La portada de mañana
Acceder
La erupción que destruyó el trabajo de toda una vida en la cumbre de La Palma
Podcast - Estreno de 'Un tema Al día': Ha nacido un volcán
Opinión - Cuando la lava deje de fluir, por Esther Palomera

El concejal de Vox en Benicàssim se da de baja del partido y tilda a la dirección provincial de "sátrapas" que cometen "acciones dictatoriales de otros tiempos"

De izquierda a derecha, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith; la diputada autonómica Llanos Massó; el diputado y ex general Alberto Asarta, y el dimitido edil de Benicàssim, José Carlos García Sampayo.

La desavenencias internas de Vox en Castelló, resueltas con mano de hierro por su responsable provincial, la diputada autonómica Llanos Massó, se han llevado por delante la representación del partido ultra en el Ayuntamiento de Benicàssim. Tras la dimisión de su concejal, el partido de Santiago Abascal ya sólo tiene representación en cuatro ayuntamientos de la provincia.

El edil de Vox en Benicàssim, José Carlos García Sampayo, se ha dado de baja de la formación ultra y ha solicitado a la alcaldesa pasar al grupo municipal de no adscritos. En una carta dirigida al secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, García Sampayo muestra amargamente su desacuerdo con la destitución por parte de la dirección provincial de Llanos Massó de su coordinador local en Benicàssim y asesor, José Vicente Aymerich.

El exconcejal de Vox lamenta en el escrito, al que ha tenido acceso eldiario.es, que el cese fulminante es un "censura directa" a su labor en el Ayuntamiento, "un descrédito a mi dignidad como edil de Vox, un desprecio a ser escuchado en la toma de decisiones y un insulto a la inteligencia de una persona que ha obrado de buena fe".

La decisión de cesar a su mano derecha en el consistorio por parte de la dirección provincial controlada por Llanos Massó "está en correlación con acciones dictatoriales de otros tiempos y con actitudes inmorales propias de los sátrapas", escribe García Sampayo, quien antes de ser concejal fue profesor de EGB, suboficial de la Guardia Civil jubilado y formador de aspirantes a Policía Local.

El responsable de organización de Vox en Castelló, David Muñoz, anunció por e-mail al coordinador de Benicàssim su destitución del cargo, del que no cobraba, "por pérdida de confianza". El escueto correo electrónico, al que ha tenido acceso este diario, finalizaba agradeciéndole "el trabajo realizado".

En la carta de dimisión, el exconcejal de Vox en Castelló reprocha a Llanos Massó que fue precisamente ella quien designó al destituido coordinador local para asesorarle en sus tareas como edil, "una labor que ha venido desarrollando altruistamente desde el 15 de junio del 2019".

Además, el escrito dirigido a Ortega Smith compara la actividad de Vox en Benicàssim (19 mociones aprobadas) con la del concejal en el Ayuntamiento de Castelló (el polémico farmacéutico rural al que sus vecinos pidieron que se fuera durante la pandemia de la COVID-19), que apenas ha presentado dos mociones a pesar de contar con un asesor que cobra "sueldo a tiempo completo".

La decisión de Llanos, ejecutada por su mano derecha David Muñoz, actual responsable de organización después de dimitir de diputado autonómico al poco de haber sido elegido y colocar a su mujer de administrativa en el grupo parlamentario, ha puesto patas arriba la ya de por si agitada vida interna del partido ultra en Castelló.

La líder de Vox en Castelló rechazó dar explicaciones sobre el cese, según fuentes del partido. Massó se ha enfrentado a algunos conatos de rebelión interna de las bases en la capital de La Plana: "Esto no es Podemos, las decisiones no se toman por votación y por mayoría", exclamó en una tensa reunión a cuya grabación tuvo acceso este diario.

El destituido José Vicente Aymerich fue vicesecretario de afiliación del Comité Ejecutivo Provincial y el primer vocal que dimitió antes de las últimas elecciones; desde entonces asesoraba al concejal de Vox en Benicàssim. Ni Aymerich ni el ya exconcejal estaban particularmente enfrentados a Llanos, apuntan fuentes del partido.

Vox pierde así uno de los cinco ayuntamientos de la provincia de Castelló en los que tiene representación municipal. El edil José Carlos García Sampayo pasará al grupo de no adscritos del Ayuntamiento de Benicàssim.

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2020 - 08:00 h

Descubre nuestras apps