Amparo Marco: “Los superávits y los remanentes son dinero de los impuestos de los ciudadanos y se tienen que quedar en los ayuntamientos”

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco.

La alcaldesa socialista Amparo Marco (Castelló de la Plana, 1968) anunció el pasado 11 de marzo la suspensión de las populares Fiestas de la Magdalena por la crisis de la COVID-19. Tres meses después, y ya de vuelta a una incierta normalidad, la edil encara la elaboración del presupuesto municipal con sus socios de Compromís y de Podem. En esta entrevista con eldiario.es, celebrada en su despacho del Ayuntamiento el pasado martes, Marco reconoce "discrepancias normales" en el equipo tripartito de gobierno y reivindica el papel de los consistorios en la reconstrucción del país tras la pandemia.   

¿Cómo vive una alcaldesa la gestión de una crisis de este calado?

Desde el punto de vista personal es muy complejo porque, como yo soy una persona de riesgo de contagio porque no he parado en todos estos días, pues estaba sola, tuve que confinar a mis dos hijas pequeñas y mi madre, que es una mujer mayor también de riesgo, estaba confinada en su casa. Sin poder darle un beso a mi madre ni abrazarla, ni en los momentos duros y de mucha tensión, no tener un abrazo suyo, cuando los abrazos de las madres son extraordinarios y te lo curan todo. No poder abrazar a mi madre, tener que verla a través de un cristal de la puerta del zaguán de casa, llevarle la compra pero no poder verla. Al final en estos momentos tan duros lo importante es la familia. Llegar a casa y estar sola, no tener a tus hijas y verlas y poder abrazarlas y sentir el beso, es muy complejo.

Complejo pero necesario. Me han permitido estar mañana, tarde y noche dedicada a la ciudad de Castellón leyéndome documentación, estando al pie del cañón de lo que pasaba en nuestra ciudad, acompañando a la UME, yendo a ver el albergue municipal, hablar con la ciudadanía y estar aquí. Los primeros días fueron prácticamente de caos porque te llegaban mil notificaciones, mil decretos que tenías que leer y a veces no daba ni tiempo apenas de leerla. Por otro lado, dedicada casi 24 horas al día durante todos estos meses a la ciudad de Castellón y a estar al pie del cañón preocupándonos de que todo estuviera bien, la limpieza de los centros de mayores, el ayuntamiento y también en nuestro caso se sumaba además un factor adicional que no han vivido otros municipios de fuera de la Comunitat Valenciana, que era la suspensión de las Fiestas de la Magdalena.

La verdad es que he tenido muchísimas reuniones y dedicada en cuerpo y alma al ayuntamiento y a la ciudad de Castellón. Muy difícil y muy complejo porque a veces no teníamos un manual de instrucciones, no tenías una prueba y error para mejorar. Con mucha voluntad, a veces con pocas competencias porque las competencias recayeron todas sobre el Gobierno de España y la Generalitat Valenciana. Hacíamos lo que podíamos, más a veces con voluntad que con presupuesto o con competencia. Pensando siempre en el bien ciudadano que es lo que nos corresponde a los políticos.

¿Cómo va la elaboración de los presupuestos?

No teníamos presupuesto y ahora lo estamos elaborando; me quedan por firmar unos pocos documentos, hoy mismo [el pasado martes] se aprueban los presupuestos del Patronato de Fiestas y del Patronato de Turismo, que son preceptivos antes de aprobar el presupuesto general del ayuntamiento, porque la mayor parte del ingreso de los patronatos viene de una línea directa en los presupuestos del ayuntamiento y hasta que no se cierran las de los patronatos no podemos cerrar la del ayuntamiento.

La crisis sanitaria obligó a cancelar las Fiestas de la Magdalena, que este año celebraban su 75 aniversario. ¿Se han planteado una nueva fecha orientativa?

En esto sí que teníamos una ruta muy clara y en cuanto me llamó el president de la Generalitat yo enseguida lo comuniqué públicamente, tuve una reunión con todos los entes festeros. Lo que hicimos en aquel momento fue aplazarlo sine die. Esto dependía de la situación sanitaria y de la pandemia, no dependía de cuestiones políticas ni tampoco de cuestiones de voluntad del món de la festa porque al final las cosas eran así y hay que sobrellevarlas de la mejor forma posible. Lo aplazamos y ya veremos qué pasa. En aquel momento me comprometí a que no se tomaría ninguna decisión sin hablar previamente con el món de la festa y entonces ya se tomarían las decisiones que se tuvieran que tomar.

Lo aplazamos y, vista la situación y las condiciones sanitarias, la nueva normalidad que ya intuíamos por dónde iba, convoqué otra vez al món de la festa, a los máximos representantes, desde las reinas de las fiestas hasta los pregoners de la Magdalena, a las gaiates, a las colles, a los entes vinculados y a todas las personas que tenían algo que decir y, conjuntamente, tomaron la decisión. La decisión, por unanimidad, fue que las fiestas de la Magdalena 2020 no se iban a celebrar y que ya las celebraríamos en 2021.

El Ayuntamiento de Castelló, a diferencia del de València, suspendió sine die las fiestas. ¿Qué les llevó a tomar esa decisión?suspendió sine die las fiestas

Cuando al principio se nos notificó la situación sanitaria, yo creo que era una decisión de responsabilidad suspenderlas. Reunimos aquí en el salón de plenos a todo el món de la festa, a todos, y todo el mundo veía que era la decisión más adecuada aplazar sine die para ver cómo evolucionaba toda la situación porque nadie, absolutamente nadie, quería poner en riesgo a las personas que queremos, a nuestros amigos, a nuestros familiares, que pueden ser mayores o personas de riesgo. El món de la festa lo entendió perfectamente. En la segunda reunión que tuvimos para ver qué fecha poníamos fue por unanimidad el decir que 2020 se anula y lo hacemos en 2021, cuando corresponda, porque queremos celebrar nuestras fiestas como nos gusta a nosotros, en la calle sin mascarillas, la romería a la que asisten miles de personas. Queríamos celebrar las fiestas como corresponde.

La ciudad de Castellón me ha facilitado muchísimo la labor porque lo ha entendido desde el primer momento y además estoy muy orgullosa de cómo la tomaron. En 2020 hemos tenido la Magdalena alternativa, cantando el pregón desde los balcones, cantando nuestra música tradicional desde los balcones, una cosa alternativa y diferente. La nit màgica en casa, en lugar de una cordà con masclets, pues con los cojines. Cada uno con una imaginación que también es una forma diferente.

Una moción de la oposición aprobada con los votos de Compromís, su principal socio de gobierno, abrió una importante crisis en el ayuntamiento. La portavoz del PP ha dicho que lo único que han podido acordar los partidos del Acord de Fadrell es subirse el suelo un 50%. abrió una importante crisis en el ayuntamiento¿Qué valoración hace usted del primer año?

La portavoz del Partido Popular también se quería subir el sueldo y no un 50% sino bastante más. Si lo que tiene que decir la portavoz del Partido Popular son estas cosas..., cuando además la alcaldesa del Partido Socialista cobra menos que el último alcalde del Partido Popular, eso quiere decir que lo estamos haciendo bastante bien y que estamos gestionando bastante bien esta crisis sanitaria y esta situación que nos ha tocado vivir. Si lo único que tiene que decir para mejorar la ciudad es referirse a las discrepancias internas, cuando no es lo mismo gobernar una ciudad con una mayoría absoluta que con un tripartito en el que hay tres partidos con ideologías diferentes y con sensibilidades diferentes... Es normal que un equipo de gobierno, hasta del mismo color, tenga sus discrepancias y tenga sus opiniones diferentes, y si no que se lo pregunten a ella en el último mandato del Partido Popular, aunque fueran todos del mismo color. No hay que contar el episodio de la llegada a la alcaldía del número dos del PP sino del número cinco.

Antes de ver la paja en ojo ajeno tiene que ver la viga en el propio. Las discrepancias son normales, son más complicadas y complejas cuando estás gobernando un tripartito, evidentemente, pero discrepancias hay hasta dentro de los propios partidos. Las discrepancias son normales, si tienes discrepancias hasta dentro de la familia, ¿cómo no vas a tener discrepancias en un equipo de gobierno formado por quince concejales, cada uno de un padre y una madre, de tres partidos diferentes, con ideologías diferentes y con prioridades diferentes. Lo que sí que le puedo decir es que el Acord de Fadrell, igual que el Pacte del Grau, tiene una prioridad básica, y eso lo tenemos claro los tres partidos, que es la ciudadanía y la ciudad de Castellón. Sólo se tiene que ver todo lo que ha hecho este equipo de gobierno durante estos cinco años que llevamos gobernando en esta ciudad.

¿Qué medidas destacaría?

