El Puerto de València pregunta ahora al Ministerio de Transición Ecológica si hay que hacer nuevos estudios ambientales de la ampliación

Imagen aérea del puerto de València.

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha contestado a la carta que le remitió el pasado 15 abril el Ministerio de Transición Ecológica avanzada por elDiario.es, en la que el departamento que dirige la vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, advertía de que el anteproyecto de la polémica ampliación incluía diferencias apreciables con respecto al que obtuvo la declaración de impacto ambiental (DIA) en 2007 y le recordaba que la ley 21/2013 de Evaluación Ambiental establece que las modificaciones de proyectos ya autorizados deberán someterse a evaluación ambiental simplificada cuando puedan tener efectos adversos para el medio ambiente.

En la misiva, el ministerio reclamaba un informe detallado que justificara si finalmente el Puerto de València tramitará o no un nueva declaración de impacto ambiental simplificada y se ponía a su disposición para hacerlo con la máxima celeridad si así lo consideraba.

El presidente de la APV, Aurelio Martínez, ya comentó en la reunión del consejo de administración del pasado viernes 30 de abril que había respondido, aunque no entró en detalles: "Hemos contestado cariñosamente que le agradecíamos el interés porque es así, hemos dado las gracias, le hemos mandado el link a los informes de Puertos del Estado y que cualquier cosa que tenga que nos lo diga, faltaría más, estamos a su disposición", dijo Martínez.

Sin embargo, en la parte final de su respuesta, la APV viene a devolver la pelota al ministerio al invitarle a que analice los informes de Puertos del Estado y el anteproyecto actualizado y a que se pronuncie a la máxima brevedad si considera que debe de realizar algún estudio adicional. De no haber pronunciamiento por parte de Tranisición Ecológica, se entendería que da por bueno el proyecto con la DIA de 2007.

En sus informes, Puertos del Estado concluye que la DIA no ha caducado, pero pone de relieve los cambios introducidos y pide que se justifique la procedencia de los materiales de relleno de los muelles. En cuanto al anteproyecto, evidencia que las obras no se ajustan a la DIA de 2007 al necesitar 3,8 millones de metros cúbicos de material de relleno por encima de la alternativa seleccionada en la evaluación ambiental.

Fuentes del Ministerio de Transición Ecológica han preferido no realizar comentarios de momento y se han remitido a lo que dice la ley de evaluación ambiental de 2013.

Como informó este diario, la adjudicación de la concesión de la nueva terminal a la empresa TIL, filial de MSC, no será inminente. Antes se presentará el proyecto definitivo de los nuevos muelles, algo que se prevé para el mes de julio. En ese proyecto que se encuentra en fase de redacción se incluirá un anexo con las recomendaciones de Puertos del Estado.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2021 - 22:05 h

Descubre nuestras apps

stats