La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

Un nuevo informe de la UCO afirma que Zaplana blanqueó 4,4 millones en mordidas procedentes de las ITV y el plan eólico

Eduardo Zaplana, en el registro de su casa en Benidorm.

Un nuevo informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil apuntala la investigación abierta por el Juzgado de Instrucción número 8 de València y la Fiscalía Anticorrupción en la que está imputado el expresidente de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana, por el presunto cobro de hasta 11 millones de euros en mordidas procedentes de adjudicaciones vinculadas al Plan Eólico y a la privatización de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), en el marco del 'caso Erial'.

Este tercer informe de la UCO se centra en la fórmula que utilizó el también exministro de Trabajo en la etapa de José María Aznar como presidente del Gobierno para repatriar y blanquear hasta 4,5 millones de euros procedentes de Imision Internacional, una de las empresas pantalla vinculadas a Zaplana a través de las que cobraron las presuntas mordidas.

Según detalla la Guardia Civil en el mencionado documento que ha avanzado el diario El Plural, "la trazabilidad de los fondos ha venido a determinar la existencia de una amplia estructura societaria que habría tenido la finalidad de canalizar, ocultar y poner a disposición de sus beneficiarios finales estos fondos de supuesta procedencia delictiva".

Así, la trama corrupta habría creado una red de empresas con el objetivo de retornar a España y blanquear los mencionados fondos procedentes de Imision y para eso llevaron a cabo diferentes adquisiciones como una casa en la calle de Núñez de Balboa en Madrid valorada en 1,6 millones de euros, la reforma del piso con un coste de 91.250 euros, la compra de electrodomésticos por valor de 21.000 euros y la contratación de la empleada del hogar para ese piso.

Un reloj de 20.000 euros

También se habría hecho efectiva la adquisición de un reloj de 20.000 euros, la adquisición de dos áticos en Altea (Alicante) con un coste de 394.000 euros, así como la compra de un barco de 114.905 euros. Por último, los agentes citan la compra de varias parcelas en la Vila Joiosa (Alicante) por importe de 2,1 millones de euros.

El anterior informe de la UCO del 6 de febrero de 2020, publicado por elDiario.es, se centra en el entramado de empresas creadas en el extranjero para distribuir el dinero procedente de las presuntas mordidas, para su posterior repatriación y blanqueo.

Según ese documento, Fernando Belhot, reconocido testaferro del expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, utilizó un entramado internacional de empresas para repatriar y blanquear más de 11 millones de euros atribuidos al expolítico de Cartagena y sus socios españoles.

La sociedad holandesa de Belhot se llama Natland. Desde ahí, un total de ocho millones de euros pasan por sociedades en países como Panamá, Uruguay, Suiza, Dubái o Austria y se van repatriando a España a través de inversiones, transferencias o directamente en metálico.

En su declaración judicial, Belhot asegura que "más o menos se le entregó a Zaplana en estos 7–8 años 770.000 euros de una cuenta, 615.000 de la otra y 1.040.000 euros de una cuenta en dólares". "Él –en referencia a Zaplana– nunca fue a recibir dinero, el dinero un 90% o 95% de las veces lo recibía su secretaria, la señora Mitsouko Henríquez, porque el tema funcionaba", explica el testaferro uruguayo, que devela que los pagos se realizaban a través de un agente de cambio.

Esos pagos en metálico y otras transferencias se realizaron desde una decena de sociedades, como explica el esquema de la UCO que reprodujo este diario. Desde Natland (Países Bajos) se transfirieron los fondos a la sociedad Desfey (Uruguay), que a su vez repartió el dinero por las empresas Cheer Top Limited (Hong Kong), Belhot González Lerena (Austria), Valcana Enterprises (Suiza–Panamá) y Wepell Corporation (Uruguay). Desde esas sociedades, un agente de cambio entregó dinero en España en metálico y otra parte de los fondos se depositaron en Suiza en una cuenta de Belhot, unos tres millones de euros.

Zaplana niega los hechos

El expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo con el PP, Eduardo Zaplana, señala, tras conocerse el último informe de la Unidad Central Operativa aportado al Juzgado de Instrucción número 8 de València que instruye el caso Erial, que ese atestado es un "nuevo reciclado" del "mismo material" ya "reutilizado" en anteriores documentos, que se basa en "sospechas, conjeturas y presunciones", según han señalado fuentes del entorno del exdirigente 'popular'.

Desde el entorno del exministro ven "destacable" que, tras seis años de investigaciones por la UCO, la Fiscalía Anticorrupción y el Juzgado de Instrucción, "no exista una evidencia directa" de que Zaplana "participara en las transacciones objeto de investigación o fuera el titular de los activos localizados en extranjero".

"Todo ello confirma la certeza de lo manifestado por Zaplana desde el inicio de la instrucción acerca de su absoluta falta de participación en la adjudicación de proyectos del Plan Eólico de la Comunitat Valenciana o de concesiones de ITV, y que ni tiene, ni ha tenido, activos o fondos fuera de España", indican las mismas fuentes.

En esta línea, afirman que Zaplana "no pierde la confianza en que, en algún momento, se le permitirá acreditar esta realidad mediante la práctica de la prueba de descargo que hasta ahora se le ha negado".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats