Los buses lanzadera que conectarán València con cuatro polígonos a final de año costarán 1,45 euros el billete sencillo y 58,30 euros el abono mensual

Planta de Ford en Almussafes

Los miles de trabajadores que cada día cogen su coche para acudir desde la ciudad de València hasta su puesto de trabajo en alguno de los cuatro polígonos industriales más importantes de València dispondrán antes de final de año de una alternativa de transporte público rápida, eficiente y económica.

Fuentes de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad pondrán en marcha antes de final de año cuatro líneas de buses lanzadera que conectarán la capital valenciana con los polígonos industriales de La Andana/Parque Tecnológico, Fuente del Jarro/Táctica, La Reva y Juan Carlos I (Almussafes).

Este proyecto, cuyo objetivo es reducir los desplazamientos en vehículo privado y con ello, el tráfico en los accesos a València y la contaminación, estaba proyectado para empezar a funcionar en el primer semestre del presente año, pero la irrupción de la pandemia ha retrasado unos meses su puesta en marcha.

Para ofrecer el servicio habrá un total de siete autobuses que realizarán 34 trayectos al día, 17 de ida y otros 17 de vuelta.

Los buses con destino a las tres primeras zonas saldrán desde la calle de Ángel Guimerá, y los que van a Almussafes partirán desde Fernando el Católico, cerca de las paradas de metro de Ángel Guimerá y de Turia respectivamente, lo que permitirá la intermodalidad.

Estos nuevos servicios reducirán el tiempo de recorrido actual del transporte público ya que carecerá de demasiadas paradas intermedias y se adaptará a los horarios de entrada y salida del trabajo, propiciando su uso por los trabajadores y en los casos en los que no existía este servicio se cubrirá dicha necesidad de movilidad.

En cuanto a las tarifas que serán de aplicación, en el caso del billete sencillo ascenderá a 1,45 euros de las lanzaderas con destino a La Reva y Fuente del Jarro, 1,50 euros con destino a Parque Tecnológico-La Andana y 1,75 euros con destino al polígono Juan carlos I. Para cualquier movimiento intermedio entre las paradas de origen y destino se pagará el importe del mínimo de percepción del área metropolitana de València, 1,45 euros.

Además, las familias numerosas tanto de categoría especial como general y las personas mayores de 65 años tienen descuento sobre la tarifa del billete sencilo de un 50%, 20% y 30%, respectivamente.

En cuanto a los abonos, será de aplicación el Abono Transporte que permite viajes ilimitados y transbordos tanto en Metrovalencia como en Empresa Municipal de Transportes (EMT), cuyos precios varían en función de la zona de afección.

Los abonos para una persona que viaja dentro de una misma zona son 45 euros, por ejemplo alguien que vive en un municipio en B y va a un polígono en B pagaría 45 euros. Los abonos para alguien que viaja por dos zonas, por ejemplo de AB, o BC pagará 58,3 euros y aquellos que viajan por tres zonas, ABC pagarán 68,3 euros. Si bien es cierto que la mayoría dada la ubicación de las paradas irán desde Valencia por lo que los bonos serán los de dos zonas, concretamente el bono AB que vale 58,30 euros y el bono ABC para ir a Almussafes que vale 68,7 euros al mes. En el caso de los jóvenes, se podrán acoger al Abono Transporte Joven que incluye importantes descuentos (38,25 euros una zona, 49.55 dos zona y 58,40 euros tres zonas).

Para el diseño de las rutas de las cuatro lanzaderas se ha establecido las paradas y horarios con la concertación de los gerentes de los polígonos teniendo en cuenta además la accesibilidad de las infraestructuras para evitar las posibles barreras (pasos a nivel de la red de metro, puentes, barreras debidas a la orografía, etc.).

La propuesta de implementación por parte de la Autoridad de Transporte Metropolitano de València (ATMV) de lanzaderas a los 4 principales Polígonos Industriales del Área Metropolitana de València dará cobertura a una necesidad de movilidad diaria con motivo laboral que en la actual se encuentra predominada casi al completo por el vehículo privado.

Según los estudios de la ATMV, por cada 2 autobuses llenos (en el caso de que no existieran limitaciones de aforo por la COVID-19) gracias a las nuevas lanzaderas, se recuperaría el espacio antes ocupado por 175 coches.

Etiquetas
Publicado el
9 de octubre de 2020 - 22:47 h

Descubre nuestras apps