Oltra pide en euskera la cogestión del ingreso mínimo vital: "Una fantástica idea debe tener una buena ejecución"

La vicepresidenta de Consell, Mónica Oltra, durante la rueda de prensa posterior al pleno.

La vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha reclamado, esta vez en euskera, que el Gobierno central acceda a permitir que las comunidades autónomas participen en la gestión del ingreso mínimo vital, aprobado en el Consejo de Ministros este viernes.

"Nahitaezko gutxieneko diru sarrera kudeatu nahi dugu ", según la traducción: "Queremos gestionar el ingreso mínimo vital", ha manifestado la vicepresidenta, preguntada por el escrito enviado esta semana al Ministerio de Servicios Sociales pidiendo la participación de los Gobiernos autonómicos en la prestación. La vicepresidenta considera que el ingreso mínimo es "una fantástica idea" pero debe tener "una buena ejecución", que se conseguiría haciendo partícipe a las administraciones más cercanas.

La renta valenciana de inclusión establece itinerarios de acompañamiento que la consellera considera que deben mantenerse pese al ingreso mínimo, pues los problemas de inclusión no son exclusivamente económicos. "Se necesita acompañamiento en un proceso emancipatorio", indica la vicepresidenta, que cree que compartir la gestión "nos hará más fuertes desde el principio".

El ingreso mínimo vital, como otras rentas de inclusión, establece distintas categorías familiares y cálculos para organizar las prestaciones. Así, no se trata de una prestación única, sino que se adapta a las tipologías de hogares.

Según interpreta Oltra a partir del borrador remitido a las autonomías, el ingreso mínimo vital absorberá una parte de los beneficiarios de la renta valenciana -por ejemplo, en los hogares en los que tengan derecho a una prestación mayor con la ayuda del Estado, como es el caso de la tipología de 'renta de garantía de ingresos mínimos'- y las rentas que queden por debajo serán completadas con la ayuda de la Generalitat Valenciana. Es decir, se descontará de la prestación de la conselleria de Políticas Inclusivas el importe del Ingreso Mínimo Vital, aportado por el Estado, y la Generalitat mantendrá el resto de complementos.

Así, aunque el ingreso mínimo absorba determinadas prestaciones, la Generalitat quiere mantener la red de la renta valenciana de inclusión "por lo que pueda pasar", viendo declaraciones que se refieren a la ayuda como "la paguita". El sistema de renta implica una red de profesionales de apoyo, que crean itinerarios para ayudar a las personas a emanciparse, más allá de la cuantía económica, que se quieren mantener.

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2020 - 12:59 h

Descubre nuestras apps

stats