eldiario.es

9

La crisis reduce a la mitad la acogida de niños saharauis en Andalucía

De 2008 a este verano, los pequeños saharauis que participan en Andalucía en el programa solidario 'Vacaciones en Paz' han descendido en un 51%.

Los recortes en las subvenciones públicas a las asociaciones que traen a los niños y la crisis que afecta a las propias familias de acogida son las razones fundamentales de esta reducción.

"Solidaridad hay mucha pero se necesitan medios económicos", señalan desde la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara.

Un grupo de niños saharauis que pasarán este verano en acogida con familias en Córdoba.

La situación de crisis económica generalizada que afecta al país ha provocado la reducido en un 51% el número de niños saharauis que, a través del programa 'Vacaciones en Paz', son acogidos en Andalucía durante los meses de verano para proporcionarles revisiones médicas y fortalecer los lazos solidarios con esta población.

Precisamente en estos días están llegando a distintos puntos de la geografía andaluza los cerca de 1.171 niños y niñas saharauis que en este verano de 2013 se van a beneficiar de la acogida en familias, mientras que en 2008, al inicio de la crisis, ese número fue más del doble: 2.400 niños.

La crisis económica ha hecho que, paulatinamente, año a año desde 2008, la cifra de menores saharauis que han venido hasta Andalucía a través de este programa solidario se haya visto reducida. Así, según los datos ofrecidos cada año por la Federación de Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara, en 2009, vinieron 2.154 niños, en 2010 se bajó a los 2.000, en 2011 fueron 1.649, en 2012 llegaron 1.415 y este año 2013, en el que el programa 'Vacaciones en Paz' cumple su vigésimo aniversario, la cifra se ha rebajado hasta los 1.171 pequeños. Muy lejos quedan, allá por el verano de 2005, los 9.000 menores que llegaron desde los campamentos del Sahara para pasar un verano con familias andaluzas.

Recortes en las subvenciones

Las razones fundamentales de esta reducción del número de niños saharauis en acogida durante el verano tienen que ver directamente con la crisis. La principal, la rebaja en la cuantía de las subvenciones que las administraciones públicas ofrecen a las asociaciones que en cada provincia se ocupan del proceso de acogida de los pequeños, señalan desde la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara.

Los recortes en las partidas presupuestarias de subvenciones de ayuntamientos y diputaciones provinciales, de las que se surten las asociaciones de acogida de los pequeños saharauis, han hecho que éstas se vean en la necesidad de ajustar sus presupuestos y sacar dinero de otro lado para intentar mantener el máximo número posible de plazas en este programa de verano.

Un grupo de niños saharauis que pasarán este verano en acogida con familias en Córdoba.

Así, desde la Federación cuentan cómo ahora "hay algunos ayuntamientos que aún pueden aportar una subvención pero la mayoría nos ofrecen instalaciones u otro tipo de recursos", para hacer posible el programa de 'Vacaciones en Paz' este verano en cerca de 400 municipios de toda Andalucía, explica su presidenta, Ángeles Ariza.

Asimismo, las distintas asociaciones buscan recursos en otras entidades y en empresas privadas, como es el caso de la Fundación Cajasur en Córdoba o la colaboración de clínicas oftalmológicas para realizar una revisión ocular a los niños y de ópticas que les regalan las gafas que necesitan.

Familias afectadas por la crisis

Pero otra razón fundamental contra la que luchan las distintas asociaciones es la reducción del número de familias de acogida que, afectadas también por la crisis económica, no pueden hacer frente como en años anteriores a hacerse cargo durante el verano de un "hijo" más. Ahora, incluso, las asociaciones tienen que hacer un trabajo extra para buscar familias de acogida. "Nuestras familias de acogida son, fundamentalmente, familias trabajadoras. Y ahora, con la crisis, lo que tenemos en muchos casos son familias desempleadas", indica Ariza.

"Solidaridad hay mucha pero se necesitan medios económicos", apunta en este sentido Arturo Falcón, vicepresidente de la Federación y presidente de la Asociación de Amigos de los Niños Saharauis en Córdoba, donde han llegado 125 pequeños. Y cuenta cómo, en el caso de algunas familias, "ahora también aportan dinero para poder mantener el programa de 'Vacaciones en Paz', cosa que antes no era necesaria".

"Es un éxito traer a 1.200 niños tal y como está la situación"

"Para nosotros es un éxito, tal y como está la situación, poder traer a 1.200 niños este verano", señala la presidenta de la Federación. "Estamos muy satisfechos por poder mantener el compromiso de tantas familias de acogida y afrontar así de una manera muy coherente la situación de crisis que afecta absolutamente a todo", añade.

Y hace una reflexión: "A lo mejor ha supuesto más esfuerzo traer estos 1.200 niños en este verano que a los 2.400 niños en el año 2008". Porque la situación de crisis afecta a todos los ámbitos y "aunque sigue habiendo apoyo de las instituciones,  ha cambiado el sistema entero y nos hemos adaptado a las circunstancias".

Por eso, durante todo el año realizan actividades dedistinto tipo a través de las cuales recaudar fondos para este programa de verano, de manera que se mantenga el mayor número posible de niños que viajan hasta Andalucía en estos meses y que ya llevan varios años pasando el verano aquí.

Por provincias, este año Sevilla encabeza el ranking de acogida con 305 niños, seguida de Cádiz con 259, Córdoba con 125, Granada con 118, Jaén con 106, Huelva con 104, Málaga con 84 y Almería con 70 pequeños.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha