La portada de mañana
Acceder
El PP intenta enterrar la investigación judicial de las primarias de Mañueco
Los cuatro nuevos debates que plantea ómicron frente a la pandemia
OPINIÓN | ¡Paguen más!, por Esther Palomera

El Gobierno andaluz deja sin efecto un punto del pacto con Vox: ninguna asociación de Memoria se autofinancia con sus ayudas

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.
  • El documento que desbloquea el Presupuesto 2019 de Andalucía dice que estos colectivos no pueden dedicar "más del 20%" de las subvenciones a pagar alquiler, luz o nóminas

El Gobierno de la Junta de Andalucía reconoce que no existen asociaciones de Memoria Histórica financiadas con dinero público en sus gastos estructurales: alquiler, nóminas, luz... Un extremo que desliza el acuerdo presupuestario firmado por PP, Ciudadanos y Vox. Y que es falso: no hay 'chiringuitos' memorialistas, como señala la extrema derecha.

Las víctimas del franquismo reciben "vigilantes" la continuidad del presupuesto de la Junta para exhumar fosas

Las víctimas del franquismo reciben "vigilantes" la continuidad del presupuesto de la Junta para exhumar fosas

Pero el documento que desbloquea el Presupuesto 2019 dice que los colectivos sociales no podrán "financiar gastos estructurales" en "más del 20%" con estas subvenciones. Una teoría inexacta, como ha reconocido la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, y niegan los propios colectivos sociales ligados a las víctimas del franquismo.

Esta hipótesis es una concesión a la formación de extrema derecha, como admite Del Pozo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno a preguntas de eldiario.es Andalucía. "En el acuerdo que hemos firmado con Vox, ellos han propuesto la posibilidad de evitar de cualquier modo que este tipo de subvenciones fueran a gastos estructurales que pudieran superar el 20% de la subvención", ha declarado.

Un punto "esencial" para Vox es la "supresión rápida" de la Ley de Memoria Histórica que no figura en el acuerdo del presupuesto, pero sí en el firmado con el PP para la investidura. La extrema derecha pretende que la Junta no gaste recursos en los "buscadores de huesos", como dijo el diputado Benito Morillo en el Parlamento Andaluz, escondiéndose tras fosas falsas de franquistas. Y llevarían la liquidación del marco legal a la Comisión de Cultura que preside la parlamentaria que homenajeaba a Primo de Rivera en redes sociales, Ana Gil Román. Al final, el Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos ignora a Vox y pondrá dinero sobre la mesa para Memoria Histórica para exhumaciones y ADN.

Ayudas con requisitos "estrictos"

"Ponemos dinero propio y mucho trabajo voluntario", resumen desde las asociaciones de Memoria. "Están deslizando que sirve para mantener lo que ellos llaman chiringuitos" y es "absolutamente falso", según la Coordinadora Andaluza por la Memoria Histórica. "Es un señalamiento ideológico contra los movimientos sociales", afina Cecilio Gordillo, del grupo de trabajo memorialista de CGT.

La responsable de Cultura desdice por tanto la teoría de los 'chiringuitos' memorialistas. Los requisitos para entrar en la convocatoria anual de ayudas de la Junta son "estrictos", con lo que se hace "muy difícil" que una asociación "pueda financiar sus gastos estructurales" con estas partidas, en palabras de Del Pozo.

"Esto como digo no suele ocurrir porque son proyectos concretos, pero por supuesto es una medida que creo rigurosa que trata precisamente de primar el proyecto por encima de los gastos administrativos y no tengo ningún conveniente en revisar las bases reguladoras para garantizar aún más que ese dinero vaya estrictamente al proyecto que se plantea", ha continuado.

Aunque las ayudas públicas están destinadas a "proyectos todos de investigación, divulgación, estudios, conferencias… la subvención va directamente al proyecto que se presenta", ha subrayado la consejera.

La Junta seguirá abriendo fosas

La realidad de colectivos de derechos humanos no pasa, al menos hasta ahora, por la financiación pública de sus "gastos estructurales". Sí por el reclamo unánime de que el Estado asuma el deber de Memoria que empieza abriendo fosas y cunetas en uno de los países en el mundo con más desaparecidos forzados.

Con más fuerza, piden, en Andalucía, la región de España más castigada por el terror golpista. Y la consejera de Cultura ha reiterado el compromiso en la exhumación de fosas comunes "porque son realmente las cuestiones que consuelan a las familias", ha dicho.

"Esto no es un tema político, ni de partidos, es un tema de humanidad, porque todo el mundo tiene derecho a saber dónde están enterrados sus seres queridos", en palabras de Patricia del Pozo. "Esto no es de PSOE, ni de PP, ni de Vox, ni de nadie, es de humanidad", ha subrayado.

Por este motivo, las partidas destinadas a cuestiones memorialistas quedan prorrogadas en las cuentas regionales. "El presupuesto de Memoria Histórica y Democrática continúa prácticamente igual que el que hemos heredado. Se ha bajado muy poquito. Tenía en 2018 1.724.752 euros y  hemos pasado a 1.605.358 euros", explica la consejera.

"Una cantidad muy alta", entiende, "que hemos mantenido a pesar de que la ejecución en 2018 rozó el 50%", ha criticado Del Pozo. Y en la partida presupuestaria de su departamento "hemos priorizado, tal y como establecimos en el Consejo Andaluz de Memoria Democrática, dos grandes cuestiones: las exhumaciones y la identificación genética".

El ADN, como clave para poner nombres y apellidos a las víctimas del franquismo rescatadas de fosas y cunetas, "ha pasado de cero euros a 363.000 euros" de un año a otro. "Estoy especialmente orgullosa de esta partida, asumida además por todos los partidos políticos en el Parlamento", según la responsable de Cultura. Las víctimas del franquismo reciben "vigilantes" la continuidad del presupuesto de la Junta para exhumar fosas, como ha publicado este periódico.

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2019 - 21:03 h

Descubre nuestras apps

stats