La Universitat de València trabaja en un programa para incorporar a alumnas y profesoras afganas por razones humanitarias

Concentración feminista en Valencia en solidaridad con las mujeres afganas.

Laura Martínez


0

La Universitat de València impulsa a través del Instituto de Derechos Humanos un programa de asilo y acogida para incorporar a mujeres afganas a la comunidad universitaria. El programa, coordinado por el senador socialista y director del Instituto de Derechos Humanos, Javier de Lucas, reclama a otras universidades públicas y a las administraciones la creación de una red para incorporar a las alumnas a grados académicos y a las profesoras al sistema docente.

La llamada de la universidad se fundamenta en razones humanitarias y apela a los compromisos en la protección de los derechos de las personas más vulnerables, en este caso mujeres y niñas. “Si hay un símbolo por excelencia de esta regresión que van a padecer, porque se les impondrá, es la pérdida de oportunidades de formación, en todos los niveles educativos. El acceso a la educación de las niñas, de las mujeres, es uno de los mayores logros de todos estos años: Es obvio que la más poderosa palanca para la igualdad de derechos de las mujeres es la educación. Por eso mismo, sabemos que es la primera de la que se van a ver despojadas”, recoge el llamamiento de la rectora, Mavi Mestre.

La iniciativa plantea que cada universidad ofrezca un número de plazas en sus titulaciones, preferiblemente en inglés para encajar en el marco de la movilidad internacional, que se integrará en un listado público y accesible. Cada centro académico negociará con su comunidad autónoma el pago de la matrícula y otros costes necesarios como una residencia para las estudiantes y profesoras.

El Gobierno, continua el escrito, “garantizará un procedimiento sencillo y ágil de acogida que permita la incorporación al programa de las mujeres universitarias afganas que así lo deseen con la mayor rapidez posible”, que incluya las autorizaciones para el viaje, la tramitación de la solicitud de asilo y su cobertura económica.

En el caso de las profesoras afganas, la propuesta reclama que las universidades faciliten instalaciones y medios -despachos, laboratorios, acceso a las bibliotecas o incorporación a grupos de investigación- para el desempeño de su labor. Cada universidad organizará actividades y cursos que permitan el aprendizaje del idioma oficial de la institución, así como el conocimiento de la cultura y los caracteres propios de la sociedad a la que van a incorporarse.

Según indica la Universitat de València en un comunicado, la rectora ha contactado con CRUE-Universidades Españolas y ha informado tanto al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, como a los ministerios de Universidades e Innovación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats