eldiario.es

Menú

La presidenta del PP vasco dimite a dos meses de las generales

Arantza Quiroga renuncia a seguir liderando el PP vasco tras presentar una dimisión "reflexionada" y deja la política

Asegura que "volvería a presentar una y mil veces" la moción para crear una Ponencia de Convivencia que sumara a EH Bildu porque el PP "debe ser también la vanguardia en la búsqueda de la convivencia en libertad, en paz, desde la deslegitimación del terrorismo, desde la verdad y de la justicia con las víctimas del terrorismo"

52 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Arantza Quiroga abandona la Presidencia del PP del País Vasco

Arantza Quiroga abandona la Presidencia del PP del País Vasco

Y al séptimo día Arantza Quiroga reapareció. La presidenta del PP vasco ha anunciado esta mañana en la sede de los populares vascos en San Sebastián que ha presentado su dimisión y que abandona la política. T ras una decisión "reflexionada" que tomó el jueves pasado y que ha comunicado por dos veces a la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, Quiroga ha anunciado que deja la presidencia de los populares vascos porque ha "fracasado" en su intento de "aunar voluntades" en su partido para pasar de la resistencia ante ETA a una posición de "influencia" en la política vasca. Se refería así a su intento de crear una ponencia de Libertad y Convivencia en la que cupiera también EH Bildu, iniciativa que fue desautorizada por el PP nacional y que al final le ha llevado a dimitir.

El PP convocará ahora un Comité Ejecutivo para decidir sobre cómo va a abordar el relevo de Quiroga al frente del partido, una sustitución que previsiblemente se adoptará en una Junta Directiva Extraordinaria, para evitar tener que esperar a la convocatoria de una congreso extraordinario.

"La volvería a presentar una y mil veces porque creo que el Partido Popular vasco, que ha sido la vanguardia en la lucha contra el terrorismo durante muchos años y nos ha costado mucho, debe ser también la vanguardia en la búsqueda de la convivencia en libertad, en paz, desde la deslegitimación del terrorismo, desde la verdad y de la justicia con las víctimas del terrorismo", ha explicado.

Durante la comparecencia, que ha realizado en solitario en la sede donostiarra de su partido, ha admitido que ha "fracasado en tratar de aunar voluntades detrás de este objetivo", en alusión a que su partido vuelva a tener influencia en la política vasca en una materia tan destacada como la convivencia. "Por eso, ante esa realidad creo que lo más honesto es apartarse, echarse a un lado para que otros por detrás puedan coger el relevo y llevar adelante este proyecto".

La situación se había vuelto insostenible en el PP vasco tras seis días consecutivos desaparecida por completo de la vida política después de haber tenido que retirar el pasado miércoles, entre críticas de dirigentes de PP nacional y de la AVT, su propuesta para la creación de una Ponencia de Libertad y Convivencia en la que se reclamaba un "rechazo expreso de la violencia", pero no una condena del terrorismo.

Su propia secretaria general, Nerea Llanos, envió la víspera un mensaje claro tras dirigir la reunión del Comité de Dirección en Vitoria a la que también faltó Quiroga: " el PP está por encima de las cosas y de las personas y tiene que seguir funcionando", dando a entender que los populares vascos estaban también preparados por si su líder tiraba la toalla, como finalmente ha ocurrido. A primera hora de este miércoles Quiroga no le había comunicado sus intenciones a Llanos, que ha sido su brazo derecho al frente del partido desde que ambas llegaron al cargo en el congreso del Kursaal de marzo de 2014. 

Génova obliga a retirar la moción

La víspera, Génova había intentado reconducir la situación enviando mensajes explícitos de apoyo y respaldo a Quiroga.  Tanto la secretaria general, María Dolores de Cospedal, como el vicesecretario Sectorial, Javier Maroto, negaron desautorización alguna a la líder del PP vasco por su iniciativa parlamentaria  en la que se reclamaba el rechazo expreso de la violencia pero no la condena del terrorismo para constituir la Ponencia de Libertad y Convivencia. Cospedal negó incluso la existencia de crisis alguna en el PP vasco. Y remarcó que el futuro de Quiroga dentro del partido sigue siendo "ser la presidenta" de la formación en el País Vasco, al tiempo que negó desencuentros en el seno de los populares. "Con todos los respetos a lo que pueda pensar cualquiera, desautorización, absolutamente ninguna. Todo lo contrario. Absoluto respeto por lo que hizo, como ha tenido siempre y como sigue teniendo", ha declarado.

Sin embargo, Quiroga ha reconocido en su comparecencia que fue la dirección nacional del PP la que le pidió que retirara la moción parlamentaria, desencadenante de la crisis que ha acabado con la figura política de Quiroga.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha