La portada de mañana
Acceder
La tercera ola deja incidencias récord en una veintena de provincias
Los testigos desmontan en el juicio la versión de Cifuentes sobre su falso máster
Opinión - La libertad de expresión de los fascistas, por Rosa María Artal

Asociaciones memorialistas andaluzas defienden la ley de Memoria Histórica divididas en dos plataformas

Bandera republicana. |

Defender la ley de Memoria Histórica, que se abran las fosas comunes y denunciar los ataques de la ultraderecha. Son objetivos comunes de las asociaciones memorialistas en Andalucía. Y quieren plantar cara al nuevo clima político. Pero lo están haciendo, por el momento, con el desarrollo de dos plataformas diferentes.

Vox se esconde tras fosas falsas para criticar la ley de memoria andaluza

Vox se esconde tras fosas falsas para criticar la ley de memoria andaluza

El movimiento de suma de colectivos ha nacido bifurcado. La pregunta es, ¿habrá confluencia? “La idea es seguir trabajando por la unidad de acción”, dice el portavoz de la Asamblea por la Memoria Histórica de Andalucía, Francisco Vigueras. “Necesitamos ir unidos”, subraya el coordinador del ‘ente organizativo memorialista andaluz’, José Manuel Matencio.

El primer grupo se reunió el pasado 23 de marzo en La Nave (Málaga) con presencia de “23 asociaciones”. El segundo, el día 30 del mismo mes en el centro cívico La Buhaira (Sevilla), espera “unas 25”. La defensa de la Memoria Histórica en Andalucía, por el momento, tiene dos vías.

Exigir el cumplimiento de las reivindicaciones de las víctimas del franquismo es una “obligación”, afirman. Y más, insisten, en la región más castigada por los golpistas y en tiempos en que el Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos tiene sobre la mesa la “derogación” de la ley de Memoria de Andalucía. Como firmaron los populares con la extrema derecha de Vox. Y, en el horizonte de todo, las nuevas citas electorales.

Responden los "buscadores de huesos"

La idea “obedece a la situación de alarma que provoca el nuevo Gobierno andaluz”, con la parálisis de la Memoria Histórica como trofeo, explica Vigueras. Ante el escenario, “algunas asociaciones tuvimos una primera reunión en La Pañoleta pensando que era necesario un mínimo de organización” para responder, coindice Matencio, al Ejecutivo encabezado por el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla.

“Buscadores de huesos”, llamó el diputado andaluz de Vox Benito Morillo a las víctimas del franquismo. Un ejemplo, dicen los colectivos memorialistas, del ataque creciente de la extrema derecha a la Memoria Histórica. “Que a estas alturas se hable en estos términos en el Parlamento de Andalucía es denigrante y vergonzoso”, califica Matencio. “Tenemos un Gobierno andaluz débil en manos de la ultraderecha”, dice Vigueras.

Aunque “las políticas memorialistas han sido escasas e insuficientes hasta ahora”, critica el portavoz del ‘grupo de Málaga’, en cuya comisión organizadora participa el exdirector general de Memoria Democrática con IU, Luis Naranjo. “Apuesta por la confluencia y unidad de acción pero en la última legislatura, con Gobierno del PSOE, quedaron temas pendientes y que se tenían que haber realizado”, analiza Francisco Vigueras. Una “falta de compromiso” que conduce a una cuestión “que no se ha resuelto”.

“Seguir adelante con las exhumaciones, es fundamental”, señalan desde el ‘grupo de La Pañoleta’. “O tomamos conciencia exacta de lo que significa… el panorama que hay a nivel andaluz, con las fosas, no puede ser que se paralice”, incide José Manuel Matencio.

Objetivos comunes

¿Y qué objetivos maneja cada plataforma? Como finalidades comunes aparecen lograr que no se derogue la ley de Memoria Histórica, la inclusión de la memoria en las aulas y la defensa de las víctimas del franquismo ante el ataque de la extrema derecha.

Y abrir las fosas del franquismo. Con un matiz: “exhumaciones pero con denuncia judicial”, especifica la Asamblea por la Memoria Histórica de Andalucía. La impunidad de los crímenes del franquismo es otra clave que ponen encima de la mesa, con el apoyo a la Querella Argentina, la causa abierta por la jueza argentina María Servini desde Buenos Aires, y la “derogación parcial” de la “preconstitucional” Ley de Amnistía.

Mantener las “actuaciones” en marcha –como abrir las fosas comunes–, abrevia por su parte el coordinador del ‘ente organizativo memorialista andaluz’. Con la “ejecución” del I Plan Andaluz de Memoria Histórica, la continuación de las “políticas públicas” autonómicas y “la exigencia de justicia”, entre otras, como “prioridades fundamentales e irrenunciables”.

“La ley de Memoria es nuestra, se aprobó en el Parlamento con el máximo consenso y no podemos tolerar que nos la quiten, por eso denunciamos una ley de Concordia que es un caballo de Troya con el objetivo oculto de poner en marcha políticas contra la Memoria Histórica”, resume Vigueras.

“Las víctimas son lo principal para nosotros. Son derechos humanos y debemos trasladar esto a la sociedad”, condensa Matencio. “Hay objetivos comunes y necesitamos ir unidos, que sea un clamor unánime, que todas las asociaciones andaluzas trabajen juntas”, plantea el coordinador del ‘grupo de La Pañoleta’, también presidente de la Plataforma Cordobesa por la Comisión de la Verdad.

El ‘grupo de Málaga’ ya sacó una primera resolución del encuentro inaugural: pedir a la Fiscalía que presente una querella contra Vox por “cometer con sus declaraciones un delito de odio y de apología del franquismo” por aquel “buscadores de huesos” de un diputado de ultraderecha, informa EFE. Y continúan, con la confluencia en mente. “La asamblea de Málaga nombró una comisión organizadora para seguir trabajando en la unidad de acción. Todo lo que sea confluir y unir fuerzas es positivo. Intentamos estar acuerdo en los objetivos”, aseguran.

Etiquetas
Publicado el
28 de marzo de 2019 - 20:19 h

Descubre nuestras apps

stats