La portada de mañana
Acceder
La negociación sobre la vivienda y la luz avivan la tensión en el Gobierno
Los datos no avalan el alarmismo por la variante Delta
Opinión - Las lágrimas de Garamendi, por Esther Palomera

El alcalde de Orihuela investigado por cobrar de Sanidad sin acudir a trabajar declara ante el juez arropado por dos ediles del PP

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana.

El alcalde de Orihuela, el popular Emilio Bascuñana, ha acudido este miércoles a los juzgados de la localidad alicantina para declarar en la causa abierta, tras una denuncia de la Fiscalía, por los pagos que recibió de la dirección territorial de la Conselleria de Sanitat sin acudir a su puesto de trabajo durante seis años. Bascuñana ha llegado a los juzgados arropado por el portavoz del grupo municipal popular y concejal de Hacienda Rafael Almagro y por la edil de Contratación, Sabina Galindo, según ha informado el diario Información. El primer edil de Orihuela ha anunciado que pedirá el archivo de la causa.

La declaración del alcalde se suspendió hace un mes al coincidir con un pleno del ayuntamiento (en el que Ciudadanos y Vox votaron en contra de una moción presentada por el PSPV-PSOE y Cambiemos Orihuela que proponía apartar primer edil mientras continúa la instrucción). De hecho, el pacto de gobernabilidad firmado con Ciudadanos obliga, en teoría, a apartar a cualquier cargo público sometido a una investigación por corrupción hasta la resolución judicial final.

Ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Orihuela declaró también como testigo el exconseller del PP de Sanidad Luis Rosales, que actualmente trabaja en una consultora privada. 

Bascuñana está imputado por un presunto delito de malversación de caudales públicos por cobrar durante años de la Conselleria de Sanitat sin acudir a su puesto de trabajo, según acreditan informes internos del departamento que dirige Ana Barceló. El alcalde popular siempre ha alegado que su trabajo de asesoría era fundamentalmente oral, motivo que justificaría que no haya ni rastro de su supuesta actividad laboral.

Un informe de la Conselleria de Sanitat aportado a la causa indica que el alcalde Orihuela, a pesar de estar adscrito a la dirección territorial de Alicante, no acudió a trabajar. Bascuñana, tal como informó este diario, continúa siendo propietario en la sombra de una clínica privada. "No se ha encontrado ningún documento descriptivo de las funciones supuestamente encomendadas, ni el objeto, ni el contenido, ni la misión del trabajo. No hay constancia entre los funcionarios consultados de que el doctor Bascuñana hiciera acto de presencia física en la Dirección Territorial de Alicante, ni tienen constancia de su paso por ella. Tampoco consta que tuviera despacho en la Dirección Territorial", aseguró la actual consellera de Sanitat, Ana Barceló, en las Corts Valencianes.

Etiquetas
Publicado el
9 de junio de 2021 - 15:19 h

Descubre nuestras apps

stats