PSOE y Ciudadanos evitan la celebración de un pleno extraordinario en el Parlamento andaluz

diputacion permaente
  • La Diputación Permanente aprueba la convalidación del primer decreto ley aprobado en julio que rebaja en gran medida el impuesto de sucesiones y donaciones

El Pleno puede esperar. Es lo que han venido a decir los representantes de PSOE y Ciudadanos en la Diputación Permanente del Parlamento de Andalucía, cuyos nueve votos este martes han impedido la celebración dentro de unos días de una sesión extraordinaria del Pleno de la Cámara, frente a ocho a favor. Desde el punto de vista legislativo, ha quedado convalidado el primer decreto ley por el que se rebajará en gran medida el impuesto de sucesiones y donaciones en la comunidad autónoma, aprobado hace menos de un mes.

El PP había propuesto la convocatoria urgente para que el Consejo de Gobierno compareciese fuera del período ordinario de sesiones para informar sobre las "incidencias producidas en el Servicio Andaluz de Salud durante los meses de verano de 2016 debido a la falta de personal y servicios" y sobre la situación de los interinos de la educación en Andalucía de cara al inicio del curso 2016/2017 tras conocer la dotación de las plazas vacantes para este curso. Los grupos de Podemos e IU habían sumado otra cuestión: las actuaciones de la Junta para la protección del Espacio Natural Doñana "frente a los proyectos de extracción y almacenamiento de gas natural que se están desarrollando en su entorno".

El PP, a través de tres portavoces (Crespo, Del Pozo y Mestre), ha señalado que el Parlamento debe estar "al servicio de los ciudadanos todos los meses del año", denunciando los "recortes" del Gobierno regional en educación y sanidad, y apuntando, en materia sanitaria, que ha centrado buena parte del debate agrupado, que han fallecido ya tres personas este verano en Andalucía "porque las ambulancias no han llegado".

Por parte de IU, Antonio Maíllo ha indicado que "la urgencia la determina la materia" y ha denunciado esta "especie de rito veraniego" que es la petición de un pleno extraordinario unida al "verano sanitario". En esa línea ha considerado, en cualquier caso, que se trata de "una realidad diaria y dolorosa en la atención primaria" y ha lamentado "la cerrazón de Ciudadanos y PSOE" en ese sentido. La portavoz de Podemos, Esperanza Gómez, ha insistido en que "hay temas que no pueden esperar" y que, para algunas cuestiones, "el 1 de septiembre será tarde".

Ciudadanos "no ve la urgencia" de la convocatoria extraordinaria aunque "no porque las materias no sean importantes". "La petición de un pleno extraordinario es un típico tópico", ha comentado al hilo de lo advertido por Maíllo. Marta Bosquet ha argumentado que su celebración adelantaría "uno o dos días respecto al periodo normal de sesiones", teniendo en cuenta los cinco días necesarios para la convocatoria del pleno. También ha considerado que la posición de PP, Podemos e IU responde a "una puesta en escena para eclipsar la convalidación del decreto del impuesto e sucesiones y donaciones".

Desde el PSOE, Mario Jiménez ha criticado el "ritual claro y evidente" en el resto de partidos a la hora de pedir un pleno extraordinario, lamentando que "se suban al carro de aquellos que piensan que los políticos no trabajan lo suficiente". También ha denunciado en varias ocasiones la "demagogia", principalmente en el caso del PP, en concreto por el uso de casos personales y particulares respecto a millones de actos médicos. "No es justo y hace daño", ha dicho, defendiendo el plan de refuerzo que hace la Junta "con mucho esfuerzo". Respecto a educación, ha asegurado, entre otras cosas, que el curso va a comenzar "con absoluta normalidad" con suficientes recursos humanos y materiales.

Herencias: rechazo a la tramitación como proyecto de ley

Por otro lado, el Parlamento ha convalidado el Decreto-Ley 4/2016, de 26 de julio, de medidas urgentes relativas al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Ha habido 14 votos a favor, tres en contra y ninguna abstención y catorce. La tramitación como proyecto de ley ha sido rechazada al sumar 11 votos en contra y solo seis a favor.

La Junta de Andalucía aprobó el pasado 26 de julio el primer decreto ley por el que se rebajará en gran medida el impuesto de sucesiones y donaciones en la comunidad autónoma. La parte que corresponde a la ampliación del mínimo exento de tener que tributar para parientes directos -de 175.000 a 250.000 euros- será efectiva desde el 1 de enero de 2017 y se regulará con los presupuestos autonómicos del próximo ejercicio, según ya informó este periódico.

Se calcula que unas 3.100 personas por ejercicio se beneficiarán de estos cambios, más de la mitad de las que en estos momentos están obligadas a pagar. En concreto, 1.700 por la subida del mínimo exento de 175.000 a 250.000 para parientes directos; 1.000 por las bonificaciones en el caso de vivienda habitual; y 400 para la parte reservada a explotaciones agrarias.

Etiquetas
Publicado el
23 de agosto de 2016 - 13:50 h

Descubre nuestras apps

stats