eldiario.es

Menú

La Diputación de Valencia reduce su endeudamiento del 50% al 44%

La cuenta general para 2016 -con 449 millones de ingresos- consolida la política de crear menos planes con más recursos y más autonomía municipalista y la apuesta por crear empleo

La reagrupación de recursos permite la dotación de las tres nuevas áreas de Igualdad, Transparencia y Mancomunidades y Comarcalización y el servicio de Inclusión Social

Toni Gaspar anuncia una nueva fórmula de reparto para los planes de obras y servicios y la reducción de los convenios singulares que se adaptarán a las necesidades reales de los municipios.

- PUBLICIDAD -
El diputado de Hacienda y el alcalde de Faura, Toni Gaspar

El diputado de Hacienda y el alcalde de Faura, Toni Gaspar

La Diputación de Valencia apuesta para 2016 por la creación de menos planes para dar más recursos y más autonomía de inversión a los municipios valencianos, según ha informado este martes el diputado de Hacienda y vicepresidente segundo, Toni Gaspar, en una comparecencia ante los medios de comunicación, en la que ha dado cuenta de las grandes líneas estratégicas del Presupuesto General, con una apuesta por los servicios sociales y la creación de empleo.

La aprobación del presupuesto está prevista en el pleno del dia 29 con el objetivo de dar tiempo a la oposición a conocer los números para 2016 y abundar, así, en la transparencia del gobierno facilitando la tarea de la oposición, Gaspar informó que las cuentas del año que viene ascienden a 448.955.481,89 euros, con una reducción de un 1,35% derivado de eliminar cualquier tipo de activo financiero como ingreso.

No obstante, con la "reagrupación de esfuerzos", se han presupuestado los gastos derivados de la creación de las nuevas áreas que responden a la política social de Diputación. En este sentido destacan la Igualdad, la Transparencia, Mancomunidades y Comarcalización y el nuevo servicio de Inclusión Social, que junto a los Servicios sociales Generales sube un 20%.

Gaspar ha puesto el acento en que la cuenta general de la Diputación supone la consolidación de la nueva política municipalista que pasa por dar la mayoría de edad a los municipios. “Menos planes, más recursos y más autonomía”, ha insistido el diputado socialista, quien ha detallado esta filosofía general, así como el gran crecimiento que experimentarán los Planes Provinciales de Obras y Servicios (PPOS), establecidos, no desde los objetivos que fije la Diputación, sino a partir de las necesidades reales de los pueblos. Gráficamente, Gaspar expresó que ya no vale decir “esto lo pagamos nosotros”. “Los recursos de la Diputación –ha insistido- no son del Gobierno ni de los ayuntamientos son de los ciudadanos. Nuestro único objetivo son ellos, ese es el criterio principal de estos presupuestos”.

Además ha explicado que la fórmula de reparto de estos planes de inversión para los ayuntamientos, que está en vigor desde hace décadas, será remodelada a partir de criterios objetivos y teniendo en cuenta variables que se adaptan a la nueva situación y respondiendo a los valores de transparencia y equilibrio y responsabilidad en la gestión.

Reducir los convenios singulares

Respecto a la deuda de la corporación, el vicepresidente de Hacienda tras comentar que “el único problema que tiene la deuda es que se convierta en un problema y para nosotros no lo es”, ha informado que el porcentaje pasará del 50% al 44% cuando concluya el año 2016.

Otra novedad que traen los presupuestos es que el capítulo de convenios singulares, es decir, transferencias no regladas a los municipios, se va a reducir de 10 millones a 4 en aras a la transparencia en la gestión y ajustar adecuadamente la inversión, toda vez que los convenios singulares han de responder a situaciones concretas y necesidades concretas, mientras que las ayudas regladas se distribuyen a partir del cumplimiento de unas bases de ejecución que se hacen públicas y con las que concurren todos los municipios.

Gaspar ha precisado que la Diputación de Valencia, como todas, cuenta con unos ingresos fijos y constantes procedentes del Estado en un 95% y queda el 4,14% supeditado a la gestión variable del resto de recursos procedentes de tasas e ingresos patrimoniales.

La corporación presidida por Jorge Rodríguez incrementará la dotación del Plan de Ocupación y además se verá incrementado  en cuanto sea posible disponer de la liquidación del presupuesto de 2015, como ocurrió con el remanente positivo de 2014 que se destinó a los Planes Financieramente Sostenibles.

El vicepresidente segundo ha explicado, de todas formas, que el presupuesto es un documento vivo, que se desarrolla en torno a las líneas estratégicas políticas trazadas desde el primero momento, pero que se adapta a las nuevas prioridades que puedan surgir a lo largo del ejercicio presupuestario y respondiendo a las necesidades reales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha