mucho mayores. 

Nota técnica 2. La relación entre la valoración del caso Bárcenas y la probabilidad de abandonar el PP es estadísticamente significativa incluso después de tener en cuenta el efecto de demás variables consideradas (la evaluación de la gestión económica, la ideología, la edad, el sexo, y el nivel de estudios). 

Nota técnica 3. El trabajo de campo de la encuesta de GESOP de la que proceden los datos se realizó entre el 25 y el 28 de Junio, es decir, antes de la entrada en prisión de Luis Bárcenas y de sus últimas revelaciones ante los medios de comunicación y la Audiencia Nacional.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha