Valéncia notifica una multa de 3.000 euros al Puerto por una infracción muy grave al realizar vertidos tóxicos al alcantarillado

Humo procedente de diversos buques del puerto de València

El Ayuntamiento de València ha notificado a la Autoridad Portuaria de València (APV) una multa por importe de 3.000 euros por realizar vertidos prohibidos o incontrolados en la red de saneamiento municipal, lo que según la ordenanza está tipificado como una infracción muy grave.

El Consistorio ha aplicado la cuantía máxima para este tipo de infracciones ante el exceso de límites máximos de los diversos parámetros de ácido sulfhídrico detectados en el alcantarillado, así como por el agravante de peligrosidad, según se desprende de las diversas mediciones realizadas por el servicio del Ciclo Integral del Agua.

La APV recurrió la sanción en primera instancia por un defecto de forma, una alegación que se ha tenido en cuenta parcialmente, pero que solo ha servido para modificar parte del texto justificativo del expediente, no así para evitar la multa. Con todo, la el Puerto tiene ahora otros 10 días para recurrir.

La mencionada Concejalía abrió el mencionado expediente que se tramita en el servicio de Procedimiento Sancionador el pasado mes de abril al comprobar con mediciones realizadas a través de un laboratorio externo que los nieveles de esta sustancia eran de 64 partículas por millón (PPM), casi el triple de lo normal.

La Asociación de Vecinos de Natzaret denunció a principios de abril “nuevas emanaciones de ácido sulfhídrico que sumaban a las ya detectadas entre diciembre y enero procedentes del Puerto, las cuales provocaron el cierre durante 10 días del laboratorio de Sanidad Animal de la Generalitat el pasado mes de marzo”, un extremo que confirmaron fuentes de la Conselleria de Emergencia Climática. De esta forma, se reproducía el incidente que también denunció la entidad el pasado mes de diciembre de 2021.

La Unidad de Análisis de Sanidad Animal, junto al puente de Astilleros, desalojó a su personal y cerró el laboratorio debido al olor a ácido que emanaba del saneamiento procedente de la red de alcantarillado del puerto, gestionada por la propia Autoridad Portuaria de Valencia (APV).

Tras el primer incidente detectado entre diciembre y enero, los técnicos mantuvieron las mediciones de ácido sulfhídrico en las conexiones de alcantarillado del Puerto con la red municipal y el 11 de marzo se detectaron valores por encima de lo recomendado.

Tras detectar el problema, se dio traslado a la APV para que tomara las medidas oportunas y a la conselleria como organismo afectado. El Puerto procedió entonces a hacer una limpieza del último tramo del colector entre su estación de bombeo y la red municipal, con lo que, al menos de forma temporal y por las últimas muestras tomadas, se solucionó el problema.

Con todo, los técnicos del Ciclo Integral siguieron recogiendo muestras a diario para controlar los niveles y se volvieron a detectar nuevos excesos de ácido sulfhídrico en el alcantarillado municipal procedente del Puerto, lo que propieció la apertura del expediente sancionador.

El presidente de la APV, Aurelio Martínez, descartó instalar una depuradora en la red de alcantarillado del Puerto tal y como le recomendó la concejala del Ciclo Integral, Elisa Valía, quien ha instado a sacar los vertidos del recinto portuario con camiones cuba hasta que se solucione el problema de forma definitiva.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats