eldiario.es

9

Córdoba ya tiene nuevos nombres para las calles vinculadas al franquismo

El Ayuntamiento ha aprobado definitivamente este viernes el listado de 12 nuevos nombres con los que pasarán a denominarse las vías públicas vinculadas con el franquismo hasta ahora

Nombres genéricos para las calles que despertaban más debate y la apuesta por aumentar el número de mujeres que dan nombre a las vías, entre los criterios seguidos

El PP propone que los vecinos decidan sobre la eliminación de seis nombres de calles de Córdoba

La calle Cruz Conde, una de las calles propuestas para el cambio

Córdoba ya ha elegido los nuevos nombres para las calles que hasta ahora lucían en una denominación vinculada con el franquismo. Después del acuerdo del Pleno del Ayuntamiento para eliminar esos nombres franquistas y del proceso participativo abierto entre los consejos de distrito de los barrios afectados, la Gerencia Municipal de Urbanismo ha dado luz verde al listado definitivo de los 12 nuevos nombres para otras tantas vías que este viernes ha quedado definitivamente aprobado por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de la capital.

El Consistorio ha querido respetar las propuestas elaboradas por el Consejo del Movimiento Ciudadano, quien después de varios meses propuso un listado con los nombres recogidos entre vecinos y consejos de distrito. También se han respetado los criterios seguidos en ese proceso, como el de dar nombres genéricos y no de personas a las vías en las que más debate se había abierto, además de sumar más nombres de mujeres al callejero cordobés. A esos criterios se suman los dictados por la normativa en Córdoba, como que una vía pública solo puede llevar el nombre de una persona cuando ésta ya haya fallecido.

Así, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, el Ayuntamiento quiere rotular los 12 nuevos nombres antes de que acabe el año, además de eliminar otros dos que, en un caso aparecía solo en el callejero fiscal –calle Francisco Franco, en la barriada de Alcolea- o bien ya no existe el lugar, como la Glorieta de Artilleros.

Cuáles son los nuevos nombres

Pero, ¿quiénes darán nombre ahora a estas 13 calles? En el caso de las tres vías que habían suscitado mayor polémica –el PP se ha opuesto a su eliminación y de cara a las elecciones municipales próximas ya anuncia que si gana la Alcaldía hará una consulta popular para devolverle sus nombres-, se ha evitado elegir nombres de personas que pudieran suscitar simpatías y antipatías. Así, la céntrica calle Cruz Conde pasará a llamarse Foro Romano –rememorando el espacio en época romana en esta zona-, la avenida Conde de Vallellano será a partir de ahora la Avenida del Flamenco y la Plaza de Cañero se llamará De los Derechos Humanos.

También llevarán nombres genéricos otras dos calles: Las Pulidoras, para realzar el trabajo durante décadas de las mujeres en los talleres de la tradicional joyería cordobesa, y el de Avenida de La Letro, nombre popular con el que se nombraba a la fábrica Electromecánicas, durante décadas pilar económico para muchas familias en la ciudad.

María Cerrato, primera mujer veterinaria

En cuanto a los nombres individuales, el nuevo callejero cordobés tendrá cabida para reconocer a la primera mujer veterinaria de España, María Cerrato, quien para matricularse en la carrera tuvo que pedir un permiso especial en 1923 al Ministerio de Instrucción Pública, ya que estaba prohibida esta carrera a mujeres. Para entonces, ya era maestra y estuvo alentada por su padre, también veterinario.

La calle Cronista Rey Díaz, que recurrió la familia, se ha dejado en suspenso hasta que se pronuncie la justicia. De resolverse, la vía será para el librero Rogelio Luque, hombre muy comprometido con la cultura, que fue fusilado el inicio de la Guerra Civil. Luque nació en Priego de Córdoba en 1897 y se estableció en la capital cordobesa con 22 años, donde en compañía de su hermano Rafael fundó la librería Luque, que aún hoy sigue abierta en Córdoba. Fue un gran emprendedor en el mundo literario local y en 1936 fue fusilado por tener libros marxistas en su establecimiento.

Manolo Rubia será otra de las personas que a partir de ahora figuren en el callejero cordobés, homenajeado por el fundador del sindicato CCOO. Junto a él, el párroco Bartolomé Blanco, muy querido en su barrio de Cañero y en la ciudad, tendrá otra calle con su nombre.

Una calle llevará por nombre Ángela Romero de Torres, hermana del célebre pintor cordobés, y otras dos mujeres comprometidas y activistas por las causas sociales y el feminismo durante su vida: Ana Claro y Carmen López.

Homenaje a Hugo Pratt

Y, por último, una pincelada cultural para muchos desconocida. Córdoba tendrá una calle que se llamará Corto Maltés. El autor de este personaje, Hugo Pratt, era de origen veneciano, pero su familia materna eran judíos sefardíes procedentes de Córdoba que huyeron después de la expulsión ordenada por los Reyes Católicos en 1492. El propio Hugo Pratt tenía las llaves de la casa de su familia y tal es el cariño que le tenía a Córdoba que ubicaba la infancia y la adolescencia del personaje de Corto Maltés en la Calleja de la Flores y en la Calle del Pañuelo, ambas en la Judería cordobesa.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha