Instituciones Penitenciarias cesa a la subdirectora de la cárcel de Villena tras su detención por denuncia falsa

La cárcel de Villena en una imagen de archivo

Instituciones Penitenciarias ha cesado a la subdirectora de la cárcel de Villena (Alicante) tras su detención por parte de la Guardia Civil acusada de denuncia falsa y de simulación de delito. Una vez conste la comunicación oficial sobre la situación procesal de la funcionaria, se incoará el correspondiente expediente disciplinario, según ha anunciado la secretaría general de Instituciones Penitenciarias en un comunicado.

La subdirectora destituida ha reconocido que los mensajes amenazantes que denunció haber recibidos se los inventó, según han señalado a Europa Press fuentes de la investigación. Los investigadores de la Guardia Civil dudaron desde el primer momento del relato de funcionaria, quien reconoció la falsedad de unos mensajes que se habían mandado desde otro teléfono ubicado en su domicilio.

La mujer denunció haber sido agredida por cinco encapuchados a la puerta de su domicilio la víspera de su declaración en el marco de una investigación interna por la agresión a un preso que fue registrada por las cámaras de videovigilancia del centro penitenciario. En paralelo, se le ha abierto un expediente disciplinario para determinar las posibles sanciones a la funcionaria, una vez concluyan las diligencias judiciales.

La funcionaria mantiene que sí que fue agredida a la puerta de su domicilio en Benidorm. La ya exsubdirectora de Villena aseguró ayer a la Guardia Civil que falseó las amenazas recibidas en su teléfono porque se sentía presionada y estaba recibiendo críticas por el desempeño de sus funciones. La subdirectora quedó en libertad anoche tras la toma de declaración, según confirmó la Guardia Civil, que añadió que está siendo investigada por los delitos de denuncia falsa y simulación del delito dentro de la 'Operación Silencia', desarrollada por el Equipo Territorial de Policía Judicial de Villena.

La mujer deberá comparecer cuando se lo requiera el Juzgado de Instrucción número 3 de Benidorm que investiga los hechos. La Guardia Civil ha descartado que existiera la agresión de los supuestos cinco encapuchados que, según denunció la subdirectora de la prisión el pasado 3 de septiembre, estaría vinculada a la investigación interna por la agresión a un preso que estaba en el Programa de Atención Integral del Médico Enfermo (PAIME).

La denuncia de la subdirectora de Villena causó consternación en el mundo penitenciario. Según la denuncia de la mujer, los supuestos agresores le habrían dicho “calladita” la víspera de su declaración en el marco de la investigación interna. Instituciones Penitenciarias puso las imágenes en manos de un juzgado que investiga en paralelo los hechos.

Ángel Luis Ortiz, secretario general de Instituciones Penitenciarias, acudió, junto con la subdelegado del Gobierno en Alicante, a una concentración de apoyo a la funcionaria en la entrada de la prisión de Villena. Incluso el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, se solidarizó públicamente con la funcionaria. 

La decisión de destituir a la subdirectora de la prisión de Villena se tomó nada más conocer la detención de la funcionaria, que causó estupefacción en Instituciones Penitenciarias. El ministro Fernnado Grande Marlaska calificó a la subdirectora de la cárcel de Villena de “verdadera funcionaria”. También varios sindicatos de funcionarios de prisiones condenaron la supuesta agresión.

La mujer denunció además haber recibido supuestos mensajes amenazantes por la agresión al preso y que su teléfono móvil había sido robado dentro del centro penitenciario. La funcionaria era la encargada de custodiar los videos de las cámaras de videovigilancia que registraron la reducción del recluso, acaecida el 16 de agosto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats