Mónica Oltra revela que el centro que ha decidido cerrar en Segorbe escondió un caso de acoso a una joven

La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, explica en las Corts el problema en los centros de acogida

El centro de acogida de menores en Segorbe del que la Generalitat Valenciana ha decidido trasladar a los acogidos despidió a principios de 2016 a un educador por un caso de acoso a una de las jóvenes y no lo comunicó a la conselleria, que se enteró del caso posteriormente por una profesora de un curso al que acudía la menor fuera del centro. Eso desencadenó la actuación de la inspección, la apertura de una investigación y la puesta del asunto en conocimiento de la Fiscalía de Menores.

“Si no quieres, vas a chupar pollas toda la vida”. Era la forma de dirigirse a una menor de un educador social del Centro de Acogida de Segorbe, regentado por las Hermanas de la Caridad. Así lo ha explicado la vicepresidenta valenciana y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, quien ha comparecido este jueves en las Corts para dar explicaciones sobre los centros de menores. Conselleria trasladó a los menores de Segorbe ante los “indicios de maltrato”.

Un comentario en un curso que una joven estaba realizando fuera del centro de acogida hizo saltar las alertas sobre los presuntos abusos sexuales en febrero de 2016. La profesora lo puso en conocimiento de la Dirección Territorial y comenzó la investigación. El acoso comenzó, según los testimonios recogidos por la conselleria, durante la Navidad de 2015.

En enero, durante un partido de fútbol entre centros de acogida, la madre del novio de la acosada alertó a los educadores de que uno de sus compañeros quedaba con la acosada y pedía que no estuviera su hijo delante. Los educadores lo comunicaron a la dirección, quién comprobó los mensajes de Whatsapp “cariñosos” y despidió al trabajador. La directora declara que no denunció porque “no vieron hechos de mayor trascendencia”, así como que la menor tenía “especial tendencia” hacia los hombres.

Los servicios de la Generalitat no tuvieron conocimiento de lo ocurrido hasta que la profesora de ese curso se lo comunicó, un mes más tarde del despido. La joven había preguntado en un momento en el que hablaba en el curso de los motivos de despido si el hecho de que alguien se liara con su monitor podía serlo. 

La vicepresidenta del Consell ha leído parte de las declaraciones de la menor que sufrió abusos, de su novio y de los responsables del centro, así como de los padres. El agresor enviaba mensajes durante las vacaciones a la menor, invitándola a ir de compras con él y a recogerla en su coche para ir a dar un paseo, según consta en las declaraciones recogidas por la dirección territorial de Igualdad. Según uno de los testimonios, la directora del centro borró los mensajes de WhatsApp entre el presunto agresor y la víctima. 

Según la declaración de la menor, el educador la presentaba ante sus amigos como su novia e intentaba besarla, así como le tocaba el culo al pasar por su lado. La menor declara que no mantuvieron relaciones sexuales. Tras el despido del trabajador, este siguió acudiendo a los alrededores del centro y llamándola por teléfono.

El hombre, según la declaración de la joven de 16 años, le decía que era abogado y trabajaba para una discoteca y le amenazaba con “amargarle la vida en el centro de acogida” si contaba algo. La vicepresidenta, al terminar su interpelación, ha acusado al PP de colaborar encubriendo el abuso: “A lo mejor su defensa del centro viene porque era [el educador] compañero de corporación” de Miguel Barrachina en el Ayuntamiento de Segorbe. Varios diputados del PP han confirmado en el exterior que el agresor fue concejal y que desapareció hace un año. Además, ha explicado que una de las inspectoras que debía vigilar el centro era miembro de la congregación de monjas que lo regentaban.

Oltra ha hecho esta revelación en una comparecencia en el pleno de las Corts Valencianes en la que ha defendido su modelo de residencias de menores y ha reiterado que su plan es que en 2020 todas las plazas de acogida de menores sean públicas.

Los portavoces del centro de acogida de menores La Resurrección de Segorbe afirman que su dirección está manteniendo reuniones con un equipo de abogados para “valorar todo lo que se ha dicho en la intervención” de Mónica Oltra por posibles “ataques al honor y a la verdad que han existido”. “Se están valorando actuaciones judiciales de todo tipo”, añadieron. 

Sobre el asunto concreto de los posibles abusos sexuales a una de las menores por parte de un educador, sólo confirmaron que hubo “conductas inadecuadas” de un trabajador, por las que se le despidió. Añadieron que en las declaraciones de la vicepresidenta no hay “evidencias” al respecto, sino sólo “suposiciones”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats