eldiario.es

Menú

El único candidato a liderar el PP de Castellón culpa a Fabra de la pérdida de votos y afiliados

El diputado Miguel Barrachina afirma que "hubo una penalización máxima, merecida" después del mandato de Carlos Fabra y que ahora hay "un retorno"

- PUBLICIDAD -
Miguel Barrachina, candidato a presidente del PP de Castellón, en un desayuno informativo.

Miguel Barrachina, candidato a presidente del PP de Castellón, en un desayuno informativo. eldiariocv / Castellón

Entre grandes elogios a Javier Moliner, actual líder del PP de Castellón e implícitos reproches a Carlos Fabra, presidente de la formación desde mediados de los años 90 hasta 2011. Así presentó el martes Miguel Barrachina su candidatura a liderar el partido ante los medios de comunicación en Castellón.Barrachina, diputado en el Congreso y concejal en Segorbe, es de momento el único candidato a dirigir el partido después de que Moliner anunciara hace unos días que no se presentará a la reelección

Preguntado por la herencia de Carlos Fabra, que actualmente cumple condena por delitos de fraude fiscal, Barrachina afirmó que hubo una bajada de militantes y votos después de su mandato. Afirmó que en la actualidad está habiendo "un retorno de gente que se marchó justamente enfadada porque hicimos cosas mal" y que ahora "está volviendo a confiar en nosotros".

"Llega un momento en que tienes una penalización máxima, merecida, y después ves que efectivamente la gente vuelve a confiar en ti", afirmó, en relación a la pérdida de votos en las últimas elecciones municipales. Una tendencia que está cambiando, según afirmó: "Desde entonces se nota una recuperación, no solo en intención y en resultado en votos, sino también de afiliados". 

"Difícil" que haya una candidatura 'fabrista'

Barrachina afirmó que ha habido un "ejercicio de renovación" que se vio plasmado en "la mala relación que hubo en la última etapa entre nuestro actual líder y el previo". Esto "indica que hemos hecho un ejercicio intenso de cambios", tanto que si se observa "una foto", es evidente que "lo que había hace seis años o hace cinco y lo actual no tiene nada que ver". Preguntado por la posibilidad de que los partidarios de Fabra articulen una candidatura alternativa a la suya, lo consideró "difícil". 

El diputado afirmó que tiene el visto bueno del PP nacional para compatibilizar su cargo de diputado con el de presidente del partido en la provincia, en el caso de que consiga el cargo. Explicó que pretende que el proceso de elección del nuevo líder sea "participativo". Por eso, cualquier militante podrá presentarse con sólo 50 avales.

La votación será el 11 de mayo. El congreso en el que se aclamará al nuevo líder será el 3 de junio en Peñíscola. De momento, ningún otro militante ha anunciado su candidatura. Según fuentes internas del partido, no se prevé que nadie lo haga. 

En cuanto a sus objetivos, afirmó que pretende "o bien una renovación o bien una reafirmación" en las juntas locales para conseguir mejorar los resultados electorales de 2015. Recordó que su partido ganó en "un centenar" de los 135 municipios de la provincia pero solo gobierna en 70. Barrachina aspira a que "el Partido Popular convierta ese centenar de victorias electorales que obtuvimos en las elecciones municipales en gobiernos". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha