La Generalitat Valenciana suprime el toque de queda tras la buena evolución epidemiológica y reabre el ocio nocturno

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig y la consellera de Sanidad anuncian el fin del toque de queda

Se acabó el toque de queda en el territorio valenciano. La Comisión Interdepartamental para la Prevención y Actuación frente a la COVID-19 ha acordado este lunes, tras la celebración de las Fallas, suprimir las restricciones vigentes desde el pasado 17 de agosto. Los buenos datos epidemiológicos, la caída de la incidencia y el impulso de la vacunación han propiciado la reapertura progresiva en el marco de una desescalada prudente, tal como anunció la consellera de Sanitat, Ana Barceló, en una comparecencia en la diputación permanente de las Corts Valencianes.

El territorio valenciano ha pasado de un nivel de alerta 4 al 2. "Todos los indicadores bajan de manera destacada", ha informado el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien ha agradecido el "civismo, la convicción y la solidaridad" que han permitido levantar las restricciones.

Así, desaparece la limitación de la movilidad nocturna (vigente hasta este lunes de 1 a 6 de la madrugada), decae la limitación de reuniones sociales a un máximo de una decena de personas y en la hostelería el máximo de comensales en interiores pasa de seis a ocho (en exteriores a 10 personas). La suspensión del toque de queda también concierne, según ha explicado, a los 14 municipios que presentaban peor situación epidemiológica: "La evolución de todos los datos en la Comunitat Valenciana está claramente a la baja" y el Consell ha optado por "tomar una decisión general". "Si viéramos que se produce algún nuevo punto de inflexión, se reuniría comisión interdepartamental y se tomarían otro tipo de medidas", ha advertido el president.

También reabre el ocio nocturno hasta las 3 de la madrugada (la última copa podrá servirse hasta las 2.30, ha indicado Puig). Eso sí, con el aforo limitado al 50%, sin uso de la barra y sin baile. El horario para el sector de la restauración y la hostelería, por contra, se mantiene como hasta ahora con un tope hasta las 00.30.

Los eventos multitudinarios podrán contar con un máximo de 1.500 personas en interiores y de 3.000 en exteriores. También se amplía el aforo a un 60% en eventos deportivos al aire libre (el president se ha referido específicamente a la Liga de fútbol y a la ACB) con una limitación de 8.000 espectadores. En estadios cerrados, el aforo máximo será del 40% hasta un máximo de 4.000 espectadores.

El nuevo marco normativo se desarrollará en dos fases. Dentro de tres semanas, el próximo 27 de septiembre, la Comisión Interdepartamental para la Prevención y Actuación frente a la COVID-19 evaluará la situación epidemiológica: "Si vemos que continúa la evolución favorable, entraremos en una segunda fase en la que ampliaremos horarios y aforos", ha dicho Puig. El segundo tramo culminaría el 9 d'Octubre, una "fecha clave y simbólica".

Llamamiento a la "minoría" no vacunada

Puig, acompañado por la consellera Ana Barceló, ha sacado pecho por la buena evolución de los datos: la incidencia es tres veces menor (la tercera más baja de España) y, desde hace un mes, el número de personas hospitalizadas por coronavirus ha bajado a la mitad. También ha hecho un llamamiento a la "minoría de la población" que aún no está vacunada y ha aludido al hecho de que la variante delta de la COVID-19 comporta mayor hospitalización. "Vacunaos por vosotros y por los demás, la sociedad valenciana lo necesita", ha afirmado. El president ha recordado que en los hospitales hay "personas jóvenes muriendo por no estar vacunadas".

El president ha agradecido el trabajo de los equipos de vacunación que ha permitido llegar a los 3,6 millones de valencianos en edad de vacunación con la pauta completa. "Hemos vacunado más que la media española y por delante de todos los países europeos de gran tamaño, además de los Estados Unidos, Israel y Japón", ha aseverado Puig, quien ha asegurado que la Comunitat Valenciana "lidera la vacunación a nivel mundial con una actitud cívica ejemplar". En un mes, el 90% de la población en edad de vacunación contará con la pauta completa, ha asegurado.

"Aulas aún más seguras"

El inicio del curso escolar es otro de los grandes retos que afronta el Ejecutivo autonómico valenciano. La mitad de los alumnos de la ESO y de Bachillerato están vacunados y en la comunidad universitaria la inmunización completa está "muy avanzada", abunda Puig.

"Este año las aulas aún serán más seguras, son el rostro más favorable de este periodo de esperanza", ha declarado. Sobre el protocolo de gestión de casos de contagios en el ámbito escolar, la titular del departamento de Sanitat ha explicado que, cuando un alumno mayor de 12 años da positivo, pasa a estar en cuarentena a diferencia de los contactos si cuentan con la pauta completa de vacunación. La consellera Ana Barceló ha informado de que este martes el Consejo de Salud Pública decidirá un "criterio lo más aproximado posible para todas las comunidades autónomas".

Agradecimiento al mundo fallero

Ximo Puig ha abogado por generar la "máxima estabilidad posible a todos los actores sociales y económicos" y ha reiterado la recomendación del uso de la mascarilla en espacios abiertos cuando no se puede mantener la distancia de seguridad. Sobre la insólita celebración de las Fallas, el jefe del Ejecutivo autonómico ha dicho que demuestran que "se pueden organizar eventos, con la esencia y el alma de las Fallas" y ha mostrado su agradecimiento al mundo fallero por su "voluntad de cooperación y de corresponsabilidad".

Así, Puig ha destacado la imagen positiva ante España y ha destacado que no ha habido "disturbios" (concretamente ha utilizado la palabra aldarulls en valenciano) como "en otros lugares". "La sociedad civil organizada es capaz de entender los momentos que estamos viviendo", asegura el president.

Etiquetas
Publicado el
6 de septiembre de 2021 - 14:55 h

Descubre nuestras apps

stats