Tres antifascistas detenidos en la protesta contra la manifestación de la extrema derecha en Valencia

Concentración contra el fascismo en el barrio valenciano de Benimaclet.

La Policía Nacional detuvo el pasado 12 de octubre a tres jóvenes de organizaciones antifascistas en las horas previas a la manifestación convocada por grupos de extrema derecha en el barrio valenciano de Benimaclet. Los agentes acusan a los jóvenes de atentado contra la autoridad por un forcejeo con los miembros del instituto armado mientras practicaban la detención y permanecen en los calabozos de la policía desde entonces, a la espera de pasar a disposición judicial. Uno de los detenidos está herido como resultado de la detención y tres agentes presentan lesiones en la mano, según informan fuentes policiales.

Los hechos se produjeron una hora antes de la manifestación convocada por España 2000, prevista para las 19 horas en la plaza de Benimaclet. La convocatoria de la organización de extrema derecha provocó una respuesta de los colectivos antifascistas y la plataforma Benimaclet Lliure d'Odi, que convocó una concentración previa y una serie de actividades contra la normalización del discurso de odio. Sobre las 18 horas, la Policía recibió un aviso de una reyerta en las zonas cercanas a la convocatoria y procedió a la identificación de un grupo de jóvenes, que "echaron a correr" y volvieron al ver que uno de sus compañeros había sido detenido donde, insisten los agentes, agredieron a tres compañeros.

Según explican fuentes cercanas a los hechos, los jóvenes antifascistas se encontraron con el grupo convocante de extrema derecha, y se dieron momentos de tensión que desembocaron en el aviso policial. Uno de los detenidos había sido identificado previamente durante el día y se le había requisado una navaja, según ha podido saber este diario. Los asistentes a la manifestación en la que se exhibió simbología nazi y franquista han declarado este martes en comisaría. Durante la concentración de extrema derecha no se produjeron detenciones.

La Conselleria de Calidad Democrática de la Generalitat Valenciana ha iniciado un procedimiento sancionador para los asistentes que portaron simbología fascista y ha solicitado la identificación de los asistentes a la concentración. Según la ley valenciana de Memoria Democrática, las sanciones por exhibir simbología franquista oscilan entre 10.000 y 150.000 euros. Asimismo, la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha solicitado un informe a la Abogacía General del Estado para que determine si los actos del 12 de octubre vulneran la Ley de Memoria Histórica por enaltecimiento de figuras contrarias a la democracia. Tanto la consellera Rosa Pérez Garijo como la delegada, Gloria Calero, se han emplazado a una reunión en los próximos días para coordinar las actuaciones y emprender acciones para que, en cumplimiento de la Ley valenciana de Memoria Democrática, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado reciban formación en memoria democrática para evitar sucesos como los del pasado lunes.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2020 - 19:55 h

Descubre nuestras apps

stats