Ruta de profesionales itinerantes: un podólogo o una veterinaria a domicilio para luchar contra la despoblación en pueblos del interior

Azuébar, uno de los pequeños municipios del Alto Palancia en los que se ha puesto en marcha el proyecto Itinerant.

El pasado mes de junio, la Agència Valenciana Antidespoblament (Avant), ponía en marcha el programa Itinerant, un proyecto piloto en colaboración con la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y la Mancomunidad de Alto Palancia, en Castellón, que tiene como objetivo coordinar una ruta de profesionales autónomos itinerantes para que presten servicios básicos a precios competitivos en municipios en riesgo de despoblación. 

En definitiva, se trata de acercar a los ciudadanos de pequeñas poblaciones servicios que no se encuentran en sus municipios a cargo de profesionales como fisioterapeutas, podólogos, veterinarios, informáticos, carniceros, carpinteros, técnicos en climatización y refrigeración... La iniciativa ha tenido tal éxito que la Generalitat Valenciana ha decidido implementarla en otras comarcas del interior de las provincias de Alicante y Valencia. 

"Se están exportando profesionales a los territorios del interior" para adecuar la oferta a la demanda, tal y como destacaba Jeannette Segarra, directora general de Avant, que añadió que el programa está devolviendo a estos pueblos "pequeños, pero importantes, oficios que habían dejado de existir".

La alcaldesa de la localidad castellonense de Azuébar y presidenta de la Mancomunidad del Alto Palancia, Jéssica Miravete, destaca el buen funcionamiento de Itinerant, "se trata de servicios básicos y esenciales, muchas veces necesarios para la población, de los que no se disponían y que, de este modo, se pueden acercar, sobre todo, a la gente mayor que vive en nuestros pueblos".

Miravete explica que son los ayuntamientos los que normalmente se encargan de coordinar, de ejercer de intermediario, entre los vecinos y los profesionales que participan en el programa (el directorio de servicios y profesionales que participan también está disponible a través de la web de la mancomunidad). La alcaldesa incide en que el hecho de que el Ayuntamiento ejerza de intermediario sirve como "aval" ante la gente mayor, "que tiene miedo de que un extraño entre en sus casas y que venga recomendado por el Ayuntamiento les da tranquilidad".

Para dar a conocer los servicios entre la población, Miravete comenta que en el caso de Azuébar han utilizado todos los canales de los que disponen: "Tenemos un grupo de Whatsapp a través del cuál difundimos toda la información que pueda resultar de interés para la ciudadanía, como es este caso, así como también está disponible en los tablones de anuncios y lo publicamos en un bando municipal". "El objetivos es llegar al máximo número de vecinos posible", sostiene.

Una oportunidad para los profesionales

Los participantes en esta iniciativa están, en general, muy satisfechos por la acogida recibida, al tiempo que lo ven como una oportunidad laboral. Violeta, veterinaria afincada en Segorbe, reconoce que, aunque todavía no ha recibido muchas llamadas, sí que ha notado un incremento del volumen de trabajo, "por ejemplo, para la campaña de vacunación". Su intención, si consigue tener una clientela más o menos estable, es organizar turnos por municipios para desplazarse un determinado día a tal localidad y facilitar la prestación del servicio con un calendario establecido. De momento, se muestra muy satisfecha con la acogida, "que los ayuntamientos te recomienden, te afianza".

Marcos es técnico en climatización y refrigeración de Almedíjar, uno de los municipios de la comarca, y explica cómo se enteró de la iniciativa a través de un bando del Ayuntamiento vecino de Navajas, que solicitaba profesionales interesados en participar: "Me pareció una idea original ofrecer unos servicios itinerantes por la comarca concretando unos días". En su caso, reconoce que, sin haber recibido "una avalancha" de trabajo, sí que han recibido numerosas llamadas: "La experiencia es muy buena, porque sirve para mantener determinados servicios que no existen con una gran comodidad para los vecinos, que ya saben cómo localizarnos".

Otro de los servicios que se ofertan es el de fisioterapeuta. De ello se encarga Joan, que es de València: "Desde junio he recibido tres o cuatro llamadas directamente y otras tantas gracias al boca a boca entre los vecinos, aunque soy consciente de que el verano es mala fecha". En su caso, intenta desplazarse para atender varias citas, aunque si el proyecto funciona bien confiesa: "Contemplo la posibilidad de irme a vivir a aquella zona". Joan destaca lo agradecida que se está mostrando la gente con la que trata.

Vicente, por su parte, es podólogo y tiene su clínica en la localidad castellonense de Altura: "Si pueden, preferimos que se desplacen hasta aquí, porque es donde les podemos ofrecer un mejor servicio, pero si tenemos que desplazarnos a otros pueblos, lo hacemos, porque hay gente mayor que no puede salir de casa o le es imposible venir a Altura". Además, destaca que Itinerant le ha permitido darse a conocer en la comarca y que le busquen más, "llevamos trabajando aquí cuatro años, y hay quien ya nos conoce, pero esto ayuda". "La acogida está siendo muy buena", concluye.

Etiquetas
Publicado el
27 de agosto de 2021 - 23:57 h

Descubre nuestras apps