La portada de mañana
Acceder
La erupción que destruyó el trabajo de toda una vida en la cumbre de La Palma
Podcast - Estreno de 'Un tema Al día': Ha nacido un volcán
Opinión - Cuando la lava deje de fluir, por Esther Palomera

Teresa Rodríguez registra finalmente la marca Adelante Andalucía a su nombre

Teresa Rodríguez durante una entrevista con eldiario.es/Andalucía

La portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ya es la representante legal de este partido. La dirigente de Anticapitalistas y ex coordinadora autonómica de Podemos se sitúa así formalmente como líder de la marca que la eligió como portavoz el pasado mes de junio, tras una refundación en la que no participan los principales partidos que la crearon: Podemos e Izquierda Unida (IU).

Teresa Rodríguez volverá a presentar Adelante Andalucía a las autonómicas y a las generales tras romper con Podemos e IU

Teresa Rodríguez volverá a presentar Adelante Andalucía a las autonómicas y a las generales tras romper con Podemos e IU

"Es en realidad un trámite normal que se produjo después de la asamblea del 26 de junio, donde se eligieron las direcciones de Adelante Andalucía", apuntan las fuentes del partido, que también explican a este diario que "se han registrado modificaciones en los estatutos y las personas que forman la dirección, como tienen que hacer todos los partidos".

Desde su registro como partido político en 2018, justificado como una protección de la marca ante el riesgo de que pudiera ser usurpada por otros, la militante de Anticapitalistas Olga Negrón figuraba como representante ante el Registro de Partidos del Ministerio del Interior, tal y como publicó en su día elDiario.es/andalucia. Ahora, la gaditana se sitúa al frente de un partido que conforman cuatro organizaciones (la propia Anticapitalistas, Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza y Defender Andalucía) y en el que también figuran como representantes legales los parlamentarios andaluces José Ignacio García, Vanessa García y María Del Carmen García, la senadora Pilar González (de Primavera Andalucista) y la concejala del Ayuntamiento de Sevilla Sandra Heredia, entre otros. El domicilio social se trasladó en otra modificación anterior del registro desde Sevilla, donde inicialmente figuraba en la sede de Podemos, a Cádiz.

Desde su salida de Podemos y su posterior expulsión del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, ahora Unidas Podemos por Andalucía (UPporA), Rodríguez siempre ha mantenido el uso de la marca que ahora representa legalmente y con la que Podemos e Izquierda Unida se presentaron en coalición a las elecciones andaluzas de 2018. Su intención es presentarla a las elecciones autonómicas, municipales y generales.

El coordinador autonómico de IU Toni Valero no desiste en recuperar el nombre de la marca, pese a que desde el pasado mes de febrero usa la denominación de Unidas Podemos por Andalucía en sus actos políticos junto a Podemos. "Creemos que si se intentase utilizar por otras personas que no fuesen Izquierda Unida o Podemos sería éticamente insostenible y jurídicamente también", dijo en una reciente entrevista en este diario. Por su parte, en Podemos Andalucía quieren "dejar atrás" este conflicto aunque aseguran que tendrán que acudir al ámbito judicial para defender una "usurpación clara de una marca que ha sido común y para la que hemos trabajados todas", como apunta la secretaría general autonómica, Martina Velarde

Mientras los servicios jurídicos detallan su estrategia, Rodríguez está convencida de que mantendrá el nombre de Adelante Andalucía. "Creo que podríamos sacar un máster en el asunto. Nos parece que no hay forma, que no hay por dónde cogerlo", dice. 

Adelante Andalucía fue registrado como partido político el 26 de septiembre de 2019 y en diciembre de ese año apareció en el registro actualizado de partidos del Ministerio de Interior. Las razones dadas entonces se basaron en la posibilidad de que Íñigo Errejón utilizase el nombre cara a las generales del 10 de noviembre. 

Desde entonces, es conocida la tormentosa relación entre Rodríguez con las direcciones regionales de Podemos e IU. Tras los avisos, la confluencia consumó su ruptura en octubre de 2020 cuando la nueva dirección de los morados impulsó la expulsión de la gaditana y de sus afines del grupo parlamentario calificándolos de "tránsfugas". La Mesa del Parlamento dio luz verde a esta petición, que acabó finalmente con nueve parlamentarios no adscritos e inició un embrollo judicial que todavía colea. El Constitucional rechazó las medidas cautelares que los expulsados habían pedido para ser reintegrados en su grupo parlamentario y el fallo definitivo no llegará antes de finales de 2022, como admiten fuentes del alto tribunal.

Etiquetas
Publicado el
18 de agosto de 2021 - 20:26 h

Descubre nuestras apps