El Gobierno valenciano paga otros 7,5 millones del circuito de F1 y suma 52,5 aunque Camps lo prometió “a coste cero”

Francisco Camps saluda a Bernie Ecclestone en las inmediaciones del Circuito Urbano de Valencia durante la sesión de clasificación del Gran Premio de Europa de Fórmula 1, el 25 de junio de 2011.

El circuito urbano de Fórmula 1 de València que el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps prometió “a coste cero” sigue suponiendo un importante lastre para las arcas públicas 10 años después de celebrarse el último Gran Premio.

Fuentes de la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, que dirige el vicepresidente segundo Héctor Illueca, han informado a elDiario.es que el pasado día 13 junio se abonaron 7,5 millones de euros correspondientes a un crédito de 60 millones de euros que se solicitó en su día para financiar parte de los costes de la construcción del trazado.

El crédito empezó a pagarse en 2016 y tiene una vigencia de ocho años a razón de 7,5 millones anuales, por lo que ya se han devuelto 52,5 millones y queda por abonar un último plazo de 7,5 millones en junio del año que viene.

La Generalitat Valenciana gastó otros 38,6 millones de euros adicionales (45 millones con intereses) en el desarrollo de las infraestructuras necesarias de acceso y conexión viaria de la ciudad con el Puerto de València (Alameda y avenida de Francia), por lo que el coste total del circuito ascendió a 98,6 millones de euros.

Con todo, el Ayuntamiento recuperará una parte de esta última cuantía mediante las cargas urbanísticas que aplicará a los propietarios del suelo del plan urbanístico de El Grau. En concreto, la vicealcaldesa de València y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, anunció que se repercutirán 32 de los 45 millones que adelantó la administración autonómica y que el Consistorio le reintegrará, tal y como establece el convenio firmado entre ambas administraciones en 2007.

Un nuevo convenio

Actualmente, tanto la corporación local como la Administración autonómica negocian un nuevo convenio en el que entre otros cosas se dirimirá cuál de las administraciones se hace cargo de los 13 millones de diferencia entre lo adelantado en su día por la Generalitat Valenciana y lo que recuperará el Ayuntamiento de València vía cargas urbanísticas.

Gómez siempre se ha mostrado muy tajante al reivindicar en diversas ocasiones que la Fórmula 1 fue iniciativa de la administración autonómica y por lo tanto le corresponde a esta administración asumir la deuda.

Además de los gastos en la construcción del circuito, la Formula 1 supuso un desembolso millonario para las arcas públicas en otros conceptos como el canon anual de la prueba (111 millones en cinco años), los derechos televisivos pagados por Canal 9 (26 millones) o la deuda de la empresa Valmor asumida por el Gobierno valenciano (44 millones).

Actualmente, toda la parte recayente a El Grau y Natzaret está vallada, abandonada e incluso ha proliferado un asentamiento de chabolas. El rediseño del Programa de Actuación Integrada (PAI) del Grau en el que trabaja la empresa municipal Aumsa reconvierte el antiguo espacio dedicado al trazado al primer circuito biosaludable de València, rodeado de zonas verdes y conectado con el Parque de Desembocadura.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats