El Gobierno presupuesta 265 millones en cuatro años para la polémica ampliación del Puerto de València

Dique norte del Puerto de València.

La polémica ampliación del Puerto València ya aparece pintada en los presupuestos generales del Estado que se presentaron este miércoles. El Gobierno ha previsto una partida para los próximos años de 265 millones de euros, pese a las incertidumbres judiciales y políticas que rodean al proyecto, investigado por el Tribunal de Cuentas y por la Fiscalía Anticorrupción, y al que se oponen Podemos y Compromís por la falta de garantías ambientales en plena emergencia climàtica, así como el Ayuntamiento de València, con su alcalde Joan Ribó al frente.

En concreto, los presupuestos prevén una partida de 14,4 millones de euros para el año que viene, 91,2 millones en 2023, 80,7 millones en 2024 y 78,7 millones en 2025 bajo el epígrafe de "obras plan director València", un plan director que incluye la ampliación norte. Según las estimaciones de la Autoridad Portuaria de València (APV), el nuevo muelle que se debe construir con fondos públicos sobre el que se asentaría la futura terminal de contendores costará unos 400 millones de euros.

Las cuentas también prevén una inversión de 34 millones de euros para el año que viene en la entidad València Plataforma Intermodal y Logística, de los que 28,9 millones se destinarían a la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de València, cuya puesta en marcha sigue pendiente de diversas resoluciones judiciales, y 5 millones a la adquisición de nuevo suelo logístico.

En materia ferroviaria, la inversión global en Cercanías será de 183,9 millones, casi 120 más que el presente ejercicio. En concreto, se prevén 4,4 millones para la provincia de Alicante y 179,4 para València.

El Corredor Mediterráneo recibirá 389 millones en diversas actuaciones, incluyendo conexiones a puertos. Solo la línea Vandellós-València recibirá 111,3 millones: 77,3 en Castellón y 34 en València. El Corredor Cantábrico-Mediterráneo recibirá una aportación de 6,3 millones.

Sin embargo, las partidas para el túnel pasante de València y para la doble plataforma València-Castellón se aplazan hasta 2023 y 2024 respectivamente. En el caso del túnel, se incluyen tres millones en 2023; 10 en 2024 y 30 en 2025. En el presupuesto de 2021, estaba previsto que las inversiones comenzaran el año que viene con tres millones, 10 en 2023 y 60 en 2024.

La Comunitat Valenciana recibirá en total 1.208,61 millones de euros de inversiones propias del Estado y se sitúa como la tercera comunidad autónoma con una mayor asignación y un 9,3% del total. La cifra de las cuentas del próximo año es algo mayor que la dotación del actual ejercicio (1.164 millones).

Críticas de Ribó y satisfacción de Gómez

El alcalde de València, Joan Ribó, ha señalado que “de nuevo el Gobierno del Estado presenta unos presupuestos que para València suponen más sombras que luces. Recogen algunas reivindicaciones históricas para la ciudad pero todavía tienen que mejorar en partidas fundamentales como por ejemplo las cercanías o el túnel pasando, y esperamos que se haga desde el diálogo en el trámite de las enmiendas”. En este sentido, hace un llamamiento para que “los compromisos de inversión sean firmes en cuanto a la ejecución de aquello que nos corresponde”.

En el capítulo de infraestructuras y movilidad, el alcalde destaca que la Autoridad Metropolitano de Transporte recibirá 38 millones de euros del contacto programa, al igual que al 2021, “atendiendo a una reivindicación histórica hecha por este Ayuntamiento. Ahora bien, la inversión se mantiene congelada”.

Ribó valora la aparición de una nueva partida de 60 millones de euros para la implantación de experiencias piloto de movilidad para la Comunidad Valenciana. En este sentido, “esperamos que desde la Generalitat se cuente con la ciudad de València y con la EMT para poner en marcha estas experiencias piloto”.

En el capítulo de cultura, el alcalde ha mostrado su decepción porque “continuamos recibiendo limosna”. Así compara la inversión prevista para el IVAM de 400.000 euros con el Reina Sofía para el que el gobierno ha previsto 42 millones de euros, donde lo Thyssen 18,5 millones de euros, el MNAC de Barcelona 2,2 y el MACBA 1,2 millones de euros.

Más precario es el caso del San Pío V que no recibirá ninguna partida del Estado para su funcionamiento interno, mientras que Prado recibirá 55,7 millones de euros. Y en el caso del Palau de les Arts recibirá 1 millón de euros mientras que el Teatro Real 12,2 millones de euros, el Liceo 11 millones y la Maestranza de Sevilla 2,5 millones de euros.

La vicealcaldesa de València y portavoz del grupo municipal socialista, Sandra Gómez, ha destacado que con el proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2022 el Gobierno de España “cumple de nuevo con València” y “atiende reivindicaciones tan importantes como la mejora de las Cercanías o la inversión en el transporte metropolitano”.

En este sentido, ha indicado que el proyecto de PGE “recoge este año los 38 millones para la ATMV, a los que hay que sumar otros 100 millones para movilidad innovadora”. A esta cantidad, habría que añadir adicionalmente 200 millones para financiar infraestructuras, con lo que en total, está previsto que la Comunidad reciba 300 millones para movilidad, en trasferencias del Estado.

“Es un paso muy importante hacia el modelo de movilidad metropolitana por el que apostamos los socialistas”, ha asegurado y ha explicado que ésta debe “incorporarsde en una estrategia global para dar respuesta al transporte de València y el área metropolitana”. “Desde València ya hemos planteado que tanto la Generalitat como el Gobierno de España tienen que a ayudar financieramente a implantar este nuevo modelo”, ha recordado.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2021 - 22:31 h

Descubre nuestras apps

stats