Solamente por recordar una, somos la ciudad que más ha ejecutado fondos europeos de toda España. Es la ciudad que más fondos europeos ha conseguido para remodelar y mejorar la calidad de vida de la ciudad de Castellón. Por ejemplo, 20,2 millones de euros en fondos EDUSI para un modelo de transición más ecológico y de sostenibilidad medioambiental. O ahora 14,8 millones de euros para cambiar todas las luminarias de la ciudad de Castelló, que supone la bajada de la contaminación lumínica y un ahorro en la factura energética del 50%, Es 1,1 millón de euros, que se dice pronto. La nuestra ha sido elegida por la Comisión Europea la segunda ciudad accesible de Europa. No de España: de Europa.

Hemos entrado dentro de la red Innpulso de innovación y de conocimiento, hemos hecho un evento que nos ha situado en el mapa del turismo, cuando Castellón no estaba en el mapa del turismo, y en dos años ha sido patrocinada por la Unesco, que eso es muy complicado de conseguir. Escala Castelló nos ha situado en el mapa del turismo a nivel nacional e internacional. Hemos gestionado una crisis con una ciudad de 180.000 habitantes y se ha hecho un trabajo inmenso para tratar de superarla y para salir de la crisis económica y estamos todos intentando que tenga el menor impacto en nuestra ciudad. Parece que no vamos por mal camino y así lo dicen algunas encuestas...

La crisis se resolvió con una especie de mesa de resolución de conflictos. ¿Cómo ha funcionado desde su creación?una especie de mesa de resolución de conflictos

Se resolvió con una mesa de consenso, que es el Espai de Consens, y con una comisión de seguimiento del acuerdo. Ahí están los concejales y los asesores trabajando para que haya mayor coordinación entre los grupos. Siempre la coordinación es complicada hasta dentro del propio grupo, lo puedo asegurar. Y, dentro de una situación como ésta, todavía más, en la que no puedes tener reuniones y verte. Está funcionando bien, en esos espacios se abordan las discrepancias. Todo es mejorable como en la vida misma. El problema sería que no aprendiéramos de los errores pero vamos aprendiendo y vamos mejorando. Si nos hacen falta unos mecanismos de coordinación, pues los ponemos en marcha. Va funcionando bien.

¿Se han puesto ustedes de acuerdo con sus socios de Compromís sobre la Junta de Fiestas?

Sobre la Junta de Fiestas hay una comisión que está abordando los estatutos y yo creo que lo importante es abordar la reforma de los estatutos y, desde luego, la reforma de todos los patronatos. Más allá del pincel fino, que yo ahí creo que debería de abordarlo la concejal con el patronato y el món de la festa, hay una parte de pincel grueso que a mi sí que me preocupa más y es que cada uno de los patronatos tiene una normativa diferente, cosa que no tiene absolutamente ningún sentido. Es algo que hemos heredado del Partido Popular.

Cada uno de los patronatos estaba constituido de una forma, a imagen y semejanza de no sé quién, pero no tenía sentido que el gerente tuviera unas competencias diferentes en cada patronato o que cada uno funcionase de una forma. Lo que tiene sentido es que tenga un cuerpo administrativo común y todo un cuerpo organizativo que sí que tiene que ser adaptado a la realidad del deporte, de la fiesta y del turismo. No son los mismos representantes los del turismo que los del deporte.

Sí que es verdad que el cuerpo de derecho administrativo debería de ser el mismo, es decir ¿qué capacidades tiene un gerente?, ¿cómo tiene que ser nombrado un gerente? Cuándo hay una falta, qué faltas hay? ¿Las leves, las graves, las muy graves? ¿Qué sanciones tienen? No puede ser que cada patronato tenga una normativa diferente porque todos los patronatos dependen del Ayuntamiento de Castellón. Son más o menos autónomos pero son entes dependientes del Ayuntamiento de Castellón y ahí sí que se necesita una reforma profunda de todos, no solamente de uno específicamente. Más concretamente en la parte administrativa, yo sí que creo que ahí se tiene que hacer un trabajo común.

Tras aquel desacuerdo se esconde un debate soterrado sobre la participación popular y el modelo de fiestas. ¿Cuál es el modelo que plantean ustedes?

Hay que entender el proceso porque no podemos entender los siguientes pasos en el proceso si no vemos el origen. Esto viene del Congreso de Fiestas que se celebra en el mandato anterior y determina la remodelación y que se cree una comisión, que es la que está abordando el cambio de los estatutos del Patronato. No tiene sentido que cada patronato tenga una estructura diferente. Una cosa es la composición de la participación y otra la cuestión administrativa. Ahí se tiene que hacer una labor: ¿quién va a representar a las gaiates? Pues lo tienen que decidir la gaiates, evidentemente no lo va a decidir el ayuntamiento, eso está claro. Pero hay que entender que esto viene de un proceso que nosotros tuvimos la dificultad de poner en marcha con unos estatutos de un patronato que no era nuestro modelo, que venía heredado del Partido Popular. Tuvimos la valentía de hacer un congreso para abordar la realidad de la fiesta y la remodelación de unos estatutos que no habían sido consensuados con el món de la festa sino que habían sido impuestos al món de la festa, por lo tanto hay todo un proceso de diálogo, de asentamiento y de concreción.

No fue una cuestión sólo de la presidenta, aquí también vino un consejo técnico que decía que no era conveniente en una situación de estar en plena vorágine de cambio de estatutos, convocar una asamblea para elegir un presidente de Junta de Fiestas. ¿Qué sentido tiene elegir a un presidente que iba a tener muy poco tiempo de mandato? No iba a poder ni tan siquiera asentarse ni entender los procedimientos administrativos de contratación de un patronato de Fiestas.

La decisión de la concejal vino avalada por una opinión técnica de dentro de la casa. Aquí las decisiones se toman en base a unos informes y también a un asesoramiento de carácter jurídico por parte de los técnicos del Ayuntamiento de Castellón, y en este caso estoy hablando del secretario de la Junta de Gobierno. Estamos hablando de una de las voces más autorizadas de este ayuntamiento. Luego vino la COVID-19 y ya tuvimos que paralizar absolutamente todo el proceso de los estatutos porque materialmente no podíamos llevarlo a cabo, ya que todos los esfuerzos del equipo de Gobierno en Castellón estaban destinados a que los casos de COVID-19 fueran los mínimos posibles. En estas circunstancias y suspendiendo las Fiestas de la Magdalena o aplazándolas en aquel momento sine die, no tenía sentido abordar todo esto.

La ministra María Jesús Montero dijo en el Congreso que los ayuntamientos deben participar en el “gran pacto por la reconstrucción del país”. ¿Qué opina usted como alcaldesa de Castelló? dijo en el Congreso

Los ayuntamientos ya están en el pacto sin necesidad de firmar ningún pacto porque ya han estado desde el primer momento arrimando el hombro en toda esta crisis sanitaria del coronavirus, poniendo todas las medidas y llegando donde no llegaban otras administraciones. Porque, al final, donde la ciudadanía llama a la puerta es en la administración más cercana al ciudadano, es en el ayuntamiento. No se trata de competencias o no, se trata de dar soluciones a la ciudadanía, tengas o no la competencia, por lo tanto, no es que tenemos que colaborar en un gran pacto, es que ya vamos colaborando sin necesidad de firmar ningún pacto escrito en la reconstrucción de la economía y en tratar de paliar los efectos de la pandemia.

Ayer mismo [el pasado martes] estaba visitando con el president de la Generalitat el hospital de campaña y el director lo reconoció públicamente, al igual que el presidente de la Generalitat: si el hospital ha sido posible, y en tan poco periodo de tiempo, ha sido gracias al Ayuntamiento de Castelló que se puso manos a la obra a ayudar en todo para que estuviera ese hospital de campaña en plenas condiciones en estos momentos. Los bomberos de Castellón han estado ayudando a desinfectar los vehículos con ozono, hemos estado dando servicio y amparo a la UME para que no se tuvieran que desplazar en dependencias municipales. Hemos extremado la limpieza, hemos hecho todo aquello que creíamos que teníamos que hacer por el bien de la ciudadanía, sin necesidad de firmar ningún pacto.

¿A qué debería destinarse el superávit de los ayuntamientos?

Es cierto que hay un debate abierto con el tema de los superávits y los remanentes y yo, como alcaldesa de Castelló y también como voz de muchos otros alcaldes que opinan exactamente igual, pienso que los superávits y los remanentes son dinero de los impuestos de los ciudadanos y se tienen que quedar en los ayuntamientos para aquello que cada ayuntamiento considere más necesario. Los ayuntamientos estamos bajando los tributos municipales para facilitar el relanzamiento de la economía local. ¿Cuáles bajamos? Aquellos que creemos que mejor van a ayudar a las pequeñas empresas y a los pequeños autónomos.

Estamos aumentando la cobertura social, hemos incrementado los menús en casa y las atenciones domiciliarias a personas mayores y personas dependientes, estamos haciendo más contratación para que accedan los que peor lo han pasado en esta situación y que no tienen un lobby de presión a nivel nacional, que son los autónomos y los pequeños empresarios. Los ayuntamientos ya estamos colaborando en ese pacto. El dinero de los impuestos y de los tributos municipales se tiene que quedar en cada uno de los municipios y se tiene que destinar a aquello que las administraciones más cercanas al ciudadano consideran que necesitan sus ciudadanos y ciudadanas.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento anunció que llevará al próximo pleno una moción que pide a Pedro Sánchez que no “confisque” el superávit de Castellón. ¿Qué opina de esta moción? 

Hicimos una enmienda diciendo que en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMPV) se había llegado a un pacto entre todos los alcaldes representados, de todos los signos políticos, en el que se pide al Gobierno de España que los superávits y los remanentes se queden en los ayuntamientos para aquello que los alcaldes y alcaldesas consideren más adecuado, porque son los que están en primera línea de la batalla contra el coronavirus y la situación económica.

La portavoz del PP se negó a firmar ese pacto que ya habíamos firmado todos los alcaldes. Era un documento de consenso que costó mucho de negociar a nivel de la FEMP, un documento que pedía exactamente lo mismo que pedía en su moción y lo que hacía era reforzar la posición del municipalismo a nivel de toda España, y se negó a firmarlo. Nosotros creímos que, habiendo un documento de la FEMP y un consenso a nivel nacional, no es necesario hacer miniconsensos. El documento ya existía, no era necesaria ninguna moción de ningún partido para ponerse una medallita política y tratar de ganar un puñadito de votos con una moción.

¿Se ha abierto algún tipo de investigación interna en la Policía Local a raíz de la muerte del perro Marley? ¿Piensan revisar el protocolo en el caso de los perros potencialmente peligrosos?muerte del perro Marley

Durante esta pandemia, como sí que se permitía sacar a animales de compañía a dar una vuelta, se han incrementado muchísimos en este ayuntamiento las autorizaciones para tenencia de animales peligrosos. Esto quiere decir que había muchos animales peligrosos en esta ciudad que no estaban legalizados, que no estaban regularizados o que el ayuntamiento no tenía ninguna constancia. Y estamos hablando de animales potencialmente peligrosos, no estamos hablando de un animalito de compañía que no tiene ninguna peligrosidad. Yo entiendo que un policía y que el cuerpo de Policía Local de Castelló, cuando saca un arma, es porque ya no tiene más remedio; y lo digo así de claro. Si no, no hay ningún policía, sea policía local, sea guardia civil o policía nacional, con el respeto que se tiene al cuerpo y a la ciudadanía, siendo servidores públicos, no hay ningún agente que desenfunde un arma para matar a ningún animal, sea peligroso o no sea peligroso.

Toda la confianza en el cuerpo de Policía Local de Castelló. Si se abre una investigación o no, será una investigación interna como se hacen otras investigaciones a nivel interno, simplemente por esclarecer lo que ha habido o no ha habido detrás. En este caso creo que no hay ninguna necesidad de ningún informe. Los funcionarios se podrán equivocar, son personas humanas, pero desde luego no ha habido mala fe.

La crisis del coronavirus ha impulsado el uso de la bicicleta en la nueva normalidad y cambios en la movilidad urbana. En Castelló, según un estudio de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, sólo el 1% de los usuarios usa la bici en sus desplazamientos diarios (frente al 57% de los viajes en coche y el 5% en transporte público). En este contexto de nueva normalidad, ¿van a tomar medidas para impulsar el uso de la bicicleta?según un estudio de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad

Llevamos cuatro años tomando medidas y, de hecho, somos la tercera ciudad de toda España con más quilómetros de carriles bici por habitante. Eso es fruto de sensibilidad política y de fondos europeos. Dentro de EDUSI se han hecho muchísimos carriles bici, sobre todo para conectar la ciudad con los barrios periféricos y las zonas industriales donde va muchísima ciudadanía de Castelló a trabajar. Hemos dado ayudas para la compra de bicicletas, hemos potenciado todo el servicio de Bicicas. Vamos en la línea de potenciar la bicicleta como uso alternativo y más en una ciudad llanita como Castelló, en la que podemos ir perfectamente en desplazamientos en bicicleta. Seguiremos incrementando la seguridad del ciclista y del peatón frente al vehículo privado.

Además, también, por dos años seguidos, hemos batido récord en número de usuarios en el transporte público, lo cual dice que las políticas del ayuntamiento no están mal encaminadas porque lo que pretendemos es que la ciudadanía utilice el transporte público y la bicicleta y se deje su vehículo privado en casa. Aunque aquí veníamos de una costumbre, como en muchos otros municipios, de utilizar el coche para absolutamente todo. Nos cuesta mucho dejar el coche porque queremos ir con el coche hasta el punto de destino y, si puede ser, aparcar en la puerta. Poco a poco creo que la ciudadanía va también entendiendo que es necesaria la utilidad del transporte público.

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2020 - 00:22 h

Descubre nuestras apps

stats