La portada de mañana
Acceder
El Gobierno descarta cambios en las leyes de salud pública
El resultado del 12J enciende las alarmas en Unidas Podemos
Conjugar el verbo dimitir, por Esther Palomera

Los 60 sanitarios de los hospitales privatizados de Torrevieja y Elche desplazados por Ribera Salud a Torrejón trabajarán gratis casi dos semanas

Empleadas de Ribera Salud en los hospitales financiados por la Generalitat Valenciana durante la toma de muestras.

La concesionaria de los hopitales privatizados valencianos Ribera Salud y el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz piensan finalizar este miércoles 3 de junio el macroproyecto de test masivos en el municipio madrileño. Cuando finalice, según explican en una nota de prensa, habrán conseguido hacer la prueba de anticuerpos para la COVID-19 a 140.000 habitantes. Y todo gracias al comportamiento "altruista" de la empresa propiedad de la multinacional Centene cuyo principal cliente es la Generalitat Valenciana.

Así, según la propia información oficial de Ribera Salud, los 60 sanitarios desplazados desde los hospitales del Vinalopó (Elche) y Torrevieja habrán estado casi dos semanas trabajando gratuitamente en el municipio madrileño, pero con una nómina pagada por sus servicios en las áreas sanitarias de la Generalitat Valenciana. Y es que según Ribera Salud, los enfermeros y enfermeras de la concesionaria han acudido "voluntariamente" a Torrejón de Ardoz en este proyecto cuyo coste de personal le saldrá gratis al ayuntamiento gobernado por el PP.

Estos 60 sanitarios, 35 del área de salud del Vinaopó y 25 de Torrevieja, están residiendo en hoteles de la zona desde el pasado domingo 24 de mayo. El inicio del test masivo arrancó con cinco días de retraso -viernes 29- porque carecía del aval de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que finalmente sí que lo dio. Desde hace cuatro días los empleados de Ribera Salud ya trabajan a toda velocidad para finalizar la prueba de seroprevalencia masiva que ahora también reclaman otros municipios. El Ministerio de Sanidad se ha opuesto a este tipo de pruebas a gran escala.

Según un comunicado enviado el pasado viernes por Ribera Salud, para la realización de esta campaña masiva de test se cuenta "con un centenar de profesionales (asistenciales y no asistenciales) del grupo Ribera Salud que se han prestado voluntarios para este proyecto, por lo que la asistencia en el hospital universitario de Torrejón se mantiene en los niveles habituales". Es decir, el personal movilizado salió desde Elche y Torrevieja (60) y de otros hospitales que gestiona la concesionaria, como por ejemplo el recién adquirido Provisa de Vigo, pero no requirió de ninguno del hospital que gestiona Ribera Salud en el mismo Torrejón de Ardoz.

"Los profesionales proceden de diferentes regiones de España, y se han desplazado en sus días libres, sin interferir en la actividad cotidiana que realizan para el grupo, y por tanto, sin verse alterado en ningún momento la plantilla, turnos, horarios o funcionamiento de sus centros habituales de trabajo", explicaron desde el grupo Ribera Salud. La pregunta es, ¿pueden 35 sanitarios dejar un hospital durante más de diez días y no afectar al normal funcionamiento del centro?¿Los voluntarios han donado sus días libres sin ninguna contraprestación?

La actuación de Ribera Salud ha molestado y mucho en la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública por su opacidad, pero también porque se han detraído recursos para un proyecto privado, más aún cuando son conscientes de que las nóminas de estos trabajadores salen de los pagos que la Generalitat Valenciana realiza por la gestión de la concesión. Por ello ha abierto un expediente informativo para que la empresa aclare una situación que no les había comunicado.

Según el mismo comunicado, "no es la primera vez que Ribera Salud realiza estas pruebas a la población". En las últimas semanas, añadieron, el grupo "ha realizado test serológicos a más de 10.000 personas, entre ellas al personal del Ayuntamiento de Elche, los miembros de la Policía Nacional y Guardia Civil de Elche y Torrevieja y otros funcionarios públicos, así como a profesionales y residentes de las residencias de sus áreas de influencia, y por supuesto, a los más de 6.000 profesionales del grupo". Todos dentro de su área sanitaria, por la que cobran de la Generalitat Valenciana.

Una vez hecho este experimento en Torrejón de Ardoz, ¿realizará Ribera Salud test gratuitos a todos los habitantes de la ciudad de Elche o de Torrevieja? Difícil, porque una actuación así sería demandada por los demás consistorios del área sanitaria como ha pasado en Madrid.

Respecto a los sanitarios desplazados, el perfil es muy similar puesto que se trata de personas jóvenes y con contratos temporales, lo que dificulta la oposición a ofrecer casi dos semanas de días libres para este proyecto. El propio comité de empresa, que se encuentra demandado por Ribera Salud y al que le pide 200.000 euros por una supuesta difamación, ha mantenido un perfil público bajo pese a que en privado algunos de sus miembros también se muestran molestos con la situación.

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2020 - 22:20 h

Descubre nuestras apps

stats