La EMT de València detecta dos casos de acoso sexual en los cuatro meses de vigencia del nuevo protocolo de prevención

Uno de los carteles de promoción del protocolo.

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València anunció la puesta en marcha de un protocolo de actuación para casos de violencia sexual a personas usuarias que entró en funcionamiento el 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de las Mujeres. La entidad anunció la puesta en marcha de un teléfono específico (628 051 047), que está visible en el interior de todos los autobuses, para facilitar que la víctima pueda denunciar los hechos de manera rápida a través de WhatsApp o Telegram, y el personal de la EMT cuenta con pautas concretas para prestar asistencia a quien haya sufrido alguna agresión.

De esta forma, las víctimas pueden recurrir al personal de conducción, pero disponen, además, de un teléfono específico para contactar de manera rápida y ser atendidas por el servicio de atención a la ciudadanía de la EMT. Los testigos de casos de violencia sexual también pueden emplear este número para denunciarlos.

Cuatro meses después de la puesta en marcha del nuevo protocolo, dos han sido los casos detectados y denunciados. Desde la compañía han informado de que en uno de los casos, gracias a los canales habilitados, la Policía se personó en el autobús, dando una respuesta rápida a la situación.

El segundo se conoció recientemente a través de un escrito a la Oficina de Atención al Cliente (OAC) en el que se denunciaba un posible caso de violencia sexual contra una menor en uno de los autobuses. Aunque no llegó a activarse el protocolo de violencia sexual porque no se denunció en el momento, sí que se activaron los mecanismos internos necesarios para proporcionar las imágenes de las cámaras de seguridad a las autoridades a fin de que pudieran identificar al agresor.

Las mismas fuentes han explicado que "durante los primeros meses las personas usuarias han mostrado interés por el protocolo y han realizado diversas consultas a través de WhatsApp o Telegram para pedir información concreta y saber cómo actuar en caso de necesitar ayuda".

Entre estas consultas online figura, por ejemplo, la de una mujer trans que relató que en el pasado había sufrido agresiones físicas e insultos: "Le explicamos que en caso de que esta situación ocurra en nuestros autobuses, puede avisarnos en el momento por WhatsApp o Telegram o avisar al personal de conducción. También le recomendamos alertar directamente a la Policía Local en caso de sufrir una agresión en otro lugar".

Han sido destacables las acciones a pie de calle, en las que el personal de EMT estuvo informando durante varios días acerca de la existencia de este nuevo protocolo y de la habilitación de un teléfono específico para denunciar casos de violencia sexual.

"Esta acción no solo sirvió para informar a las personas usuarias, sino también para medir la aceptación de la iniciativa entre la ciudadanía", ha afirmado la empresa municipal, al tiempo que ha añadido que "el resultado fue muy positivo, puesto que se atendió a más de 3.000 personas y la gran mayoría de ellas mostró gran aceptación por el nuevo proyecto al considerarlo necesario para combatir este tipo de violencia".

Además, algunas mujeres, con edades comprendidas entre 20 y 50 años, relataron haber presenciado o sufrido en el pasado violencia sexual en el autobús, constatando que se trata de una realidad “invisible” que, desgraciadamente, no se denuncia y ante la que es necesario actuar.

Violencia contra los menores

Según ha informado la EMT, en la revisión trimestral del protocolo, se ha detectado que algunas consultas recibidas están relacionadas con la violencia sexual contra menores de edad: "Dada la alta vulnerabilidad a la que se enfrentan, de cara al próximo curso escolar hemos decidido incorporar contenido específico en nuestros proyectos educativos ('EMT a l’Escola', 'Mou-te amb EMT' y 'EMT per a totes'), adaptándolo a la edad y necesidades de cada alumnado".

Por ejemplo, la intención es reforzar entre los más pequeños (el alumnado de Primaria) la figura del conductor o conductora, como persona en la que pueden confiar completamente y a la que pueden acudir si necesitan cualquier tipo de ayuda o quieren contarle algo que les haya ocurrido en el bus. Por otra parte, a los alumnos de Secundaria, Bachillerato y ciclos formativos se les explicará la existencia de este protocolo y cómo deben actuar si sufren o presencian violencia sexual a bordo de los autobuses.

La puesta en marcha del protocolo también ha servido para mejorar la sensibilización de la plantilla ante este tipo de violencia, así como mejorar la eficacia de los protocolos internos.

"La comunicación del protocolo sigue siendo fundamental para que se convierta en un instrumento útil para combatir la violencia sexual, po lo que mantenemos la campaña informativa a través de redes sociales, el canal EMTV, marquesinas y el interior de todos los autobuses, donde está visible el teléfono para denunciar. Además de facilitar el teléfono de contacto a las víctimas, la campaña quiere dejar claro a los posibles agresores que sus acciones no van a quedar impunes", han comentado desde la compañía.

Etiquetas
Publicado el
18 de julio de 2021 - 22:29 h

Descubre nuestras apps