Euskadi no precisa todavía si relajará el uso de mascarillas en los colegios tras el final de la emergencia sanitaria

Profesores del colegio Urkide de Vitoria, preparando distancias entre los pupitres

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha confiado este miércoles en que próximamente la relajación generalizada de restricciones por la COVID-19 llegue también al ámbito educativo. Ha explicado que se prevé una reunión de la mesa de coordinación ya existente durante toda la pandemia entre las áreas de Salud y de Educación y que será ahí cuando se concreten los detalles, aunque ha recalcado que la enseñanza ha estado en todo momento "adecuada" a las "circunstancias generales".

La semana en las residencias vascas se cierra sin fallecidos, con apenas diez casos activos y sin positivos en Álava

La semana en las residencias vascas se cierra sin fallecidos, con apenas diez casos activos y sin positivos en Álava

No ha querido precisar Sagardui si se aceptará la petición de una parte de la comunidad escolar para retirar la obligatoriedad de mascarillas en los patios o tiempos de descanso de los colegios. Ha destacado que los datos de incidencia son claramente mejores que en el arranque del curso académico pasado, también por contar con buena parte de la población vacunada, pero ha recordado también que "el grupo de cero a doce años todavía no tiene la posibilidad y es susceptible de contagiarse y de contagiar a su entorno con mayor facilidad".

En la misma línea, el titular de Educación, Jokin Bildarratz, ha pedido esperar al dictamen de los expertos. No obstante, ha considerado que si lo obligatorio en interiores es usar mascarillas no habrá grandes cambios en las aulas. Según sus cálculos, el nuevo protocolo entrará en vigor el lunes, aunque con el puente de El Pilar se aplicaría desde el miércoles.

La titular de Salud se ha referido igualmente al plan de desescalada en la red de Osakidetza, cuyos principales hitos ya fueron presentados. Sagardui ha confiado en que la atención primaria ya en noviembre no solamente recupere los niveles de presencialidad de 2019 sino que esté "mejor" por las enseñanzas en cuanto a triajes, medicina telemática o uso de mascarillas. Asimismo, ha indicado que la Sanidad vasca tiene ya "capacidad" para administrar la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 a los mayores de 70 años, dando a entender que podría adelantarse el proceso incluso antes de la fecha orientativa fijada en España, el 25 de octubre. Más dudas ha mostrado sobre la posibilidad de simultanear este pinchazo con el de la gripe, ya que ha explicado que las comunidades autónomas tienen plena capacidad de decisión al respecto y hay que analizar posibilidades logísticas concretas del caso vasco. Es más, ha recordado que parte de la población diana llegará a la cita contra la gripe ya vacunada con tres dosis por vivir en residencias, donde esta misma semana podría terminar la tercera ronda. Son unas 23.000 personas mayores. Esta campaña anual contra la influenza se presentará en breve y Sagardui ha admitido que este virus podría tener una temporada más virulenta que la anterior, en la que el Sars-Cov-2 y sus medidas profilácticas taparon completamente a la gripe estacional común.

Desde Arrasate-Mondragon, donde ha participado en la presentación de un nuevo edificio para el complejo hospitalario comarcal, Sagardui ha querido insistir en que el final de la emergencia sanitaria supone un paso adelante en la normalización de la vida social en Euskadi pero también en que la pandemia "no ha acabado de un día para otro". Ha pedido a la población que acate las pocas medidas que siguen vigentes, particularmente el uso "continuado" de mascarillas en interiores e incluso en la calle si no hay distancias y ha señalado que quedan meses de convivencia con el virus, aunque sea más relajada.

Primer día sin fallecidos en casi tres meses pero 17 muertes más

En este contexto, Euskadi no termina de entrar en la zona que se considera como epidemiológicamente asumible, esto es, una tasa por debajo de 60 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Este miércoles este indicador marca 60,64 todavía. Las fuentes consultadas atribuyen esta ralentización a un par de brotes en eventos sociales que han generado decenas de positivos de una tacada y que han condicionado la estadística general. Con datos bajos, cualquier variación es más apreciable, razonan. En las últimas 24 horas han aparecido 99 contagios nuevos, el 1,7% de las pruebas realizadas. En Gipuzkoa, eso sí, el R0 continúa al alza y por encima de 1 (1,06) lo que indica que cada caso multiplica el virus a más de una persona y que se podría expandir la cadena de contagios y la incidencia.

Del 27 de septiembre al 3 de octubre se han notificado 17 nuevos fallecimientos con COVID-19, según se ha conocido también este miércoles. Osakidetza, eso sí, no considera que en tres de esos casos el Sars-Cov-2 haya sido la causa directa. Son 4.747 las muertes totales en la pandemia. Como contapunto, el 3 de octubre fue el primer día en casi tres meses sin muertes registradas, a salvo de ulteriores revisiones de la serie de datos. Son 79 personas las que permanecen ingresadas, 32 de ellas críticas en la UCI. 

Hay cinco menores de 18 años que tuvieron que ser hospitalizados la pasada semana, mientras el 62,5% de los pacientes tienen más de 60 años.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
6 de octubre de 2021 - 13:36 h

Descubre nuestras apps

stats