La portada de mañana
Acceder
La ponencia del TC pide sufragar colegios que segregan por sexo
El mapa de la desigualdad de renta por código postal
OPINIÓN | Semana fantástica en el bipartidismo, por Antón Losada

València inspeccionará el estado de la casa de Demetrio Ribes tras un segundo aviso del Síndic de Greuges

La casa de Demetrio Ribes

Demetrio Ribes Marco fue uno de los arquitectos valencianos más relevantes de principios del siglo XX y del modernismo valenciano, autor de emblemáticos edificios como la Estación del Norte de València, así como de las naves recientemente rehabilitadas e integradas en el Parque Central.

Sin embargo, su casa de veraneo en la ciudad, ubicada en el número 95 de la calle Eugenia Viñes, no ha tenido hasta ahora la misma suerte que las mencionadas naves, pese a estar protegida, tal y como recoge el Plan Especial del Cabanyal, actualmente en fase de alegaciones.

El inmueble resulta de gran valor patrimonial tanto por los elementos arquitectónicos, como su verja, similar a la de la estación ferroviaria.

Sin embargo, su estado actual es ruinoso, incluso ha estado ocupado ilegalmente en numerosas ocasiones. Por este motivo, la entidad Círculo por la Defensa del Patrimonio ha elevado al Síndic de Greuges diversos escritos solicitando su mediación para instar al Ayuntamiento de València a que adopte las medidas necesarias para promover la rehabilitación del inmueble, de propiedad privada.

Tras la primera resolución del Síndic, en noviembre de 2017, el Ayuntamiento agilizó la tramitación de la licencia de obras, concedida a la propiedad en febrero de 2018, para recuperar el inmueble.

Sin embargo, en verano cambió la propiedad del mismo, sin que haya noticias del inicio de los trabajos, lo que motivó un nuevo escrito al Síndic de la misma entidad advirtiendo del avance del deterioro de la casa y de la aparente ausencia de medidas por parte de la administración local.

Esto ha provocado una segunda resolución del defensor del pueblo valenciano fechada el pasado 25 de marzo (ver documento al final de la información) en la que insta al Ayuntamiento a que adopte las medidas necesarias "para evitar la progresiva destrucción del inmueble".

Ante esta resolución, fuentes de la Concejalía de Urbanismo han asegurado que requirieron el pasado mes de noviembre al servicio de inspección del Ayuntamiento para que para que comprobara si se habían iniciado los trabajos de rehabilitación para los cuales se otorgó la licencia municipal.

Una ve se haya comprado por parte de la inspección que no han arrancado las obras, los servicios municipales solicitarán audiencia con la nueva propiedad del edificio para conocer los motivos por los que no han iniciado la rehabilitación.

Aunque una vez se concede una licencia de obras el titular solicitante tiene un plazo de seis meses para iniciarlas, desde Urbanismo han explicado que pese a haber finalizado el plazo, este mismo permiso podría prorrogarse teniendo en cuenta que hubo un cambio de titularidad del inmueble que puede haber causado el retraso.

síndic greuges by eldiario.es on Scribd

Etiquetas
Publicado el
8 de abril de 2019 - 22:12 h

Descubre nuestras apps

stats