El PP valenciano se acerca a la extrema derecha y pacta con Vox una iniciativa para “igualar la tauromaquia con las actividades culturales subvencionadas”

Un grupo de diputados del PP charla antes de sentarse en su escaño en las Corts Valencianes.

Que la democracia puede ser destruida desde la propia democracia es una de las paradojas con las que convive el sistema parlamentario liberal. Con la proximidad de las elecciones en la Comunidad de Madrid, región que desde algunos espacios se equipara sociológicamente con España, obviando la complejidad y diversidad territorial, las voces de quienes quieren romper con los consensos del 78 se han alzado y han tenido réplicas. En un momento en el que vuelven a cuestionarse las formas y el fondo de Vox, el foco se ha puesto en el PP, partido que gobierna en varias comunidades con su apoyo, formación a la que se le reclama actuar a la europea: no adoptar posicionamientos contrarios a los derechos humanos o a los principios democráticos.

Apenas un día después de que los partidos de izquierda reclamasen a la derecha democrática no caer en los marcos discursivos de la extrema derecha, el grupo parlamentario popular registraba su primera iniciativa con Vox en el Parlamento valenciano. Mientras la mayoría progresista apela al "cordón democrático"; es decir, aislar a la extrema derecha, que ha vuelto a elevar el tono violento en la campaña electoral de Madrid, el PP valenciano ha decidido ir de la mano con la formación para defender una iniciativa sobre la tauromaquia.

La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ya rechazó este martes vetos que considera "sectarios" y consideró que Vox "es un partido que puede gustar más o menos, igual que Compromís o Podemos", aunque advirtió de la tensión creciente en el sistema político español, a raíz de las amenazas que han recibido numerosos dirigentes políticos, incluida la presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata de su partido, Isabel Díaz Ayuso.

Este miércoles, 24 horas después del llamamiento a "aislar" a partidos "fascistas", los diputados del PP y Vox registraban una iniciativa conjunta en las Corts Valencianes para reclamar que los festejos taurinos reciban las mismas ayudas que otros eventos culturales. La propuesta, registrada este 28 de abril con la firma de la portavoz adjunta del PP Elena Bastidas –que hace apenas dos semanas acercó al parlamento declaraciones de la extrema derecha mediática–, reclama garantizar "la libertad, el derecho y la seguridad" de los asistentes a los festejos taurinos. La iniciativa también insta al Consell a incluir ayudas a los ganaderos de reses bravas para cubrir las pérdidas por la cancelación de los festejos en la Comunitat Valenciana y que la televisión pública valenciana À Punt "incluya, promocione y normalice" en su parrilla contenidos relacionados con la tauromaquia, pese a que en su código ético se compromete a no retransmitir violencia contra los animales.

El partido ultra ya intentó acercar al PP a algunas de sus medidas con propuestas sobre el aborto o el veto parental, que ya trabajaron juntos en gobiernos autonómicos como el de Murcia, pero los populares no suscribieron las iniciativas de forma conjunta. La excepción registrada en las Corts Valencianes es una iniciativa para crear un banco de cerebros –de material neurológico– con el expedientado diputado Vicente Roglá. Ahora, al borde de finalizar la campaña, los populares vuelven a girar hacia la derecha en los márgenes del parlamentarismo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats