eldiario.es

Menú

Sellado de vertederos, retorno de envases y recogida de orgánicos: claves del nuevo Plan de Residuos

La consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, firmará este mes la orden de tramitación del nuevo Plan Integral de Residuos (PIRCV) que establece las políticas de gestión.

Incluye el sellado de 30 vertederos, la mejora y creación de plantas de tratamiento y descarta la construcción de incineradoras.

- PUBLICIDAD -
Proceso de sellado del vertedero de la Murada

Proceso de sellado del vertedero de la Murada

"Queremos aprobar el Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana  (PIRCV) antes de final de año puesto que es un tema prioritario para el nuevo Consell, ya que marca las medidas necesarias en materia de gestión de residuos para alcanzar los nuevos objetivos de las diferentes directivas europeas".

Así ha explicado la consellera de Media Ambiente, Elena Cebrián (Compromís), lo que sin duda será uno de los temas centrales en los dos años que de mandato que restan al gobierno autonómico surgido del Pacto del Botànic que preside Ximo Puig (PSPV).

Según ha informado a eldiariocv.es, este mismo mes firmará la resolución por la cual se inciará la tramitación del decreto. Estos son los principales puntos del plan.

Fomento de los ecoparques: Cebrián ha explicado que se pretende dar un impulso tanto a los ecoparques fijos como a los móviles con el objetivo de facilitar al máximo a los ciudadanos la posibilidad de deshacerse de forma limpia de todo tipo de residuos. En este sentido, ha comentado que habrá una línea de ayudas europeas para financiarlos y que todos estarán conectados informáticamente para lograr un tratamiento de los datos eficiente y en tiempo real sobre los residuos depositados.

Recogida selectiva de residuos orgánicos: Es uno de los aspectos clave del PIRCV puesto que tiene consecuencias directas en la agricultura ecológica que también se quiere potenciar. Según Cebrián, la separación en origen de los residuos orgánicos posibilita la creación de un compost de calidad para posibilitar su reutilización en el campo. Por este motivo, se incrementará la implantación del contenedor marrón exclusivo para residuos orgánicos. Para ello, la Conselleria está en proceso de adquirir 23.000 cubos. La recogida selectiva de estos residuos ya se realiza en municipos como Alicante o València. Otros 120 ayuntamientos de la Comunitat Valenciana están tramitando la implantación de este sistema.

Revisión de las plantas de tratamiento de residuos: De la mano de los consorcios, se estudiará en qué zonas son necesarias nuevas plantas de tratamientos y en qué zonas requieren de mejoras. Por ejemplo, según Cebrián, en la zona de la Vega Baja no existe planta de tratamiento y se aplicará una solución transitoria con dos plantas de transferencia para organizarlos, hasta que se cree una planta de tratamiento como tal.

Especial atención a residuos tecnóligos y de la construcción: La consellera ha explicado que el PIRCV hará mucho hincapie en el tratamiento de los residuos de la construcción, muy habitual en vertederos ilegales especialmente tras la crisis del ladrillo. Una parte de ellos son reutilizables, pero lo importante es la eliminación de los materiales contaminantes. En cuanto a los residuos derivados de aparatos eléctricos, se harán campañadas de recogida y se establecerán puntos para que la gente pueda depositarlos.

Sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR): Uno de los puntos del PIRCV que más polémica ha levantado desde que se anunció su implantación. El sistema consiste en el abono de 10 céntimos extra por envase sujeto al SDDR  (latas, plástico y vidrio). Esos 10 céntimos serán reembolsados al consumidor al devolver los envases, en buenas condiciones, a cualquier comercio o plataforma comercial. Su implantación se preveía a principios de 2018, pero la oposición frontal de los empresarios, especialmente la patronal de supermercados, ha frenado el proyecto. Cebriàn ha comentado que estudiarán implantarlo en algún acto puntual, por ejemplo, una carrera popular, o hacer una prueba piloto en algún municipio para comprobar su aceptación por parte de usuarios y empresarios y que, en todo caso, siempre se buscará el consenso para su puesta en marcha: "El sector empresarial debe estar de acuerdo".

Plan de sellado de vertederos:  Incluye 30 vertederos antiguos de toda la Comunitat Valenciana y supone una inversión de 20 millones de euros. El primero que se ha sellado es el de la Murada y los siguientes en los que se está trabajando son el de Peníscola y el de Basseta Blanca (Riba-roja). Según Cebrián, actualmente el 60% de los residuos de la Comunitat Valenciana no son reutilizables (lo que se denomina rechazo) y se derivan a vertederos de aislamiento de las plantas de tratamiento, cuando el límite a nivel europeo está en el 40%: "Hay que reducir esa cantidad de rechazo, especialmente lo contaminante", ha comentado Cebrián.

Incineradoras, descartadas: La consellera ha descartado que se vayan a construir plantas de incineración de residuos. Al respecto, ha recodado que "el PP lo planteó como solución y alternativa a los vertederos y una resolución judicial dijo que no era viable". En este sentido, ha comentado que algunas industrias como las cementaras utilizan las incineradoras, en algunos casos como fuente de energía, y que su actividad deberá estar "vigilada y controlada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha