eldiario.es

Menú

Obispo Munilla: "el movimiento feminista radical tiene como víctima a la propia mujer"

El obispo de San Sebastián critica la huelga del 8 de marzo y asegura que "el demonio" ha hecho que las feministas hayan asumido la ideologia de género

 

- PUBLICIDAD -
Munilla anima a "avanzar por el camino del diálogo, el entendimiento, el respeto y la no confrontación" en Cataluña

Cuando habla el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, casi nadie se queda indiferente. En esta ocasión, su crítica ha ido dirigida al movimiento feminista "radical o de género", del que ha asegurado que "tiene como víctima a la propia mujer". Para el prelado, "el demonio ha metido un gol desde sus propias filas a la causa feminista".

En su programa radiofónico de Radio María, el obispo ha criticado con dureza la huelga feminista del 8 de marzo diferenciando dos tipos de feminismo: "el femenino, que busca la igualdad jurídica y legal entre hombres y mujeres, y el radical o de género, que pretende equiparar en todos los aspectos a ambos sexos".

Según Munilla, el demonio ha hecho que las feministas hayan asumido la ideologia de género y ha argumentado que la defensa del aborto como elemento de liberación de la mujer ha conducido a un genocidio de mujeres en países como China o India y en Europa del Este. "El feminismo radical o el feminismo de genero tiene como víctima a la propia mujer y tiene como víctima a la verdadera causa femenina. Es curioso como el demonio puede meter un gol desde las propias filas porque hay que decir que el feminismo al haber asumido la ideología de género se ha hecho una especie de hara-kiri".

El prelado ha criticado que el feminismo radical defienda las causas del "aborto libre y gratuito", así como "el lesbianismo y el bisexualismo" y le ha reprochado también que apoye la anticoncepción. Y ha añadido que el aborto se ha convertido en un "genocidio femenino" porque en países como en China se utiliza para que no nazcan mujeres, al tiempo que ha criticado el "cortoplacismo" de los partidos políticos por no abordar auténticas políticas de natalidad.

El obispo ha admitido que "existe un problema de fondo, el abuso hacia la mujer que nace desde una concepción machista, en la que ese abuso de la fuerza y del poder por parte del hombre o de ciertos hombres, se convierte en un pecado contra la mujer".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha