La portada de mañana
Acceder
El Supremo entierra la vía penal contra los indultos al procés
¿Tras la erupción, qué? La lava puede tardar años en solidificarse
Podcast - La Palma - Lorca, un viaje en el tiempo

Oltra se planta y reprocha a Puig y al conseller de Hacienda la manipulación a última hora del presupuesto de su conselleria

Ximo Puig, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau con el sexto proyecto de presupuestos del Consell del Botànic.

El proceso de elaboración de los presupuestos de la Generalitat Valenciana, tenso por naturaleza, está tejiendo una crisis en el Gobierno valenciano a cuenta de la sección 16, que corresponde a la conselleria que dirige la líder de Compromís, Mónica Oltra. Las desavenencias entre Hacienda, en manos de los socialistas, y la conselleria de Oltra han provocado que la comparecencia de la vicepresidenta, que tradicionalmente es la primera de los integrantes del Consell en desfilar para explicar su presupuesto en la comisión de las Corts Valencianes, se haya pospuesto al próximo viernes. Oltra reprocha al conseller de Hacienda, Vicent Soler, y por extensión al presidente Ximo Puig, que la propuesta aprobada en la Comisión Delegada de Hacienda no es la misma que llegó a la Cámara autonómica. "Estos números no han salido nunca de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, se los han inventado", señalan fuentes de la vicepresidencia.

Durante la semana previa a la comparecencia de los consellers para explicar el presupuesto, el desencuentro entre Hacienda e Igualdad se ha cocinado a fuego lento. El pasado miércoles 28 de octubre Oltra y Soler se reunieron para acordar un tajo de 365 millones de euros en el presupuesto de la sección 16 (Oltra ya había aceptado recortar 36,5 millones de su propuesta inicial). Al día siguiente, jueves, Hacienda pide a Igualdad un nuevo recorte de 125 millones. El viernes, a primera hora de la mañana y a pocos minutos del inicio de la Comisión Delegada de Hacienda, Oltra acepta un recorte de 125 millones más. El representante de Igualdad en la Comisión Delegada advierte de que no hay acuerdo en el presupuesto y lanza la enésima propuesta: un recorte de 270 millones respecto a la propuesta inicial. Tras un receso, Soler celebra por fin que hay un acuerdo que supone un incremento del 19,1% respecto a 2019 para Igualdad.

Ese viernes, el Consell aprueba el presupuesto y, pasado el mediodía, intervienen en rueda de prensa Oltra y Soler. La propuesta de presupuestos de la Generalitat Valenciana, con el detalle por capítulos, se cuelga en la web de Hacienda pero esa misma tarde, el subsecretario de Igualdad advierte que la versión publicada no coincide con la propuesta final de Oltra aprobada en la Comisión Delegada. La sorpresa en el Palau de Valeriola, sede de la vicepresidencia de la Generalitat Valenciana, es mayúscula porque no cuadra ninguno de los capítulos de sus sección. 

Al día siguiente, sábado, ambos departamentos pactan que Hacienda envíe una rectificación oficial al presidente de las Corts, Enric Morera. La carta, firmada digitalmente por el conseller de Hacienda a las 18.17 del sábado, afirma que hay "un error en la distribución de las líneas presupuestarias" que afectan a Igualdad y que sería corregido el lunes. La corrección, según han confirmado fuentes de ambos departamentos, no ha llegado de momento.

Fuentes de la Conselleria de Hacienda defienden que todo el embrollo nace de la negativa de Oltra a presentar una propuesta sin los 21 millones de euros adicionales al tope del presupuesto. Las mismas fuentes explican que el acuerdo final de la Comisión Delegada convertía esos 21 millones en futuras modificaciones de crédito que el departamento de Oltra podría programar a lo largo del ejercicio (este año se han hecho modificaciones de crédito por valor de 115 millones para la Renta Valenciana de Inclusión y de 79 para la dependencia). Así, mantienen fuentes de Hacienda, Soler no ha recibido en ningún momento una propuesta por parte de Oltra que prescindiera de esos 21 millones. Y con el presupuesto aprobado por el Consell en ningún caso se puede modificar la cifra total de ninguna sección.

El proceso de elaboración de los presupuestos es complejo y supone una sobrecarga de trabajo que afecta singularmente a la conselleria que dirige Vicent Soler. El equipo de Soler suele trabajar sin límite de horario cada año por estas fechas y siempre surgen problemas técnicos que se suman a las batallas entre socios del Consell.

Este año, en contraste con ejercicios anteriores, la situación de tensión se ha multiplicado hasta el punto que la vicepresidenta ha optado por comparecer este viernes, cuando tradicionalmente es la primera responsable del Ejecutivo autonómico que desfila por la comisión de las Corts Valencianes. Con once líneas presupuestaria bailando —en un departamento clave que gestiona la dependencia o los centros de mayores, entre otros asuntos— Oltra se ha plantado. La vicepresidenta del Consell se resiste a presentar unas cuentas que, a su juicio, no son las pactadas. Quedan apenas 48 horas para su comparecencia en la cámara autonómica.

Etiquetas
Publicado el
3 de noviembre de 2020 - 22:30 h

Descubre nuestras apps