eldiario.es

Menú

La pesadilla del Cercanías Castellón-Valencia

Los afectados por las obras del Corredor Mediterráneo recurren a las redes sociales para denunciar su calvario diario ante la falta de soluciones

La desesperación e impotencia se convierten en humillación con vagones hacinados en las horas punta del domingo y viernes

Los usuarios, hartos de la “vergüenza que sufrimos desde hace un año”, advierten que se han producido incluso desmayos

- PUBLICIDAD -
Hacinamiento en un vagón de uno de los trenes que cubre habitualmente el trayecto

Hacinamiento en un vagón de uno de los trenes que cubre habitualmente el trayecto

Los usuarios de la línea C6 Castellón-Valencia ya no pueden más. Desesperados, impotentes y hartos por los retrasos y las restricciones con las frecuencias a raíz de los trabajos del tercer hilo, han decidido movilizarse para denunciar su indefensión debido a la falta de soluciones. A través de la plataforma ‘Afectados Cercanías por obras AVE Corredor Mediterráneo’ han iniciado una campaña en las redes sociales con el propósito de mostrar a la sociedad el calvario que viven diariamente. El propósito último de su reivindicación radica en presionar a las administraciones públicas, de manera que reaccionen y pongan fin “a la vergüenza que sufrimos desde hace un año”, advierten.

La situación de los pasajeros se ha convertido en insostenible coincidiendo con el inicio del curso académico. A los viajeros habituales del trayecto se han unido en las últimas semanas los cientos de estudiantes que cogen el tren para desplazarse hasta Valencia (y viceversa). Así, los domingos y los viernes son los días más conflictivos, viviéndose en los vagones escenas auténticamente dantescas por el hacinamiento.

Sin ir más lejos, la plataforma revela en su página de Facebook, tanto con testimonios como con imágenes, el sufrimiento padecido por los viajeros el pasado 25 de septiembre, en una publicación realizada a las 23.58 horas. Según explican, la aglomeración en los coches del regional de Tortosa con destino a Valencia, convertido en tren de Cercanías. provocó incluso desvanecimientos. “Ha habido varios desmayos y las puertas no se cerraban por la cantidad de gente”, relatan. Como consecuencia, “el tren no podía reanudar la marcha y a los 20 minutos habituales de retraso hubo que añadir otros 20 minutos”, prosiguen.

Colas de usuarios en la estación de Castellón para adquirir un billete del Cercanías hasta Valencia

Colas de usuarios en la estación de Castellón para adquirir un billete del Cercanías hasta Valencia

Los usuarios se preguntan “¿qué más tiene que pasar para que algún político se tome en serio el tema?”. En este sentido, son especialmente críticos con la actitud del Ministerio de Fomento. “¿Esperamos a que ocurra una desgracia? ¿Por qué la exministra Ana Pastor puede decirle a Vueling que sus retrasos no le van a salir gratis, y este maltrato si está saliendo gratis? Esta impunidad es inaceptable. Esto es una auténtica vergüenza”, subrayan.

El vía crucis de los pasajeros no tiene por el momento fecha de caducidad. Ninguno de los plazos dado por el Gobierno central a propósito de la finalización del Corredor Mediterráneo se ha cumplido. Ni siquiera la Generalitat Valenciana sabe cuándo se recuperará la normalidad del servicio, ya que el titular de la actuación, Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), ha guardado silencio cada vez que se le ha requerido en la mesa de trabajo para despejar las dudas sobre la conclusión de la obra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha