La portada de mañana
Acceder
Sánchez y Aragonès preservan el diálogo pese a la escalada verbal
El aumento de las explosiones del volcán incrementa el temor
Opinión - La justicia italiana no tiene nada que decir, por Javier Pérez Royo

Carlos Mazón dedica un tercio del orden del día del pleno de la Diputación de Alicante a los gastos irregulares del PP

Carlos Mazón preside un pleno de la Diputación de Alicante.

Nueve puntos del orden del día. Un tercio del pleno de la Diputación de Alicante de este miércoles versará sobre la polémica financiación de los grupos de la Corporación provincial. La auditoría externa encargada por el presidente Carlos Mazón, usurpando competencias del Tribunal de Cuentas, ha detectado presuntas irregularidades en los fondos que manejaba el grupo popular, incluyendo injustificados en comidas, desplazamientos y gastos de teléfono, tal como ha informado elDiario.es.

Tanto el Tribunal de Cuentas como la Fiscalía Anticorrupción investigan los fondos que el grupo popular trasvasó al partido (casi medio millón de euros sin justificar, según denuncia Compromís). La auditoría de la consultora Faura-Casas acredita que el PP debe devolver a las arcas públicas 45.000 euros.

El portavoz de Compromís en la Diputación de Alicante, Gerard Fullana, ha denunciado que la negativa de Mazón a presentar las facturas de los gastos entre 2015 y 2018 "pone bajo el foco de la sospecha" a la institución provincial presidida por el flamante nuevo líder del PP valenciano.

La auditoría, según Compromís, demuestra que el vicepresidente de la Diputación, el alcalde popular de Torrevieja Eduardo Dolón, "certificó irregularmente hasta en seis ocasiones documentos para justificar que el dinero ingresado al partido era un gasto vinculado a la acción de los diputados de la institución alicantina".

Los fondos, según el análisis de la formación valencianista de la auditoría, habrían servido al PP "para financiar, entre varias partidas, hasta en un 99,58% los gastos del partido o comidas no justificadas a lo largo de tres años por valor de, aproximadamente, 28.000 euros".

“Son cuatro años de una huida hacia adelante del PP, que no solo es un agravio comparativo con el resto de las formaciones, sino una irregularidad flagrante en el marco de la financiación de los partidos", asegura Fullana. "Tras dos años negando todo y amenazando con denuncias a la oposición, Carlos Mazón se lleva por delante la poca credibilidad que le quedaba al PP de Alicante y, lo más preocupante, sin importarle la degradación que está sufriendo el funcionariado al que usan como parapeto para justificar un trato de privilegios que no se concede a ninguna asociación, partido o entidad municipal”, denuncia el portavoz de Compromís. 

Etiquetas
Publicado el
27 de julio de 2021 - 22:15 h

Descubre nuestras apps