La portada de mañana
Acceder
Los socios del Gobierno aprietan para que cumpla sus compromisos
Sanitarios con COVID persistente: una dolencia poco reconocida
Opinión – Tira para adelante, Pedro, por Antón Losada

Compromís y Podem se unen sin sus socios del PSPV para pedir un informe ambiental de la ampliación del Puerto de València

Parte de los diques de la primera fase de la ampliación norte del puerto de València

Los grupos parlamentarios de Compromís y Unides Podem han presentado en les Corts Valencianes una propuesta de resolución instando al Consell a que reclame al Gobierno de España la realización de un análisis ambiental integral de la ampliación norte del Puerto de València, al considerar que las consecuencias ambientales del proyecto modificado no han sido evaluadas ni son equiparables a las de la alternativa constructiva aprobada.

Precisamente, el presidente en España de MSC, Francisco Lorente, ha advertido ante el alcalde de València, Joan Ribó, que si el proyecto se retrasa "zozobra bastante la inversión" de 1.200 millones de euros.

Estos grupos parlamentarios reclaman que se incluyan en este estudio todas las actuaciones territoriales derivadas y vinculadas a la viabilidad económica de dicha ampliación, teniendo en cuenta las condiciones actuales de emergencia climática y las exigencias de protección ambiental y territorial.

La iniciativa propone también la creación de un grupo de trabajo con los municipios que puedan resultar afectados por los proyectos de infraestructuras de transporte vinculados al incremento del tráfico derivado de la ampliación del Puerto de València.

Los grupos firmantes de la iniciativa han recordado que se ha producido una modificación sustancial del proyecto de ampliación del Puerto de València que afecta a la ubicación de la terminal de contenedores y prevé la eliminación de un contradique, prolongar 500 metros el actual dique de abrigo, el aumento de áridos de relleno y el cambio de localización del canal de acceso de los grandes barcos mercantes y, por lo tanto, de la zona de dragado.

Igualmente, han explicado que la Autoridad Portuaria de Valencia afirma explícitamente que esta terminal de contenedores necesita, para poder ser operativa y viable, la construcción de un acceso viario diferenciado por el norte para tráfico pesado al Puerto de Valencia.

En este sentido, han recordado que la Declaración de Impacto Ambiental de este proyecto no evalúa los impactos sobre la contaminación del aire ni de los impactos vinculados al tráfico rodado derivadas de esta necesidad de nuevo viario necesario por la viabilidad del proyecto de ampliación.

La diputada de Compromis, Papi Robles, ha indicado que "pedimos al Gobierno

central que tenga en cuenta que el proyecto de la ampliación norte del Puerto de Valencia no puede ser valorado sin tener en cuenta todo su acceso y todo el cambio en las infraestructuras de la ciudad. Vivimos una situación de emergencia climática declarada y ahora hay que hacer efectivas todas las políticas públicas que se han puesto en marcha para no acabar destruyendo todo nuestro territorio".

Por su parte, la diputada de este mismo grupo parlamentario, Graciela Ferrer, ha manifestado que "hace falta un debate abierto, transparente y en profundidad del proyecto de ampliación del Puerto. Un debate que en 2007 no se produjo. La modificación del proyecto requiere una nueva evaluación ambiental porque no se ajusta a lo evaluado en 2007. El Puerto forma parte de la ciudad de Valencia y del territorio que lo rodea. Qué se haga y cómo se haga en el Puerto tiene implicaciones territoriales irreversibles sobre l'Horta, sobre el litoral y sobre la calidad de vida y la salud de las personas. Se tiene que garantizar el interés general. No valen las prisas que puedan tener intereses particulares".

Por parte de Unides Podem, Beatriu Gascó, ha señalado que "una vez más, desde el Gobierno central se apuesta por infraestructuras del pasado que conllevan unos daños ambientales irreparables, y que no sólo representan medidas del siglo pasado, sino que atentan contra el futuro del planeta y de las generaciones más jóvenes. València necesita que se abra un debate amplio acerca de qué modelo de ciudad queremos para la mayoría, no en beneficio de unos pocos, que sea respuetuosa con la gente y con los ecosistemas tan valiosos de los que estamos circundados, como el mar, la Albufera, el río, y l'Horta".

Finalmente, la diputada de Unides Podem, Estefanía Blanes, ha remarcado que hay que "proponer proyectos que favorezcan el desarrollo económico pero siempre respetando al medio, la salud de los vecinos y vecinas, y el modelo de ciudad que defendemos. Ante esto, proponemos la creación de una mesa de trabajo para conseguir un proyecto que apueste por la convivencia, porque el desarrollo económico y empresarial no puede estar reñido con la sostenibilidad, y una infraestructura tan importante y estratégica como el puerto tiene un impacto que hay que analizar, siempre partiendo de un consenso con los agentes económicos y sociales".

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2019 - 18:24 h

Descubre nuestras apps

stats