València recreará las dunas y el bosque del Saler en el nuevo Paseo Marítimo del Cabanyal

Figuración virtual del Paseo Marítimo con el futuro cordón dunar

El Ayuntamiento de València ya tiene un esbozo de la remodelación del Paseo Marítimo de las playas del Cabanyal-Canyamelar. El proyecto se ha incluido en el Plan Especial del Cabanyal (PEC), el cual ya cuenta con la aprobación del informe ambiental.

Según informan fuentes de la Concejalía de Desarrollo Urbano, la actuación se propone "rediseñar" el Paseo Marítimo como un borde entre la Ciudad y una zona costera lo más naturalizada posible.

"Aprovechando la gran cantidad de espacio existente se implantarán nuevos servicios y comercios rodeadas de pinos de porte alto como los del Saler o de bosques de palmeras, creando sombras, facilitando la aparición de terrazas sin toldos artificiales", comentan.

De esta forma, se pretende romper "la frialdad y dureza del Paseo, haciendo que la vegetación salte ocasionalmente al propio Paseo y llegue hasta la misma arena de la playa, donde, sin crear un bosque tupido y lineal que impida la visión del mar, sí que se cree zonas de sombra donde poder disfrutar de la playa de otra forma".

Es decir, no se trata de implantar un cordón dunar virgen, pero sí una playa bastante naturalizada, con vegetación autóctona y locales de diseño adecuados para integrarse en la vegetación y armónicos con la tradición del Cabanyal, manteniendo el Paseo accesible a personas mayores o con movilidad reducida, implantando los servicios y comercios propios de una playa urbana, pero en un entorno de aspecto más natural y de gran calidad paisajística.

Esta actuación que se propone, además, presenta una ventaja adicional, ya que "el nuevo diseño permitiría integrar en el mismo la Vía Litoral de la Comunitat Valenciana".

La Vía Litoral se encuentra definida en la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana, como "un eje estructural que forma parte de la infraestructura verde del litoral, posibilita el recorrido íntegro del mismo, junto al mar o en sus inmediaciones, conectando física, funcional y socioculturalmente los espacios naturales y los elementos del paisaje característicos del litoral, articulando los núcleos costeros. (...). Se procurará que el trazado integre elementos transitables existentes tales como la red de caminos rurales, senderos excursionistas, vías pecuarias, paseos marítimos, carreteras o infraestructuras viarias abandonadas o en desuso, y otras análogas".

Un último beneficio de la actuación sería el de contribuir a la mitigación de los efectos del cambio climático, en particular a las consecuencias que pueda tener una elevación del nivel del mar sobre el propio paseo marítimo y los establecimientos hoteleros que en él se integran, especialmente durante los temporales marítimos

"Al disponer de una zona elevada entre éstos y la línea de costa, el nuevo cordón dunar, se evitaría la progresión del oleaje hacia las zonas interiores y por tanto disminuiría los daños ocasionados por estos eventos", comentan las mismas fuentes.

No obstante, una actuación como la que se propone no puede circunscribirse únicamente al tramo del Paseo Marítimo afectado por el ámbito territorial del PEC, sino que debe extenderse a la totalidad del frente marítimo, como idea fuerza que pueda otorgar racionalidad y coherencia a todo el litoral de la ciudad.

Por todo ello, afirman que el proyecto propone la redacción de un Plan Especial del

Frente Marítimo de la Ciudad de Valencia, que además de dar respuesta a la problemática ya apuntada, genere un diseño que permita la conexión con los espacios naturales que constituyen, tanto zonas de huerta como el Parque

Natural de L’Albifera, la base de la Infraestructura Verde de la Ciudad de Valencia.

Etiquetas
Publicado el
16 de mayo de 2020 - 21:21 h

Descubre nuestras apps

stats