La portada de mañana
Acceder
Las comunidades se lanzan a eliminar restricciones
Las Tablas de Daimiel solo sobreviven por las transfusiones de agua
Opinión - Ayuso, un torpedo trumpista a La Moncloa, por Rosa María Artal

Detienen en un municipio de Burgos a una décima persona relacionada con la paliza grupal al joven de Amorebieta-Etxano

Eugenio, padre del joven de 23 años de Amorebieta, víctima de una brutal paliza grupal

Una décima persona ha sido arrestada en el municipio burgalés de Medina de Pomar acusada de haber participado en la brutal paliza a un joven de Amorebieta-Etxano, Bizkaia, el cual continúa debatiéndose entre la vida y la muerte en la UCI. La Guardia Civil ha sido la responsable del arresto del hombre, de 18 años de edad, que cuenta con antecedentes delictivos y estaba siendo buscado por la Ertzaintza.

Según ha informado la Guardia Civil a través de un comunicado, la detención del sospechoso cuyas iniciales corresponden a K.F.A. se ha producido gracias a la colaboración ciudadana, que ha informado de dónde podría encontrarse. Finalmente, a las 10.40 horas se ha producido el arresto y ha sido trasladado a dependencias de la Guardia Civil para la instrucción de diligencias, que serán entregadas junto con el detenido en los Juzgados de Durango (Bizkaia).

En las últimas horas el juez ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido este sábado en Barakaldo también relacionado con la paliza al joven de Amorebieta-Etxano. Con él, ya son tres los hombres que han ingresado en prisión, mientras que un cuarto detenido ha quedado en libertad con la condición de acudir a dependencias judiciales una vez al mes. Los otros cinco arrestados, menores todos ellos, han sido puestos a disposición de la Fiscalía.

Según la investigación de la Ertzaintza, todos ellos formarían parte de un grupo violento autodenominado como LHK, Los Hermanos Koalas o Koalas que actúan en municipios del Gran Bilbao. Según ha explicado Josu Erkoreka, vicelehendakari y consejero de Seguridad, los detenidos ya tenían "antecedentes", pues ya habían tomado parte en "actos violentos o agresiones". De hecho, según apuntaba, se trata de una banda que ha "reemergido" a partir de una "generación anterior". 

Los hechos ocurrieron la madrugada del domingo 25 de julio cuando cerca de 20 integrantes de esta organización agredió con palos y botellas al joven de 23 años de edad. La brutal agresión continuó aún cuando la víctima estaba inconsciente y, posteriormente, le arrebataron sus pertenencias. Además, la paliza fue grabada por móviles y difundida por redes sociales.

Desde entonces el joven se encuentra en estado grave, aunque según confirman fuentes del entorno a Europa Press, permanece estable por el momento, a la espera de ver cómo evoluciona la próxima semana. Los médicos, según han apuntado, confían en que, dada su juventud, tenga fortaleza para poder superar la situación de extrema gravedad en la que se encuentra.

Etiquetas
Publicado el
1 de agosto de 2021 - 14:19 h

Descubre nuestras apps