La Junta encarga un informe jurídico sobre su competencia para pedir la titularidad de la Mezquita

Un total de 12.000 firmas piden a la Unesco que evite que el Obispado "se apropie de la Mezquita-Catedral"

Después de dos semanas con el debate

La hoja de ruta para que la Mezquita de Córdoba sea de titularidad pública

La hoja de ruta para que la Mezquita de Córdoba sea de titularidad pública

público abierto sobre la titularidad de la Mezquita-Catedral de Córdoba, la Junta de

Andalucía ha sido la primera administración en dar un paso al frente al

respecto. Este viernes, ha anunciado que ha

encargado un informe jurídico para conocer si es competente para reclamar la titularidad

pública del monumento.

La delegada de la delegada del Gobierno andaluz

en Córdoba, Isabel Ambrosio, ha explicado que esta

administración "lo que ha hecho

ha sido encargar un informe jurídico para ver si es competente", con el fin de solicitar

la gestión o la titularidad de la Mezquita-Catedral de Córdoba.

De hecho, la Junta de Andalucía,

junto a la UNESCO, es a quien se dirige el manifiesto de la plataforma ciudadana que reclama la gestión pública del monumento. Y a ella se le solicita que intervenga con el fin de "evitar que el Obispado de

Córdoba se apropie de la Mezquita-Catedral de Córdoba".

Ambrosio, que ha admitido que "a título

personal" ya ha firmado el manifiesto de apoyo a la plataforma para que el monumento "sea de todos", ha explicado que, con

el informe jurídico encargado, la Junta ya se ha hecho eco de esta

demanda ciudadana que en poco más de dos semanas ha reunido más de 80.000

firmas a través de change.org.

En ese mismo

sentido, Ambrosio ha asegurado que si el informe jurídico señala que "le

compete a la Junta de Andalucía" la posibilidad de reclamar la titularidad

pública del monumento, el Gobierno andaluz "hará todo lo que tenga que hacer",

aunque no ha entrado en más detalles al respecto.

La apropiación del monumento le costó 30 euros a la Iglesia

La apropiación del monumento le costó 30 euros a la Iglesia

Cabe recordar que

fue en 2006 cuando el Obispado de Córdoba inscribió la Mezquita-Catedral

a su nombre en el Registro de la Propiedad. Apropiarse así en apariencia de

este monumento considerado Patrimonio Mundial le costó solo 30 euros gracias a dos

artículos de la Ley Hipotecaria franquista que daba categoría de administración

pública a la Iglesia católica y que posibilitó que, con la sola firma del

obispo, fuera suficiente para registrar a nombre de la Iglesia un bien público

no registrado hasta la fecha.

Pero ahora, la Plataforma Mezquita-Catedral se ha levantado

desde la iniciativa ciudadana contra esta apropiación del monumento. Las firmas

recogidas como apoyo social, la adhesión a sus objetivos de personalidades de

relevancia en el mundo de la cultura y el pensamiento a nivel estatal, así como

una hoja de ruta prevista a nivel administrativo y político, se suman a la vía

jurídica en la que se basan para señalar que la inmatriculación de la Mezquita-Catedral

por parte de la Iglesia es inconstitucional por ampararse en dos artículos de la Ley Hipotecaria franquista que van contra los principios

de igualdad y aconfesionalidad del Estado.

"Hace 30 años que la

Mezquita-Catedral de Córdoba fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, no

solo por su extraordinaria riqueza y complejidad sino especialmente por

tratarse de un paradigma universal de concordia entre culturas", explican en el

texto firmado ya por miles de ciudadanos.

Y argumentan: "Ante los continuados

intentos de apropiación jurídica, económica y simbólica por el Obispado de

Córdoba, incumpliendo gravemente los principios que inspiraron dicho

reconocimiento, desde la ciudadanía pedimos la intervención de las

administraciones públicas y de la Unesco con el fin de preservar del peligro

que corre su declaración como Patrimonio Mundial”.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2014 - 14:45 h

Descubre nuestras apps

stats