El Valencia CF, obligado a avanzar en el polideportivo de Benicalap para lograr mantener el plan del nuevo estadio

Estado actual del nuevo Mestalla.

“Para el 1 de julio esperamos que la propiedad cumpla con lo que acordamos en la última reunión, nos gustaría que así fuera, y que podamos tener ese proyecto base y de ejecución porque eso significaría que realmente cumplen con lo que dijeron hace unos días que era precisamente que construirán el polideportivo de Benicalap en 2022”.

Así se ha pronunciado en declaraciones a elDiario.es la concejala de Deportes de València, Pilar Bernabé, en relación al paso que debe dar este jueves el Valencia CF con respecto al polideportivo de Benicalap al que el club se comprometió con el barrio para compensar la pérdida de suelo público por la construcción del nuevo estadio, una cuestión que además recoge la Actuación Territorial Estratégica (ATE), el documento que recoge todas las condiciones urbanísicas para posibilitar el traslado de Mestalla a la avenida de las Cortes Valencianas.

El pasado 10 de mayo, Bernabé se reunió con los responsables técnicos del despacho de arquitectos que ha contratado el Valencia CF y con un representante del club para avanzar en el proyecto del polideportivo.

Tras la reunión, la edil confirmó que “la propuesta presentada se ajusta a las necesidades de la ciudad” e instó al club a presentar “el proyecto base y de ejecución antes del 1 de julio que es lo mínimo que se necesita para poder ponerlo en marcha”.

El cumplimiento de este compromiso por parte del club puede ser clave para la decisión final sobre la nulidad, mantenimiento o prórroga de la ATE.

Si el club presenta el proyecto tal y como se comprometió se entendería como un gesto de voluntad para cumplir la nueva hoja de ruta propuesta en su petición de prórroga y para mantener por tanto la ATE mientras el la entidad deportiva vaya cumplimiendo con su nuevo calendario. Si una vez más, no se producen movimientos y el 1 de julio no llega el proyecto de Benicalap, la administración tendrá más argumentos legales para anularla.

De hecho, desde la administración autonómica se observa con atención esta cuestión, puesto que la Conselleria de Economía, previo informe vinculante del departamento de Política Territorial, debe remitir antes del 16 de julio una respuesta oficial a la petición de prórroga del club.

El pasado 16 de abril, el Valencia CF solicitó una prórroga sin aportar garantía alguna en cuanto a la financiación de la operación y fiando los nuevos plazos propuestos a que remita la pandemia y se recupere la economía, con el fin de que las parcelas de la avenida de Aragón se puedan vender a un precio suficiente (unos 120 millones) que permita acometer todo el proyecto.

En el documento que firma el presidente, Anil Murthy, la entidad se compromete a buscar la financiación necesaria para iniciar la construcción del polideportivo de Benicalap en 2022 y finalizarlo en diciembre de 2023, así como retomar las obras del nuevo estadio a mediados de 2024 para culminarlo a mediados de 2026.

Una vez presentada esta petición formal de prórroga ante la Conselleria de Economía, la administración tiene un plazo legal de respuesta al club de hasta tres meses.

Así, Economía emitirá una respuesta basándose en el escrito vinculante de Política Territorial sobre la petición de prórroga, en el informe del Ayuntamiento, que desaconseja ampliar los plazos, salvo que el club ofrezca garantías económicas, y en el documento presentado recientemente sobre la penalidad de 2,3 millones por incumplimiento de la primera fase de la ATE.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats